Publicado: 21.05.2011 01:40 |Actualizado: 12.05.2016 14:29

La mecha de Sol prende de Valencia a Tokio

Las ocupaciones, manifestaciones y caceroladas se extienden por toda España y los cinco continentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
"Salvar a la banca"Los acampados en la Plaza Mayor de Gijón hicieron ayer una colecta simbólica para "salvar a los bancos", a los que identifican como culpables de la crisis.

MADRID.- Cinco días después de que centenares de indignados acamparan en el kilómetro cero de la carreteras españolas, en la madrileña Puerta del Sol, sus protestas siguen expandiéndose por todo el país. Ya son 163, según los convocantes, las localidades españolas en las que se han levantado o se van a levantar campamentos y decenas de miles las personas que expresan su "hartazgo" ante la crisis económica y el sistema político. 



Ahora, el 15-M se advierte ya como un movimiento que traspasa fronteras. Y los residentes en el exterior, esencialmente estudiantes Erasmus, se han convertido en sus principales embajadores.

PAÍS VALENCIÁ: Ocupaciones pacíficas

En Valencia, el centro de las protestas se ha instalado en la acampada de la Plaza del Ayuntamiento, rebautizada por los indignados como "Plaça del quinze de maig". Ayer por la mañana, unas doscientas personas lograron entrar a la sede central del Banco de Valencia, donde protagonizaron una sentada. Intentaron acceder también a las oficinas del Santander y del BBVA, pero las puertas estaban cerradas. En ningún caso se registraron incidentes. "Se ha insistido en que todo sea pacífico, pero si nos echan volveremos", comentaba Laïla Lakkis, de la comisión de comunicación de la acampada. Durante la tarde, un millar depersonas participaron en diversas actividades.

CATALUNYA: El ágora de Barcelona

Tahir, Islandia y Palestina. Con estos nombres han sido bautizados los tres espacios en que se ha subdividido la Plaza de Catalunya, que ayer volvió a ser el ágora de Barcelona. Centenares de personas se agolparon alrededor del economista Arcadi Oliveres, presidente de Justícia i Pau, que impartió una ponencia sobre las consecuencias de la crisis. Según los organizadores, se mantienen las acampadas de Tarragona, Lleida y Girona.

ANDALUCÍA: 4.000 en Sevilla

Miles de andaluces tomaron ayer las plazas y calles para expresar su indignación ante la falta de respuesta política, económica y sindical a una crisis económica que ha frustrado sus expectativas laborales. A lo largo y ancho de la comunidad se escucharon los ya clásicos lemas "lo llaman democracia, pero no lo es" y "lo llaman botellón, es la revolución". Las concentraciones más multitudinarias tuvieron lugar en Sevilla, con más de 4.000 personas, Granada y Málaga.

EUSKADI: De Arriaga al Bulevar

Cerca de un centenar de jóvenes permanecían ayer concentrados en la plaza Arriaga de Bilbao con la intención de mantener la protesta hoy y el domingo, pese a la prohibición de la Junta Electoral Central. Vendetta Bilbao llamó a la ciudadanía a salir a la calle hoy para "desafiar la pasividad" con "banderas, carteles, pegatinas o instrumentos". En San Sebastián, la acampada es en el kiosco del bulevar.

GALICIA: Miles en el Obradoiro

Los miles de jóvenes acampados en la compostelana Praza do Obradoiro señalaron que no celebrarán "ningún tipo de manifestación en apoyo a ningún partido" durante la jornada de reflexión. Los indignados concentrados en las principales ciudades gallegas han acordado permanecer en sus lugares de protesta, al menos, hasta el domingo.

ARAGÓN: Cacerolada

Los miembros de la acampada de Zaragoza organizaron una cacerolada en la media noche de ayer, cuando comenzó la prohibición de la Junta Electoral Central. Durante la tarde, habían organizado una asamblea y otras actividades como un concierto y talleres de desobediencia civil y resistencia activa. El jueves hubo concentraciones en Jaca y Huesca y, ayer, en Teruel.

EUROPA: Bruselas, protagonista

En Bruselas, alrededor de 500 personas se reunieron frente a la embajada de España. La prensa belga ha seguido la evolución de las concentraciones y destaca tanto su base horizontal y falta de padrinazgo político como la influencia de otras protestas recientes. "La bandera egipcia ha eclipsado la estatua ecuestre del rey Carlos III", aseguró el diario Le Soir en su edición del jueves. Según su análisis, "el viento nuevo venido de Oriente sopla en España" de la mano de los jóvenes.

En Italia, a los indignados españoles les salió una nueva denominación ayer en los medios de ese país: los grillini, en referencia a los miembros del Movimiento Cinco Estrellas organizado por el cómico Beppe Grillo y que, a través de listas ciudadanas y una gran red entorno a internet, cosechó muy buenos resultados en las elecciones municipales que se celebraron en Italia la semana pasada. Lo que si acaparó portadas en las ediciones digitales fueron las manifestaciones de la #italianrevolution que celebraron estudiantes Erasmus españoles e italianos en 16 ciudades por todo el país.

En Berlín el movimiento 15-M toma cada vez más fuerza. Los mismos varios centenares de personas que se congregaron el jueves al mediodía frente a la embajada española, volvieron a despegar ayer sus pancartas en el centro de la capital. La finalidad: decidir en asamblea los detalles para la manifestación convocada para la jornada de reflexión en la emblemática Puerta de Brandeburgo.

En Portugal, jóvenes españoles y portugueses pasaron la noche del jueves en las inmediaciones de la Embajada y consulado de España, en Lisboa. Toda la prensa lusa destaca las manifestaciones en España, haciendo especial hincapié en que estas se han inspirado en el movimiento Geração à Rasca de Portugal, inicialmente formado por jóvenes con futuro profesional incierto, pero al que se han unido personas de todas las edades.

Además, en otras capitales europeas como París, Ámsterdam, Budapest, Praga, Varsovia o Viena también se organizaron concentraciones antes las embajadas de España o en lugares emblemáticos de esas ciudades.

AMÉRICA LATINA: De México a Buenos Aires

Alrededor de cien españoles se concentraron el jueves en la Plaza de Mayo de Buenos Aires para apoyar el movimiento de los indignados. Para ayer estaba prevista otra manifestación, pero esta vez frente a la embajada española. Los medios argentinos siguen cada vez con más atención las protestas en España y son frecuentes las comparaciones con las movilizaciones de 2001 en Argentina.

Los españoles residentes en México también se sumaron a la indignación de sus compatriotas con una acampada hoy de seis horas delante de la embajada de España. Además, denuncian el "robo" de su voto por la mala gestión de los sufragios por correo, que ha dejado a centenares de españoles sin poder votar mañana.

En Bogotá, varios centenares de personas se congregaron ante la Embajada de España en esa ciudad, en su mayoría miembros de las numerosas ONG que trabajan en Colombia y personal de instituciones como la cooperación española. Los manifestantes lucían pegatinas con el eslogan "precarios del mundo a las embajadas".

RESTO DEL MUNDO: Tres nuevos continentes

Aunque menos numerosas, también se convocaron concentraciones ayer en Marruecos e Israel. A Tokio y Sidney, la solidaridad llegará hoy.