Público
Público

GUERRA CIVIL 80 años del final de la Batalla de Brunete, una de las más sangrientas de la Guerra Civil

Este conflicto, que acabó con más de 35.000 muertos y heridos, fue un intento del Ejército Popular de la República para frenar el avance de las tropas sublevadas de Franco.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:

Foto de la III Marcha en conmemoración por la Batalla de Brunete / PÚBLICO

Este martes se cumplen 80 años del final de una de las batallas más dramáticas de la Guerra Civil Española: la Batalla de Brunete. El Ejército Popular de la República necesitaba tomar la iniciativa para frenar el avance de las tropas sublevadas en las inmediaciones de Madrid, así como obligar a Franco y los suyos a desviar su atención de su camino hacia Santander.

En la batalla participaron alrededor de 150.000 soldados en total, incluyendo a voluntarios de las Brigadas Internacionales y los aviones de la Legión Condor alemana. Las tropas republicanas lograron inicialmente sorprender a los sublevados, tomando Brunete y llegando hasta las cercanías de Navalcarnero, aunque en algunos puntos su avance se vio bloqueado.

Una semana más tarde el frente estaba paralizado, y el día 18 de julio los franquistas iniciaron una contraofensiva en la que tuvo un peso importante la superioridad que le daban en el cielo los aviones nazis.

Al atardecer del día 24, Brunete cambió de manos, y aunque las tropas de la 14.ª División comandadas por el anarquista Cipriano Mera llegaron para apoyar a las de la 11.ª División de Líster finalmente no tuvieron más remedio que retroceder el día 25. Durante la última de la batalla resultó herida la fotógrafa alemana Gerda Taro, muriendo al día siguiente.

Esta sangrienta batalla, en la que contabilizaron más de 35.000 muertos y heridos, solamente retrasó la ofensiva del norte un mes sobre el calendario previsto. Ambos bandos dijeron haber ganado la batalla.