Publicado: 14.01.2014 07:51 |Actualizado: 14.01.2014 07:51

La mayoría absoluta del PP vetará otra vez el control parlamentario al Gobierno

PSOE, Izquierda Plural y otros grupos piden hoy la comparecencia de 11 ministros y tres plenos extraordinarios para que expliquen asuntos como la nueva ley de aborto, la subida de la luz o el caso Blesa en Caja Madrid.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mayoría absoluta del PP en el Congreso de los Diputados permitirá que el Gobierno esté casi dos meses sin someterse al control del parlamento. El grupo parlamentario popular que respalda al Ejecutivo que preside Mariano Rajoy aprovechará el periodo de vacaciones parlamentarias para que los miembros del Gobierno y su propio presidente den explicaciones en sede parlamentaria sobre los asuntos más polémicos que protagonizan el debate político y social, entre ellos el anteproyecto de ley que pretende cambiar la actual legislación sobre el aborto.

El grupo popular rechazará en la reunión que celebrará este martes la Diputación Permanente -órgano que sustituye al pleno fuera de los periodos ordinarios de sesiones- todas las peticiones de comparecencia de ministros solicitadas por los grupos parlamentarios socialista, Izquierda Plural -integrada por IU, ICV y CHA-, el mixto y los de CiU y PNV, según han explicado a Público fuentes parlamentarias. Los grupos de la oposición, principalmente el socialista, desean que comparezcan hasta 11 miembros del Gobierno en sus correspondientes comisiones parlamentarias.

Todas las comparecencias se argumentan para que expliquen a la cámara -que lleva suspendidas sus sesiones ordinarias desde el pasado día 19 de diciembre- diversos asuntos que han desatado la polémica política y social en las últimas semanas. La atención de los socialistas y de Izquierda Plural se concentra en el anunciado anteproyecto de ley elaborado por el departamento de Justicia que dirige el ministro Alberto Ruiz-Gallardón y que lleva el respaldo del propio presidente Rajoy.

Los socialistas han concentrado en este punto su ofensiva: piden no solo la presencia del ministro de Justicia en la comisión homóloga de la Cámara baja sino también la de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que presidió la reunión del Consejo de Ministros que dio luz verde al polémico anteproyecto, en la comisión Constitucional, y de la titular del departamento de Sanidad, Ana Mato, como responsable de la sanidad pública, ante las comisiones de Sanidad e Igualdad. Con toda seguridad el PP rechazará todas estas comparecencias.

Además, el PSOE también pide la celebración de un pleno extraordinario del Congreso para debatir como único punto del orden del día una proposición no de ley de su grupo parlamentario para instar al Gobierno a que retire su iniciativa legislativa. El resultado de este planteamiento será el mismo que el de las comparecencias: rechazo en toda regla.

Aparte del aborto, la oposición pide también las comparecencias de otros ocho ministros para explicar no pocos asuntos relativos a sus departamentos. Desde el titular de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, por la subida de la luz y la polémica de la subasta en el sistema eléctrico, hasta el responsable de Interior, Jorge Fernández, para detallar los aspectos más polémicos de la ley de Seguridad Ciudadana. También se pide a los titulares de Empleo, Fátima Báñez, sobre la congelación del salario mínimo interprofesional; Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre el déficit público; Fomento, Ana Pastor, por el fiasco den torno a la construcción del canal de Panamá en manos de la empresa española Sacyr; o los titulares de las carteras de Defensa y Agricultura.

Aparte del aborto, la oposición pide también las comparecencias de otros ocho ministros

Fuentes parlamentarias reconocen que hasta el momento tan solo el ministro Soria manifestó su deseo de comparecer a petición propia ante la comisión de Industria de la Cámara baja para explicar la polémica desatada a finales de año en torno a la fijación de las nuevas tarifas de la energía eléctrica para este primer trimestre de 2014. "Pero ni siquiera en este caso el grupo popular dará su visto bueno a la reclamación de la oposición con el argumento de que el propio ministro ya ha manifestado su voluntad de hacerlo motu proprio"·, explican las citadas fuentes.

La oposición, en concreto los socialistas, quieren que la Diputación Permanente autorice también la celebración de un pleno de la Cámara baja durante el mes de enero dedicado exclusivamente a una sesión de control al Gobierno, con preguntas incluso dirigidas al presidente Rajoy. Los populares rechazarán también esta petición. De esta forma, Rajoy y el resto de sus ministros estarán prácticamente dos meses sin tener que responder en sede parlamentaria. En concreto, desde el pasado día 18 de diciembre hasta el próximo 12 de febrero cuando se celebrará la primera sesión de control del nuevo periodo de sesiones.

Los periodos hábiles para la actividad parlamentaria - marcados incluso en la propia Constitución - van desde febrero a junio y desde septiembre a diciembre, lo cual excluye actividad ordinaria en ambas cámaras en los meses de enero, julio y agosto. Sin embargo, si existe la voluntad política, pueden habilitarse estos meses para celebrar plenos, con carácter extraordinario, y reuniones de las comisiones parlamentarias. Hay numerosos precedentes. De hecho, los días 22 y 23 de enero se celebrará un pleno extraordinario del Congreso de los diputados para que el presidente Rajoy de cuenta a la cámara de los resultados del Consejo Europeo celebrado los pasados días 19 y 20 de diciembre en Bruselas; también para convalidar unos decretos promulgados por el Ejecutivo. Nada más.