Publicado: 28.08.2015 22:42 |Actualizado: 29.08.2015 10:18

Mas, seguro de ganar el 27-S, obvia los registros a CDC en el primer acto de precampaña de Junts pel Sí

Miles de personas muestran su apoyo a la candidatura liderada por Raül Romeva en un mitín de inicio de la precampaña para las elecciones catalanas

Publicidad
Media: 3
Votos: 7
Comentarios:
Foto de familia de la plataforma Junts pel sí con los 55.000 assistendes de fondo./ JUNTS PEL SÍ

Foto de familia de la plataforma Junts pel sí con los 55.000 assistendes de fondo./ JUNTS PEL SÍ

BARCELONA.- Las proclamas independentistas y la voluntad de convertir las elecciones del 27 de septiembre en un plebiscito que permita a Catalunya iniciar su camino hacia la consecución de un estado propio han marcado el primer acto multitudinario de Junts pel Sí, la lista encabezada por Raül Romeva pero comprometida a reeditar la presidencia de Artur Mas si gana los comicios. A pesar de que la jornada ha estado marcada políticamente por la operación anticorrupción que ha desarrollado la Guardia Civil en las sedes de CDC y de su fundación, la Catdem, además de en cuatro ayuntamientos, ninguno de los candidatos que ha intervenido ha hecho una mención explícita a la operación, más allá de la referencia al “juego sucio” del Estado expresada por Mas.



En un acto que ha reunido a miles de personas en el Arc de Triomf de Barcelona, el presidente del gobierno catalán y de CDC ha coincidido con Romeva en resaltar el carácter plebiscitario que Junts pel Sí da a los comicios. Mas, número cuatro de la candidatura a pesar de ser el auténtico candidato a la presidencia, ha subrayado que el 27-S “habrá urnas no para sumar votos por el derecho a decidir, sino para ejercer el derecho a decidir de nuestro país”, para añadir que al cerrar las urnas “se contarán los votos del sí [a la independencia] y los del no y lo mejor es que la gente de buena fe se apunte al sí”.

Con el nombre de "la fiesta de los candidatos", el mitín ha servido de inicio de la precampaña y ha congregado a parte de las 55.000 personas que simbólicamente se han convertido en “candidatos” de Junts pel Sí, una forma de mostrar su apoyo a la lista. En un ambiente festivo, constantes gritos de “¡independencia!” y con muchas banderas estelades, Artur Mas ha augurado que “se equivocan” los que dicen “que no ganaremos” y se ha mostrado convencido que “ganaremos y tendremos la mayoría”. El presidente catalán ha destacado que en los últimos tres años han sucedido muchas cosas y ha defendido que “hemos ido con la mano tendida y con espíritu de diálogo y negociación, pero a cambio hemos recibido portazos y nos hemos encontrado con silencios, menosprecios, amenazas y querellas”.

“Insurrección para dejar de ser súbditos”

Romeva, por su parte, ha asegurado que están "haciendo la campaña más decisiva de nuestra historia” y ha opinado que “tenemos los mejores argumentos”. El antiguo dirigente de ICV ha afirmado que Junts pel Sí hará “campaña del diálogo” y que las personas que la apoyan deben dedicarse a convencer a los indecisos que la independencia es el mejor instrumento para tener una “prosperidad” que asegure la “justicia social”. El cabeza lista ha admitido los distintos perfiles que reúne la candidatura, hasta el punto de afirmar que “sólo somos cómplices de una cosa, de la libertad y la democracia”.

Como Mas, ha asegurado que “todos los votos que no sean del sí, serán contados como votos del no”, en una referencia implícita a Catalunya Sí que es Pot, la candidatura que reúne a ICV, EUiA, Podem y Equo, partidaria del derecho a decidir y que incluye a federalistas, confederalistas e independentistas. “Primero debemos decidir que nos queremos gobernar y con la soberanía podremos decidir como se gobierna”, ha dicho un Romeva que ha concluido asegurando que “no queremos tener más soberanía que Dinamarca o Holanda, pero tampoco menos”.

Justo antes de Mas y Romeva ha intervenido Oriol Junqueras, presidente de ERC y número 5 de Junts pel Sí en Barcelona, quién ha defendido “la independencia es el único mecanismo que tenemos la mayoría para garantizar un futuro mejor”. El cantautor Lluís Llach, cabeza de lista de Junts pel Sí en Girona, ha asegurado que Junts pel Sí “es una candidatura de respeto” que quiere “cambiar las relaciones del poder con la ciudadanía”. Para Llach, “estamos haciendo una insurrección democrática y pacífica para poder dejar de ser súbditos. Nosotros decidiremos”.

Los cabezas de lista por Lleida y Tarragona, Josep Maria Forné y Germà Bel, respectivamente, y el presidente de Súmate y número 6 por Barcelona, Eduardo Reyes, han sido otros de los protagonistas de un acto en el que Carme Forcadell, expresidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) se ha encargado del primer discurso político, dirigido claramente a un público ya convencido de su sí a la independencia de Catalunya. “El 27 de septiembre necesitamos dar un mandato claro al mundo, pero recordemos que nosotros quisimos hacer un referéndum. Y ahora no vamos a permitir que lo que no nos dejaron hacerlo nos digan con cuántos votos o con cuántos escaños tenemos que ganar”.