Público
Público

Memoria Histórica El Defensor del Pueblo se niega a tramitar la queja de las víctimas de la dictadura contra Ana Pastor

Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) denunció en julio ante la institución a la Presidenta del Congreso por dirigirse a las víctimas de ETA y olvidar a las del franquismo durante el acto conmemorativo del 40 Aniversario de las primeras elecciones democráticas.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5
Comentarios:

Ana Pastor durante su discurso en el acto de celebración del 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas. EFE

La Oficina del Defensor del Pueblo ha rechazado la queja de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) contra la presidenta del Congreso, Ana Pastor. La asociación denunció a principios de julio la actuación de la presidenta en el Congreso de los Diputados cuando en el 40 Aniversario de las primeras elecciones democráticas del 1977, el pasado 28 de junio, Pastor citó el papel de las víctimas de ETA durante de la democrácia, obviando por completo a las víctimas de la dictadura.

En un comunicado de la ARMH, explican que Defensor del Pueblo les transmitió en su respuesta que ellos no cuentan con las competencias suficientes para supervisar nada a la presidenta del Congreso, porque no forma parte de la "administración pública". "El ámbito de competencias atribuido al Defensor del Pueblo excluye la supervisión de las Cortes Generales, por ser ambas Cámaras precisamente la autoridad de la cual el Defensor del Pueblo es Alto Comisionado”, continúa su alegato.

Desde la ARMH, insisten en recordar que a la presidenta del Congreso, la cuarta "autoridad" en el orden de precedencia del Estado, se la financia con dinero público y que, por esto mismo, debe responder por sus actos como cualquier otra.

El Defensor del Pueblo afirma que no es de su competencia supervisar a la presidenta del Congreso

Emilio Silva, el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, apunta que su queja es en contra al discurso "parcial" de la presidenta en este evento conmemorativo y político, en el que no hizo referencia a aquellas mujeres y hombres que lucharon contra la dictadura franquista "para que un día el puesto que Ana Pastor pudiera ocuparse por la representación surgida de unas elecciones libres y democráticas”.

A su vez, también cuestiona el compromiso del propio Defensor del Pueblo, haciendo referencia a las declaraciones de ciertos organismos de la ONU que "han señalado como un déficit de nuestra democracia la forma de elección del Defensor del Pueblo, exigiendo la participación de la sociedad civil en su elección.”

El día del 40 aniversario

El pasado 28 de junio el Congreso de los Diputados acogió el evento conmemorativo por la celebración del 40 aniversario desde que se realizaron las primeras elecciones democráticas en el 1977, tras finalizar la dictadura franquista.

La ARMH denunció la intervención "parcial" de la presidenta del Congreso al no recordar a las víctimas del franquismo

Ese mismo día, el grupo confederal Unidos Podemos-En Comú-En Marea llevó al Congreso un acto antifranquista por las víctimas de la dictadura, paralelo a la celebración oficial que presidía el jefe de estado, Felipe VI. Al acto, acudieron diputados del PSOE, PNV, Compromís y PDeCAT.

Dentro del hemiciclo, ni los diputados de ERC ni los Bildu asistieron; los del PNV, Compromís, PDeCAT y Unidos Podemos-En Comú-En Marea se negaron a aplaudir a la entrada del jefe de estado. Los diputados de Unidos Podemos llevaban consigo claveles rojos en recuerdo a la Memoria Histórica y para mostrar su enfado por la conmemoración que ese día recibía el ex alto cargo Franquista, Martín Villa, implicado en la matanza de Vitoria el 3 de marzo de 1976.