Publicado: 08.01.2016 14:47 |Actualizado: 08.01.2016 16:42

Matas pone su palacete a disposición de la Audiencia de Palma para reparar el daño causado por el 'caso Nóos'

El expresidente balear, acusado de prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias, podría ser condenado a once años. Pretende así reducir la posible pena.

Publicidad
Media: 1.60
Votos: 5
Comentarios:
El expresidente del Govern balear, Jaume Matas, en una foto de archivo. / EFE

El expresidente del Govern balear, Jaume Matas, en una foto de archivo. / EFE

PALMA.- El expresidente del Govern balear Jaume Matas ha puesto hoy a disposición de la Audiencia de Palma su palacete en la ciudad para "reparar el daño causado" en el caso Nóos, por el que podría ser condenado a 11 años de cárcel.

Matas está acusado de los delitos de prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias, presuntamente cometidos por hacer que el Govern balear contratara al Instituto Nóos al margen de la legalidad.

La reparación del daño ha sido una de las condiciones que ha fijado la Fiscalía Anticorrupción de Baleares en anteriores causas de presunta corrupción en las que ha alcanzado acuerdos de conformidad con alguno de los encausados.

El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach pide 11 años de prisión para el expresidente del Govern balear y exministro de Medio Ambiente por beneficiar con unos 2,5 millones de fondos públicos al Instituto Nóos, que presidía Iñaki Urdangarin.

Matas ha registrado hoy un escrito ante la Audiencia de Palma en el que pone a disposición del tribunal la mitad de la vivienda que tiene en propiedad junto a su mujer, una residencia de 597 metros cuadrados de superficie ubicada en la calle Sant Feliu, que fue tasada en 2006 en 2.477.550 euros, según un documento entregado junto al escrito.

"El ofrecimiento implica la voluntad de nuestro representado de reparar el daño causado", según el escrito, en el que Matas expresa su disposición a "llevar a cabo cualquier acto jurídico que sea requerido para que pueda obtenerse la reparación que se pretende sobre el bien que se ofrece".

Matas busca una atenuante ante una eventual condena

Fuentes jurídicas del caso Nóos han confirmado que mediante dicho escrito Matas se ha asegurado una circunstancia atenuante ante una eventual condena en el proceso penal, pero han aclarado que no hay un pacto cerrado con el expresidente.

A partir del lunes, Matas será juzgado por presunta malversación de caudales públicos en concurso con un delito continuado de prevaricación y falsedad en documento público (por lo que piden que sean condenado a 8 años de cárcel), así como por un delito continuado de fraude a la administración (3 años).

El fiscal reclama además 20 años de inhabilitación absoluta y 10 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público para el expresidente, al ser reincidente, porque ya ha cumplido 9 meses de pena de prisión por una condena anterior por corrupción. Además pide que Matas aporte 2.630.086 euros de responsabilidad civil, de forma subsidiaria con otros cuatro acusados.



El escrito de dos páginas, registrado ante la Audiencia solo tres días antes de que comience el juicio del caso Nóos en Palma, va acompañado de documentación que describe las cargas que pesan sobre la propiedad, gravada con un censo, una servidumbre y una hipoteca, y precisa que ninguna de ellas "disminuye su valor". De la hipoteca que pesa sobre el palacete está pendiente el pago una cantidad de 484.552 euros.

La vivienda tiene dos entradas, una por una escalera noble desde un patio central descubierto y otra por la escalera y ascensor general, y cuenta con un balcón que abarca toda la fachada que da a la calle Sant Feliu.

La propiedad fue objeto de dos registros al comienzo de la instrucción del caso Palma Arena, el segundo de los cuales ocasionó un importante revuelo mediático al producirse por orden del juez José Castro un 24 de diciembre, en el año 2009.