Publicado: 16.06.2014 17:08 |Actualizado: 16.06.2014 17:08

Miembros de la cúpula de IU piden "cambios profundos" en la formación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miembros de la cúpula de Izquierda Unida han exigido "cambios profundos" al resto de integrantes de la Comisión Ejecutiva Federal, además de denunciar "el grave déficit de integración de la pluralidad" dentro de la organización, de cara a las pasadas elecciones europeas, y con respecto "al conjunto de la ciudadanía y la izquierda social".

Los miembros de la Comisión Ejecutiva Montserrat Muñoz, Diosdado Toledano, Antonio Cortés y José Antonio Mesa, -pertenecientes a varias corrientes internas de IU- han presentado a título individual un escrito ante sus más de treinta compañeros en la Ejecutiva de este mismo lunes, con intención de que otros miembros de la dirección se sumen a sus reivindicaciones.

El texto es "más autocrítico" que el informe presentado en la última reunión de la Presidencia Federal, según Oliver

"Es bastante más autocrítico que el informe que se presentó en la reunión de la Presidencia Federal pasada", asegura a Público Tasio Oliver secretario federal adjunto de Política Institucional y miembro de la Ejecutiva de Izquierda Abierta, otra de las corrientes de IU."[En el texto] se pide un absoluto respeto a la pluralidad externa e interna. Debemos ser un poco más ambiciosos, no sólo que las modificaciones en la dirección sean un cambio de estampitas", explica Oliver, que actúa como una suerte de portavoz de esta iniciativa.

Una misiva que no duda en reconocer que la formación no cumplió con las expectativas electorales en las pasadas elecciones europeas, asegurando que esperaban un 12% de los votos , aunque cosecharon un 10%, además de señalar dónde fueron a parar muchos de esos votos:  "Estudios postelectorales indican que un 25% de los electores a Podemos, es decir, unos 300.000 votantes, habían votado anteriormente a IU, y alrededor del 32% procede de gentes que habían votado al PSOE", asegura el documento.

A juicio de los firmantes, estos estudios demuestran que es necesario profundizar en las causas de dicha "movilidad" del electorado y que no puede zanjarse con explicaciones insuficientes, del tipo "Podemos ha pescado en caladeros electorales en los que no podía entrar Izquierda Unida", o que "ha recogido el voto del descontento del 15M".

En esta línea, denuncian también los problemas "de coherencia entre discurso y práctica, que lastran la imagen de la organización", el déficit en la gestión de comunicación -que consideran ha sido incapaz de "construir medios alternativos ni lanzar mensajes nítidos"- y errores concretos en la gestión del Bloque Social y Político, que "no pueden despacharse sólo con la asunción de responsabilidades individuales".

"Las vacilaciones, errores y sectarismos iniciativas pueden debilitar a IU, según el texto"Muñoz, Toledano, Cortés y Mesa aseguran que los últimos acontecimientos  sociales y políticos ocurridos en nuestro país -de las Marchas de la Dignidad a los resultados en las europeas, además de la abdicación de Juan Carlos de Borbón- han abierto un periodo de "inestabilidad y turbulencias en el régimen de la Transición", y constituyen una oportunidad para que las fuerzas de izquierdas logren cambiar el sistema.

"No se ha tenido la inteligencia para integrar, o visibilizar más, a aquellos activos de IU que podían haber recogido los sectores críticos de nuestro electorado; ni las potencialidades de la candidatura de la Izquierda Plural han sido utilizadas de modo suficiente como para dirigirse hacia los sectores que, previsiblemente y tras romper con el PSOE, buscaban aliento en otras candidaturas a su izquierda", asegura el documento, que también reconoce que Izquierda Unida ya no es "el único referente" en ese camino.

Para los firmantes, "las vacilaciones, errores, sectarismos o ausencia de iniciativa y altura políticas, pueden debilitar a Izquierda Unida en beneficio de otras opciones", que a su juicio han logrado despertar ilusión pero aún tienen importantes riesgos que superar.

"Solamente con una Izquierda Unida que integre y respete su rica pluralidad a todos los niveles, tendremos la credibilidad como para dirigirnos al conjunto de la sociedad, a las organizaciones, movimientos y personas, que desean organizar el cambio político social. Solo así tendremos la autoridad política y moral como para proponer y gestionar las alianzas, frentes y liderar el movimiento de la mayoría social para el cambio urgente que necesitamos en el país, y que pide la sociedad",  reza el documento.