Público
Público

Memoria Histórica Una juez de Madrid paraliza el cambio de nombre de la calle Caídos de la División Azul 

La magistrada argumenta que la retirada de la placa ocasionaría un gasto duplicado, considerando que "no tiene sentido" llevar a cabo dicha acción antes de la sentencia firme. La medida fue acordada por el Ayuntamiento de Madrid el pasado mes de mayo. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:

Placa identificativa de la calle Caídos de la División Azul. EFE/Zipi

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 8 de Madrid ha paralizado como medida cautelar el cambio de nombre de la calle Caídos de la División Azul que el Ayuntamiento de Madrid acordó en mayo de este año en una Junta de Gobierno.

El auto dispone que, a la espera de la resolución del proceso contencioso-administrativo abierto que dicte sentencia firme, se paraliza el cambio de nombre ya que considera que deben prevalecer los intereses particulares "difícilmente reparables e indemnizables" de los vecinos de la calle sobre el interés general del Ayuntamiento de Madrid.

"El perjuicio del cambio de calle en este momento difícilmente sería reparado, es más solo sería con otro procedimiento judicial", explica la magistrada, que no entra a pronunciarse sobre "el papel histórico que desempeñó la división en cuestión, sus caídos o si la misma supone acto de exaltación de la sublevación de 1936, de la Guerra Civil o de represión de la dictadura".

Entrando a las condiciones del recurso en sí, la jueza considera que, "hablando en términos económicos", la retirada de todas las placas ocasionaría un gasto duplicado, por lo que "no tiene sentido" llevar a cabo dicha acción antes de la sentencia firme. En este sentido, da la razón al denunciante, hijo de un divisionario y miembro del colectivo de Familiares de Caídos en Rusia.

"Yendo un poco más lejos", entiende que también supondría un gasto para servicios de mapas, mensajería, comerciantes y vecinos, que "tendrían que modificar tarjetas, carteles, comunicados a clientes o publicidad".

Tras conocer la sentencia, el abogado del denunciante y presidente del colectivo de Familiares de Caídos en Rusia, José Luis Marín, ha explicado que han otorgado 10 días de plazo al Ayuntamiento para que reviertan las bases de datos municipales en las que ya se había formalizado el cambio de nombre. En caso de que el Consistorio se niegue, Marín asegura que interpondrán una demanda por prevaricación.

Antecedentes

Este supone el tercer revés judicial que recibe el Ayuntamiento este año en esta materia, tras los autos favorables a la Plataforma Millán Astray para paralizar el cambio de nombre de la calle que lleva su nombre; y el de la Fundación Franco, que condicionaba la modificación de nombres a un depósito de 60.000 euros de la citada fundación.

Fuentes jurídicas consultadas aseguran que "es de esperar" nuevas resoluciones contrarias al Ayuntamiento en otros tres procedimientos contencioso-administrativos en curso.

El Ayuntamiento ya había paralizado "cautelarmente" a finales de julio el cambio de placas de calles en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. El Consistorio señaló entonces que no actuarían hasta que los tribunales se pronuncien sobre las medidas cautelares solicitadas en los recursos contenciosos-administrativos interpuestos.