Publicado: 15.11.2016 23:38 |Actualizado: 15.11.2016 23:39

"El mejor instrumento para tener seguridad no es la opacidad, sino la transparencia"

La fiscal de la Audiencia Nacional, acompañada por expertos en transparencia, piden al Gobierno que abra las cortinas en el Ministerio de Defensa

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
La fiscal de la Audiencia Nacional, Dolores Delgado, en un una imagen de archivo. EFE/Mariscal

La fiscal de la Audiencia Nacional, Dolores Delgado, en un una imagen de archivo. EFE/Mariscal

@CdelCastilloM

MADRID.- Una mayor transparencia en las Fuerzas Armadas y en el ámbito de la seguridad española es fundamental para que la ciudadanía pueda conocer y fiscalizar el trabajo de este cuerpo, pero también para evitar que la corrupción quede oculta en sus filas. Así lo han concluido la fiscal contra el terrorismo yihadista de la Audiencia Nacional, Dolores Delgado, el presidente del capítulo español de Transparencia Internacional, Jesús Lizcano o el codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria Jesús Núñez, reunidos en un debate sobre Transparencia y Seguridad celebrado este martes.

"¿La opacidad es el mejor instrumento para tener seguridad? Todo lo contrario, necesitamos transparencia, necesitamos derechos humanos", ha afirmado Delgado en el acto. Éste ha sido organizado por el Foro Milicia y Democracia, heredero de la Unión Militar Democrática y cuya presidencia de honor ocupa uno de sus miembros fundadores, Luis Otero. "La opacidad trae recorte de libertades", ha aseverado la fiscal de la Audiencia.

"La propaganda pone a los soldados con un niño en las manos, apagando un fuego, o con un fonendoscopio al cuello, cualquier cosa menos la esencia de las tareas de unas Fuerzas Armadas"

Una opacidad de la que muchas veces ha sido acusado el Ministerio de Defensa, tanto en su planificación estratégica como en su cuenta de gastos. La propia ONG Transparencia Internacional lo refleja en su informe sobre España, en el que denuncia que el Congreso "no juega un papel importante en lo referente a la Directiva Nacional de Defensa", ya que "no participa en la elaboración, aprobación o ratificación".

El presidente del capítulo español de la organización ha detallado cómo engaña el Gobierno a los ciudadanos en cuanto al presupuesto de Defensa, totalizando unos gastos que terminan siendo muy superiores: "No se detallan los importantes gastos militares ni los fondos utilizados de forma extrapresupuestaria. Incluso, estos son incluidos en los presupuestos de otros ministerios como Industria, Economía, Educación o Exteriores. Hay que hacer cuentas satélite, como las llamamos los economistas, para saber todo lo que se gasta", ha explicado el también catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid.

"Además, existe una diferencia de un 14% de media entre la proyección de los presupuestos y su ejecución, llegando a un 30% en ciertos años", ha continuado Lizcano, que ha pedido al Gobierno que facilite que los ciudadanos puedan revisar los presupuestos de Defensa con un detalle del gasto verídico.

El personal, foco de riesgo

El otro gran agujero detectado por Transparencia Internacional en su informe es el personal de las Fuerzas Armadas, donde destaca que "España aún no ha realizado ninguna evaluación exhaustiva de los riesgos de corrupción en el Ejército", por lo que ve "imprescindible proporcionar formación al personal militar y altos mandos".

"Con ello se garantizará un personal crítico e independiente preparado para vigilar y advertir de lo ocurrido durante las misiones, especialmente aquellas de paz y en la contratación, donde se hallan las mayores tasas de corrupción en el sistema de Defensa", concluye la organización, que señala como nota positiva las denuncias del ex teniente Luis Gonzalo Segura, "que incrementó la preocupación en la sociedad española referente a la gestión de esta institución".



"Hemos tenido muy pocos militares sin miedo al micrófono"

En el acto organizado por FMD, que dirige el general del Aire en la reserva Julio Rodríguez, también ha habido espacio para la reflexión sobre la la relación entre las Fuerzas Armadas y el resto de la sociedad. Así, el codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, Jesús Núñez, ha destacado durante mucho tiempo el Ejército se ha publicitado cómo algo que no es: "Ponían a los soldados con un niño en las manos, apagando un fuego, o con un fonendoscopio al cuello, cualquier cosa menos la esencia de las tareas de unas Fuerzas Armadas".

"España es un país que nunca ha desarrollado abiertamente un debate sobre la Defensa, qué tipo de Fuerzas Armadas necesitamos, si es que necesitamos algunas, qué tipo de prioridades geoestratégicas tenemos... Y que ese debate pueda dar como resultado un esfuerzo en Defensa que sea compartido por la opinión pública", ha continuado. Para Núñez, mientras ese debate social no se produzca y las Fuerzas Armadas sigan siendo una de las Instituciones mejor valoradas, "estaremos haciendo trampas".