Publicado: 11.10.2016 20:47 |Actualizado: 11.10.2016 23:30

Medio centenar de ayuntamientos catalanes abrirán sus puertas en un 12-O marcado por un auto judicial

La prohibición a que el consistorio de Badalona abra sus puertas marca políticamente una jornada en la que no se prevén concurridas movilizaciones a favor de la unidad de España

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
Banderas recogidas en el balcón del Ayuntamiento de Banyoles.

Banderas recogidas en el balcón del Ayuntamiento de Banyoles.

BARCELONA.- Si no fuera por la decisión de un juez de prohibir al Ayuntamiento de Badalona abrir sus puertas, muy probablemente la celebración de este 12 de octubre hubiera pasado políticamente desapercibido en Catalunya. No había prevista ninguna gran movilización en favor de la unidad de España -se habían convocado tres actos en Barcelona, uno de los cuales se ha suspendido- y todo apuntaba a que la jornada sería de baja intensidad, pero un auto judicial ha variado el panorama. Y, de paso, ha activado una cierta movilización independentista. De momento, virtual y a través de las redes sociales, a la espera de comprobar si el miércoles se convierte también en física, ya que se ha convocado una concentración ante las oficinas municipales del consistorio de la tercera ciudad catalana, con el lema “abrimos el ayuntamiento”. Pero más allá de Badalona, hay numerosos consistorios catalanes que abrirán sus puertas durante la fiesta nacional española.



La noticia ha saltado hacia el mediodía, cuando el titular del juzgado contencioso número 14 de Barcelona ha comunicado que adoptaba las medidas solicitadas por la Delegación del Gobierno estatal. El auto del juez, contra el que no se ponía interponer recurso, suspende cautelarmente la efectividad de cualquier actuación administrativa del consistorio de Badalona “que tenga por objeto o finalidad la apertura de sus locales y dependencias, al público o a los empleados públicos de él dependiente, durante el día 12 de octubre de 2016”. El juez argumenta que abrir las oficinas municipales conllevaría un “perjuicio irreparable” al interés general o colectivo.

Unas horas más tarde, ha llegado la respuesta del gobierno de Badalona, formado por Guanyem Badalona en Comú -una confluencia que incluye a la CUP y a Podem-, ERC e ICV-EUiA. Según el tercer teniente de alcalde, José Téllez, la decisión del juez supone “un golpe de Estado a la autonomía local”, mientras que el primer teniente de alcaldía -y hoy alcalde accidental-, Oriol Lladó, ha asegurado que la decisión judicial se ha realizado de forma deliberada a última hora para dificultar la respuesta del Ayuntamiento. "En ningún caso queríamos ni queremos poner a ningún trabajador municipal en una situación complicada", ha apuntado Lladó. En cualquier caso, los cargos electos del gobierno sí que atenderán a los ciudadanos ante las dependencias municipales desde las 8 hasta las 14 horas del 12 de octubre.

Pese a que la Delegación del Gobierno español, que encabeza María de los Llanos de Luna, ha centrado su atención en Badalona, la realidad es que hay decenas de ayuntamientos catalanes que mantendrán una notable actividad durante el 12-O. La mayoría de ellos, eso sí, corresponden a municipios de menos de 5.000 habitantes. Entre los consistorios que abrirán sus puertas se encuentran los que gobierna la CUP, algunos en manos de ERC e incluso uno dirigido por la antigua CiU. Los de la CUP son la Vilella Alta (Tarragona), Celrà y Viladamat (Girona), Capellades y Navàs (Barcelona) y Sort y Soriguera (Lleida), entre otros. En otros casos, como en Berga -la principal alcaldía de la formación anticapitalista- los cargos electos trabajarán y habrá una mínima actividad municipal, ya que una quincena de trabajadores también han optado por realizar una jornada laboral. Entre los gobernados por ERC están Linyola, Torremaleu, la Fuliola y Almenar, en Lleida; y Santa Martí de Tous, Viladrau y Oló, en Barcelona.

División de los movimientos favorables a la unidad de España

Los últimos años, la actividad política del 12-O se había centrado en gran parte en las movilizaciones en defensa de la unidad de España, capitalizadas sobre todo por la entidad Societat Civil Catalana (SCC) y que contaban con una notable asistencia de dirigentes del PP y Ciudadanos. Con todo, nunca llegaron a llenar toda la plaza Catalunya de Barcelona. Pero en esta ocasión, ni tan siquiera se dará este escenario, ya que la entidad ha decidido aplazar su acto en Nou Barris hasta el sábado, con el argumento del riesgo de lluvia. En cualquier caso, SCC había decidido impulsar una convocatoria en solitario, mientras que en años anteriores -sobre todo en 2014- participó en actos conjuntos junto a otras entidades, algunas de las cuáles de extrema derecha.

Los actos que sí se mantienen en la capital catalana son la manifestación ultraderechista de cada año en Montjuïc, en la que esta vez participarán Democracia Nacional, la Falange de las JONS y el Movimiento Católico Español (MCE), y una manifestación que saldrá a las 11h del Paseo de Gracia. La movilización está convocada por el Comité Organizador de la Fiesta Nacional de España y la Hispanidad en Barcelona, encabezado por Somatemps y Espanya i Catalans. También como cada 12 de octubre, hay convocada una manifestación antifascista -en la confluencia de la Gran Vía con Paseo de Gracia-, y diversos actos de rechazo a la Fiesta de la Hispanidad de colectivos de migrantes y anticolonialistas. Sólo en Barcelona hay una movilización de este tipo por la mañana y otra por la tarde.

Los ayuntamientos que abrirán el 12 de octubre pese a la fiesta