Publicado: 27.07.2016 11:28 |Actualizado: 28.07.2016 11:26

Miguel Ángel Gimeno asume la dirección de la Oficina Antifrau tras el cese del 'conspirador' De Alfonso

Releva a Daniel de Alfonso en el cargo, cesado por el escándalo de las grabaciones secretas de Interior desveladas por 'Público', con 98 votos a favor y con la abstención de Ciudadanos y PP.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Miguel Ángel Gimeno será el nuevo jefe de la Oficina Antifrau de Catalunya. EFE

Miguel Ángel Gimeno será el nuevo jefe de la Oficina Antifrau de Catalunya. EFE

BARCELONA.- El juez Miguel Ángel Gimeno, expresidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha sido ratificado este jueves como director de la Oficina Antifrau de Catalunya, después de que el Parlament cesara a Daniel de Alfonso tras el escándalo que se produjo con la revelación por parte de Público de las conversaciones con el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, en las que se ponía de manifiesto la conspiración de ambos contra adversarios políticos. 

El pleno del Parlament así lo ha aprobado con una amplia mayoría de dos tercios. Miguel Ángel Gimeno, propuesto por el propuesto por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha contado con el acuerdo de una gran parte de la cámara, puesto que ha sido aprobado por 98 votos a favor (JxSí, PSC, CSQEP y la CUP), ninguno en contra y 34 abstenciones (Ciudadanos y PP).



Antiguo presidente del Tribunal Supremo de Catalunya

Miguel Ángel Gimeno (Binéfar, Huesca, 1950) fue presidente del TSJC desde el 28 de octubre de 2010 hasta enero del 2016 y está considerado un magistrado progresista, miembro de la asociación Jueces por la Democracia.

En sus orígenes, estudió Derecho en las universidades de Lleida y Barcelona, ingresó en la carrera judicial en 1987 y fue destinado al Juzgado número 3 de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

En 1988 fue nombrado titular del Juzgado de Instrucción número 22 de Barcelona y en 1993 se incorporó como magistrado de la sección 10ª de la Audiencia de Barcelona, donde permaneció hasta que en el año 2000 fue designado presidente de la sección sexta del mismo tribunal.

En 2014 participó en el juicio celebrado por el caso Pujol y en 2015 también fue uno de los que formó parte de la resolución de la querella contra Artur Mas por el 9N, en la que votó en contra. El 28 de enero del 2016 el Consejo General del Poder Judicial decidió relegar de sus funciones de presidente del TSJC a Miguel Ángel Gimeno, para sustituirlo por Jesús María Barrientos.

Gimeno compareció este miércoles ante la comisión de asuntos institucionales del Parlament para someterse a examen sobre su idoneidad tras ser propuesto por el president catalán, Carles Puigdemont, para la dirección del organismo anticorrupción.

"Conozco perfectamente la sociedad catalana, soy catalán y creo que tengo toda la legitimidad para llevar esta oficina de manera razonable", apuntó durante su intervención el expresidente del TSJC. 

También destacó el reto que supone recuperar la buena imagen de esta institución después de la destitución de su predecesor, Daniel de Alfonso, y defendió que la Oficina debe funcionar al margen de cualquier debate político y "no puede ser instrumentalizada".

De Alfonso fue apartado por el Parlament justo antes de las elecciones generales del 26 de junio, a raíz de la divulgación de la grabación de sus conversaciones privadas con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en las que supuestamente buscaban pruebas contra políticos soberanistas catalanes.

Gimeno aboga por la máxima "transparencia" de la Oficina Antifrau

Gimeno ha abogado por la transparencia de la Oficina Antifrau, que debe "explicar lo que se está haciendo", para iniciar una nueva etapa en la que recupere la confianza de los ciudadanos.

"Compareceré las veces que haga falta y daré las explicaciones que sean necesarias", aseguró el jefe de la Oficina Antifrau de Catalunya, que evitó detallar cómo plantea su estructura porque la premura de su candidatura no le ha permitido profundizar en este aspecto.

Sin embargo, subrayó que no basta con la voluntad del director para iniciar una nueva etapa en la Oficina Antifraude, y llamó a la corresponsabilidad del Parlament, que a su entender debe transmitir al ciudadano que está pendiente de la institución y de sus trabajos. "No tenemos más que la imparcialidad de cada día, nuestra legitimidad está en la confianza de los ciudadanos", dijo al término de su intervención.

Todos los partidos de la oposición han elogiado el currículum del juez, pero Ciutadans (C's) y PPC han cuestionado la celeridad con que se ha presentado su candidatura, al contrario que Catalunya Sí que es Pot, el PSC y la CUP, que han aplaudido que se haya buscado una solución rápida a la crisis abierta en Antifrau.

Sin embargo, Catalunya Sí que Es Pot ha lamentado que el president, Carles Puigdemont, no buscara el consenso con la oposición antes de poner un nombre sobre la mesa, y la CUP ha avisado de que su apoyo no representa "un cheque en blanco", sino que fiscalizará de cerca la actuación del juez.