Publicado: 29.07.2014 19:49 |Actualizado: 29.07.2014 19:49

Mato, Gallardón y Fernández vuelven a vender su Estatuto de la Víctima sin apenas modificarlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ana Mato, Alberto Ruíz Gallardón y Jorge Fernández Díaz han escenificado este martes en Madrid la llegada del Estatuto de la Víctima del Delito; un proyecto que el Ejecutivo aprobará este viernes en el Consejo de Ministros, y que según Gallardón servirá para reconocer "la dignidad de las víctimas".

Sin embargo, esta una iniciativa ya conocida, presentada en su versión de anteproyecto durante el mes de octubre, sin que apenas se hayan aplicado cambios sobre el estatuto. 

De hecho, Sanidad, Justicia e Interior han remitido una nota de prensa en la que se observan varios copia y pega de la misiva remitida el 25 de octubre de 2013 por el Consejo de Ministros, y que ya anticipaba la inmensa mayoría de las novedeades que introduce este estatuto, que no obstante ha sido bien recibido por varias asociaciones de víctimas, que este martes han podido conversar con los tres ministros.

Ana Bella: "Todo lo que sean medidas de apoyo a las mujeres maltratadas salva vidas"

"Todo lo que sean medidas de apoyo a las mujeres maltratadas salva vidas", defiende Ana Bella, presidenta de la fundación de mujeres víctimas de la violencia machista que lleva su nombre, y que se muesta optimista porque "sea la primera vez que se escucha en un ambiente así a mujeres supervivientes".

"En lo que que respecta a violencia de género, si sumas el Estatuto a la ley protección de mujeres víctimas tienes una herramienta mas poderosa para que denuncien", razona la activista.

El Estatuto incluye un catálogo de derechos con el objetivo de que esas personas no revivan durante el proceso judicial el dolor que padecieron y que estén acompañadas e informadas en todo momento.

Entre los derechos del Estatuto de la Víctima del Delito, éstas podrán recibir información del proceso penal que se sigue contra su agresor, recurrir la libertad condicional y los beneficios penitenciarios que les puedan conceder, así como el sobreseimiento o archivo de la causa aunque no estén personadas en la misma.

Un proyecto que el Gobierno aprobará previsiblemente este viernes en Consejo de Ministros y que este martes han presentado los ministros de Justicia, Interior y Asuntos Sociales, Alberto Ruiz-Gallardón, Jorge Fernández Díaz y Ana Mato, respectivamente.

Impulsado por Justicia, su titular ha querido darlo a conocer con la participación de las presidentas de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco, de la Asociación de víctimas del accidente de Spanair, Pilar Vera, y Ana Bella, al frente del colectivo de mujeres maltratadas con el mismo nombre.

El proyecto incluye yn conjunto de medidas de las que se beneficiarán no solo las víctimas directas de un delito, sino también las indirectas, como los familiares, en caso de fallecimiento o desaparición, entre los que por primera vez se incluirá a los hijos de su pareja si convivían con ella.

El objetivo, ha dicho Ruiz-Gallardón, es reconocer "la dignidad de las víctimas" y regular el trato que les debe dar el Estado, no solo jurídico sino también social, de manera que se evite "una segunda victimización social".

Las víctimas podrán recurrir el archivo o sobreseimiento de los casos aunque no estén personadasEl proyecto prevé estos derechos para las víctimas de delitos de terrorismo, homicidio, lesiones y contra la libertad sexual penados con más de cinco años de cárcel o cuando se trate de hechos que puedan derivar una situación de peligro para la víctima.

De esta forma, el estatuto dota de más derechos procesales y extraprocesales a las víctimas, que podrán recurrir el archivo o sobreseimiento de los casos aunque no estén personadas, y se les proporcionará, si lo desean, información del proceso o adopción de medidas cautelares sobre el encausado.

El ministro de Justicia ha destacado que se trata de un texto nuevo elaborado con la participación activa de las víctimas que "no debe ser solo un mandato del legislador, sino un aldabonazo a la sociedad" que recoja "una modificación del trato a las víctimas de cualquier delito, y a cualquier tipo de víctima".

"Ningún Estado va a poder evitar que existan determinados sufrimientos, pero sí que ese sufrimiento se enquiste y les haga duplicar el dolor que tuvieron cuando se cometió el delito", ha añadido el ministro, antes de dejar claro que si este objetivo se alcanza, la sociedad "no habrá dado un paso pequeño, sino un paso de gigante".

El texto presentado este lunes y que comenzará después del verano su tramitación parlamentaria permitirá a las víctimas recurrir los sobreseimientos, como reivindicaban las asociaciones, en los 20 días siguientes, un plazo muy superior al establecido hasta ahora de tres.

Las declaraciones en sede judicial de las víctimas se reducirán al máximo

También, en respuesta a las asociaciones como la de los afectados por el accidente de Spanair, el Estatuto incluirá la prohibición de que abogados y procuradores se pongan en contacto con las víctimas de catástrofes en el mes siguiente al siniestro, una medida que protegerá, ha dicho Pilar Vera, "de voraces embaucadores que se aprovechan de las tragedias aéreas".

El proyecto reconoce el derecho de la víctima a estar acompañada y a ser informada, si lo desea, sobre la causa abierta por el delito que sufrió, aunque no esté personada.

Para ello, recibirá información de cuándo se celebrará el juicio, se le notificarán las sentencias y los sobreseimientos, así como la adopción de medidas cautelares y de libertad del encausado, siempre y cuando lo solicite previamente y exista una situación de peligro.

Las declaraciones en sede judicial de las víctimas se reducirán al máximo y durante el juicio se evitarán preguntas innecesarias y el contacto visual con el infractor, al tiempo que los menores y personas con discapacidad tendrán especiales medidas de protección, como la posibilidad de grabar su testimonio de cara a evitar hacerlo en persona.