Público
Público

Máster URJC Casado deja en evidencia a Cifuentes y refuerza su perfil como candidato

En 24 horas, el secretario de Comunicación del PP ha atendido a varios medios de comunicación, mostrando distintos documentos; Cifuentes retrasó dos semanas su comparecencia en rueda de prensa, y utilizó documentos que se han demostrado falsos, así como otros sin sello.

Publicidad
Media: 2.78
Votos: 9

El vicesecretario de comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede del partido, donde ha presentado toda la documentación sobre su máster de la Universidad Rey Juan Carlos. EFE/ Fernando Villar

Pablo Casado reconoce que sólo tuvo que cursar cuatro de las 22 asignaturas del Máster en Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos para lograr el título; que nunca asistió a clase, o que compaginó esta actividad con otras tareas que teóricamente requerían de un importante esfuerzo: su escaño como diputado en la Asamblea de Madrid, o la presidencia de Nuevas Generaciones del PP, por ejemplo.

No obstante, y desde que El País publicó las informaciones sobre su máster, Casado ha tardado poco más de 14 horas en organizar un encuentro con periodistas, en el que ha mostrado varios documentos, incluidos los cuatro trabajos por los que logró el título —y que, en extensión, suponen algo más de 90 páginas—.

Su gestión de esta crisis ha contrastado con la forma de proceder de la presidenta de la Comunidad de Madrid, y así lo reconocen incluso entre las filas de los conservadores a Público. No obstante, la mayoría de fuentes consultadas evitan las comparaciones, y prefieren centrarse en elogiar la actuación del vicesecretario de Comunicación del PP.

Sin embargo, las diferencias son evidentes: según el equipo de Casado, el dirigente conservador ha atendido hasta a 20 medios de comunicación distintos en las 24 horas posteriores a la publicación de las informaciones sobre su máster. En su caso, Cifuentes atendió a sólo dos medios escogidos por su equipo —TRECE y Onda Cero—, y esto fue más de 12 horas después de que estallara el escándalo.

Hasta entonces, pasó un día en absoluto silencio, para después remitir documentos sin sello, y otros que, como se ha comprobado a posteriori, sencillamente eran falsos -el acta de entrega de su TFM-. Su trabajo fin de máster sigue sin aparecer, a diferencia del que realizó Casado.

Los medios y la oposición en la Asamblea de Madrid debieron esperar dos semanas para su primera comparecencia en abierto, para encontrarse con algunos cambios en su versión de lo ocurrido. Entre los documentos que entonces facilitó ya no se encontraba el acta falsificada.

Entonces los documentos sí tenían sello, y la presidenta de Madrid se vendía como la víctima de una "cacería", en una clara reedición de la primera estrategia del PP ante el caso Gürtel: "Es una trama contra el PP", dijo en 2009 Mariano Rajoy, rodeado por la plana mayor de su partido. El tiempo y los procesos judiciales desmintieron esta versión, que después daría paso a la doctrina de los casos aislados.

Con todo, y teniendo en cuenta que el nombre de Casado lleva meses sonando como hipotético alcaldable de Madrid, su perfil como candidato sale reforzado, mientras Cifuentes afronta sus momentos más delicados, y en su partido se especula con que no podrá aspirar a revalidar la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

 "Si no se tiene nada que ocultar, no hay problema"

Este martes, en su encuentro con periodistas en la sede de la formación, en la madrileña calle Génova, Casado ha rechazado la comparación entre su caso y el de Cifuentes, pero algunas de sus frases resuenan con intensidad, por el evidente contraste con la gestión de la presidenta de Madrid. "No soy ejemplo de nada", "no soy nadie para juzgar", afirmaba, insistiendo en que es importante dar "todas las explicaciones". "Como te equivocas es mintiendo", afirmaba.

"No hay ningún pantallazo, ninguna irregularidad que nadie haya puesto sobre la mesa", apuntaba este martes. "No hay ninguna acusación formal contra mí". "No ha habido un acceso al registro informático de la Universidad"; "No hay ningún documento que la Universidad diga que es ilegal". Y estas afirmaciones no son extrapolables al caso de Cifuentes.

Otra de las frases con más filo ya la esbozó el lunes, en su primera entrevista tras la publicación de las informaciones sobre su máster, en Onda Cero: "Cuando no se tiene nada que ocultar, no hay problema en explicar nada". Cifuentes, por contra, y más allá de que su TFM siga en paradero desconocido, no ha podido explicar el caso del acta falsificada, ni cuándo y cómo asistió a clase. Casado ha reconocido que no pisó las aulas.

Cifuentes, desautorizada por Génova

En otro orden de cosas, la dirección del Partido Popular decidió entrar en acción este lunes, para pasar a pilotar el proceso de diálogo con Ciudadanos. Que Génova tome el control de estas conversaciones para intentar aplacar a Ciudadanos supone dejar en segundo plano a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

A última hora de este martes, fuentes del PP afirmaban no haber conversado con Cs en esta jornada. Los conservadores quieren que Ciudadanos deje de exigirles la cabeza política de Cifuentes, a cambio de facilitar el funcionamiento de la comisión de investigación en la Asamblea de Madrid que el partido naranja le exigió el sábado, y que desde el PP aceptaron con condiciones.

Levy: "La verdad en política no es un mérito, es un valor"

Por otro lado, el lunes, en entrevista con El Programa de Ana Rosa, la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, reconocía que "sería decepcionante" si se demostrase que Cifuentes "no hubiera dicho la verdad". "La verdad en política no es una cualidad ni un mérito, es un valor fundamental", afirmaba.

Levy realizaba estas declaraciones después de que dos de los presidentes autonómicos del PP con más peso, Alberto Núñez-Feijóo —Galicia—, y Juan Vicente Herrera —Castilla y León—, se alejasen con sus declaraciones de la posición de apoyo incuestionable a la presidenta de Madrid, marcada por el líder del partido, Mariano Rajoy.

El martes, las declaraciones alejadas del discurso oficial continuaban. El consejero de Educación del PP en Castilla y León, Fernando Rey, reconocía que la "posición política" de Cifuentes "se está poniendo cada día más insostenible".