Público
Público

Más víctimas de robo del bebés se unen a la querella argentina contra el franquismo

La jueza argentina María Servini está revisando la documentación entregada y es previsible que la próxima semana emita una resolución con sus decisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Víctimas del robo de bebés se han sumado a la llamada querella argentina contra los crímenes del franquismo para que sus casos sean investigados por la justicia de ese país, después de que en España, según denuncian, estén siendo archivados de manera 'masiva'. Así lo ha explicado este domingo en declaraciones a los periodistas la presidenta de la asociación 'Todos los niños robados son también mis niños', Soledad Luque, una de las querellantes, durante una concentración que las víctimas han realizado en la Puerta del Sol de Madrid.

Este acto, convocado junto con la asociación 'Adelante bebés robados', es el primero de las movilizaciones que van a llevar a cabo durante este nuevo 'curso', entre ellas, una manifestación el próximo 19 de octubre, convocada por SOS Bebés Robados Madrid, a la que se van a sumar la inmensa mayoría de las organizaciones de España.

Luque ha explicado que las querellas por bebés robados forman parte de la llamada querella argentina contra los crímenes del franquismo que instruye la jueza de ese país María Servini. 'Los bebés robados es un área más dentro de la gran querella argentina', ha dicho Luque, quien ha señalado que la suya no es la única, sino que ya hay cinco más en el juzgado y otras tantas a punto de ser presentadas.

Luque ha viajado recientemente a Argentina para declarar ante la jueza en relación a la desaparición de su hermano mellizo en 1965 en la maternidad de O'Donell de Madrid, después de en España fuera archivada su denuncia. 'Los casos en España van mal y lentos y sabemos a través de nuestros socios que la inmensa mayoría de las denuncias están siendo archivadas', ha asegurado Luque.

La jueza argentina está revisando la documentación entregada y es previsible que la próxima semana emita una resolución con sus decisiones, que, según Luque, esperan que sea 'positiva'.

Para los demandantes, uno de los aspectos más importantes es establecer una fecha para realizar declaraciones por videoconferencia, después de que éstas fueran aplazadas el pasado mes de mayo. No obstante, Luque se ha mostrado convencida de que 'se pondrán zancadillas desde aquí para que las videoconferencias no se produzcan', aunque 'representantes de la Cancillería argentina nos han asegurado que no va a haber ningún problema'.