Publicado: 20.01.2016 17:32 |Actualizado: 20.01.2016 17:32

La Mesa del Senado también impide la formación del grupo "plurinacional" de Podemos

Dominado por el PP, el órgano de control de la Cámara Alta ha argumentado que lo que buscaba la formación era una doble asignación de recursos. "Si es una cuestión de dinero, reduzcamos un 40% de la asignación a los senadores", ha reprochado el portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La senadora por Barcelona María Freixanet Mateo (En Comú), quien lleva una camiseta con el lema 'La reolución será feminista o no será', tras emitir su voto durante la sesión constitutiva de la Cámara Alta de la XI Legislatura tras las elecciones del pasa

La senadora por Barcelona María Freixanet Mateo (En Comú), durante la sesión constitutiva de la Cámara Alta de la XI Legislatura tras las elecciones del pasado 20 de diciembre. EFE/Fernando Alvarado

MADRID.- La Mesa del Senado ha rechazado hoy, con la mayoría del PP y la abstención del PSOE y del PNV, que Podemos y sus candidaturas territoriales o "de confluencia" puedan constituirse en dos grupos parlamentarios. 

Esas candidaturas autonómicas de la formación morada podrán recurrir esta decisión sobre la que resolverá la Mesa en una nueva reunión que se celebrará el próximo miércoles. Según lo aprobado hoy, la Mesa ha admitido así la creación de seis grupos parlamentarios: PP, PSOE, Podemos, Democracia y Libertad (DiL), ERC y PNV, además del Mixto, integrado por una veintena de senadores.



La intención ahora de las marcas autonómicas, que solicitaron su constitución como"grupo plurinacional", es adscribirse al de Podemos

No obstante, la intención ahora de las marcas autonómicas, que solicitaron su constitución como grupo propio bajo la denominación de grupo plurinacional, es adscribirse al de Podemos, que cambiará de nombre para reflejar ese carácter territorial que se pretendía hacer ver con el segundo grupo.

Así, el nuevo quedaría integrado por un total de 23 senadores: los de Podemos, En Comú, Compromis, En Marea y Catalunya si que es Pot, aunque fuentes parlamentarias han indicado a Efe que los valencianos de Compromis podrían adscribirse al mixto.

El vicepresidente primero del Senado, Pedro Sanz (PP), ha asegurado que la decisión de la Mesa es conforme al Reglamento, de acuerdo al "informe verbal" dado por los servicios jurídicos de la cámara. Según el Reglamento, ha recalcado Sanz, quienes hayan concurrido a las elecciones formando parte de un mismo partido, federación, coalición o agrupación no pueden formar más de un grupo.

Sanz ha rechazado que se quiera jugar con una interpretación flexible de la norma para entregar a un partido "más voz" y "más recursos económicos" que los dados por los votantes y "corregir por la vía administrativa" su voluntad. En este mismo contexto ha enmarcado la cesión de senadores del PSOE a ERC y DiL para que ambas formaciones independentistas hayan logrado contar con grupo propio y, aunque ha reconocido que es una práctica autorizada reglamentariamente, ha aventurado una posible devolución del "favor" de los nacionalistas a los socialistas.

Sobre el rechazo del grupo plurinacional, el vicepresidente segundo de la Mesa, Joan Lerma, (PSOE) ha señalado que la interpretación dada "es, como mínimo, discutible" desde el punto de vista jurídico, ya que considera que el Reglamento lo que impide es que "un partido presente dos grupos diferentes".

El PSOE ha defendido que "no es aconsejable negar la voz" a los coaligados con Podemos en las comunidades autónomas, que son "diferentes" al partido central

Además, ha añadido que, políticamente, "no es aconsejable negar la voz" a los coaligados con Podemos en las comunidades autónomas, que son "diferentes" al partido morado, ha recalcado Lerma, quien ha enmarcado, por otra parte, las críticas del PP a la cesión de senadores a ERC y DiL en su "incapacidad" para dialogar.

Para el portavoz del PP, José Manuel Barreiro, tanto esta cesión como la abstención del PSOE sobre el grupo plurinacional, que ha denominado "Podemos 2", son una muestra más de su "incoherencia".

"Una vez más, el PSOE apuesta por favorecer a aquellos grupos que quieren romper la unidad de España", ha afirmado Barreiro, para quien la única explicación es que su líder, Pedro Sánchez, quiere llegar al Gobierno a cualquier precio, incluido no respetar los preceptos constitucionales fundamentales. En este sentido, ha instado a los socialistas que creen en la unidad de España a impedirlo.

Tanto el portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, como la portavoz adjunta de grupo fallido, María Freixanet (En Comú), han calificado de "política" la decisión de la Mesa y han negado que la creación de los dos grupos no respondía a una cuestión económica. "Si es una cuestión de dinero, reduzcamos desde mañana un 40% de la asignación a los senadores y grupos parlamentarios", ha retado Espinar al PP y al PSOE.

Ha negado que se quieran poner en riesgo la unidad de España y ha subrayado el segundo grupo "no era un atentado contra el Reglamento ni contra los electores", mientras que Freixanet ha criticado la "cerrazón" de ambos partidos a aceptar la plurinacionalidad y el cambio aprobado en las urnas.