Público
Público

Dos mensajes, un programa

Trillo y González Pons revelan que el trasvase del Ebro está en el manual del candidato de su partido. Arenas sostiene que "los expertos" dudan de la capacidad de los gays para adoptar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'De mí se pueden fiar, podré estar equivocado, pero tengo palabra' (Mariano Rajoy, Don Benito -Badajoz- a 10 de febrero de 2008). Lo difícil, a día de hoy, es elegir con cuál de las palabras del líder del PP y de los dirigentes de su partido quedarse.

Ayer, tres días después de que el presidente del PP de Aragón anunciase que no habrá trasvase en el programa electoral conservador para el 9-M, dos destacados cabezas de lista de su partido se descolgaron con lo contrario.

Federico Trillo, número uno por Alicante, y Esteban González Pons, su homólogo por Valencia, sacaron a la luz el manual del candidato y aclararon que, en su página 162, se hace una referencia expresa al trasvase del Ebro a la Comunitat valenciana 'como una actuación necesaria'.

El manual del candidato, como su nombre indica, es una guía para todos los miembros de las listas del PP que concreta el programa electoral de los conservadores, pero la explicación de Trillo y Pons recibió respuesta inmediata de la dirección del PP. Su responsable de Comunicación, Gabriel Elorriaga, precisó en la COPE que la posición de los populares en materia de agua está fijada en el programa electoral que se aprobó 'por unanimidad' el sábado. Elorriaga aclaró que el manual del candidato es 'un documento ajeno y anterior al programa electoral'.

Conveniencia

La sensación, por tanto, es que hay dos programas en el PP. O quizás, dos mensajes que emanan de distintas formas de interpretar el programa, según la conveniencia de cada uno, en este caso, en su territorio.

Está, por un lado, el mensaje del PP de Aragón, cuyo presidente, Gustavo Alcalde, se planteó incluso la dimisión si se contemplaba el travase del Ebro.

Y está, por otro lado, el programa del PP de Valencia, que sí contempla el trasvase del Ebro. Éste pondrá fin, según el ex ministro de Defensa, a 'los problemas hídricos de la provincia de Alicante y el resto de la Comunidad'.

Dos mensajes para el mismo programa, aunque también cabe la no concreción, como la del presidente del PP de Catalunya ayer. Daniel Sirera no quiso especificar si el trasvase del Ebro irá o no en el programa.

Más explícito fue Jaime Mayor Oreja, que, al contrario de lo que suele hacer con la política antiterrorista del Gobierno, ayer prefirió evitar inmiscuirse en la política nacional: su responsabilidad es el Parlamento Europeo y pronunciarse sobre el tema del trasvase sería 'una irresponsabilidad'.

Al asunto del trasvase se une la polémica por la intención de Rajoy de eliminar el derecho de los gays a adoptar, un derecho contemplado en la ley del matrimonio homosexual (2005), según aseguró en una entrevista a 20 Minutos.

Otros medios publicaron ayer que las palabras del presidente del PP no eran más que su opinión personal y que la intención del partido y su líder es esperar el dictamen del Tribunal Constitucional sobre el recurso presentado por los conservadores a la norma que regula los matrimonios gays.

Sin embargo, en el PP, aunque reconocen este último punto de esperar la decisión judicial, no aclaran si Rajoy tiene intención de abolir ese derecho de los homosexuales.

En esta línea de mayor cautela -y doble mensaje- que la seguida en 20 minutos, va la respuesta de Rajoy en la entrevista que El Periódico de Catalunya publicó ayer. El candidato conservador asegura que esperará al fallo del Constitucional y que respetará los derechos que se reconozca a los homosexuales, 'aunque discrepo del de adopción'.

Mucho más fácil es saber, por ejemplo, lo que piensa Javier Arenas sobre la homosexualidad. Basta con oír sus palabras de ayer en Cuevas de Almanzora (Almería): el presidente del PP andaluz expuso a los asistentes a un acto las 'muchas dudas' que tienen 'los expertos' sobre la 'capacidad' de las parejas homosexuales para adoptar. Queda saber si Solón de Atenas acertaba cuando decía que la palabra es el espejo de la acción.