Público
Público

Miguel Urbán:"La concentración de cargos en Podemos me parece absurda y poco sana"

El candidato a la dirección de Podemos en la Comunidad de Madrid presenta hoy la lista con la que competirá contra Luis Alegre, del 'núcleo duro' de Pablo Iglesias. De resultar elegido, promete contar con su rival en su Consejo Ciudadano: "Yo no quiero ganar a Luis Alegre, sino a Ignacio González", zanja.

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 14
Comentarios:

Miguel Urbán, en una imagen de archivo. / JAIRO VARGAS

MADRID.- Miguel Urbán lleva en Podemos desde el minuto cero de su historia, pero nunca ha casado con la línea oficialista del partido. El número siete en la lista del partido para las elecciones europeas dice no sentirse cómodo cuando se le encuadra entre los críticos, pero lo cierto es que defendió hasta el final un modelo político y fundamentalmente organizativo distinto al que la formación eligió por una aplastante mayoría de votos durante su asamblea constituyente.

"Si Luis [Alegre] sale elegido secretario general en Madrid no sé si tendrá ocho títulos nobiliarios dentro de Podemos"

Entonces, Urbán asumió las directrices del documento aprobado por los inscritos en Podemos, el que presentó el secretario general de la formación, Pablo Iglesias. El texto incluía un veto a la doble militancia que ha impedido a Urbán postularse a los cargos orgánicos del partido hasta este fin de semana, cuando otra de las organizaciones en las que milita, Izquierda Anticapitalista —integrada en Podemos— ha formalizado su decisión de cambiar su estructura jurídica para dejar de ser un partido político. Superado este impedimento, el candidato a la Secretaría General de la Comunidad de Madrid con la lista Podemos Ganar Madrid, integrada por 32 personas con cierto peso en la organización, deberá afrontar más de tres semanas de campaña electoral contra un candidato muy cercano al líder del partido, Pablo Iglesias.

Urbán asegura que su rival directo es Ignacio González, al que quiere expulsar de la capital, pero tampoco duda en afear la forma de proceder de Alegre en el fallido proceso de confluencia entre ambas propuestas, en criticar el número de cargos que concentran hoy los máximos exponentes de la corriente más próxima al secretario general estatal de Podemos, o el uso de la marca del equipo de Iglesias, Claro Que Podemos. "Si Luis sale elegido secretario general no sé si tendrá ocho títulos nobiliarios dentro de Podemos", ironiza.

"La única diferencia que conozco día de hoy con el proyecto de Alegre es que nosotros lo hemos hecho todo público, transparente, con luz y taquígrafos"

No sabe si se postulará a las primarias para elegir candidato a las autonómicas de resultar elegido, y tampoco tiene claro si deberá abandonar Madrid para poner rumbo al Europarlamento en caso de que Iglesias, Teresa Rodríguez o Pablo Echenique vuelvan a España antes de lo previsto. Lo que sí tiene claro es que han elaborado su lista con luz y taquígrafos, y que cuentan con posibilidades de imponerse al equipo de Iglesias en una plaza vital para la formación.

¿Por qué no ha habido confluencia con Luis Alegre y su equipo?

Habría que preguntárselo a él. Nunca hay confluencia si dos no quieren, es evidente, pero unos tienen más responsabilidad que otros. Nosotros queríamos y lo hemos demostrado, como ha reconocido el propio Alegre en varias entrevistas. Todos nuestros encuentros han sido abiertos, podía participar cualquiera, pero además les invitamos a hacerlo de forma expresa. Empezamos a hablar con ellos el 4 de enero, e incluso tratamos con Alegre cuando no sabíamos que iba a ser el candidato. Vinieron al encuentro del día 11 y nos dijeron que estaban interesados. De hecho es curioso porque las personas que propusimos ese día luego recibieron llamadas suyas. No sólo vinieron, sino que además tomaron buena nota de los nombres que proponíamos para ir en la lista.

¿Entonces no les dieron razones para rechazar esta confluencia?

No hubo razones. Vinieron al encuentro y después se hizo el silencio. Nosotros hemos hecho llamadas y nos hemos esforzado, pero por su parte no ha habido ese esfuerzo, y tendrían que ser ellos quienes dieran explicaciones. También han dicho que quieren hacer una lista con quienes estén de acuerdo con los documentos que se aprobaron en la Asamblea Sí Se Puede, y por esa regla de tres deberían querer llegar a acuerdos con todo Podemos, porque creo que es una norma democrática básica que cuando la mayoría decide una cosa todos la aceptamos y trabajamos sobre ella, como pasa con nuestros documentos. No se podría hacer de otra forma.

¿Le molesta que le encuadren entre los críticos?

No. Soy crítico, pero no con Podemos, sino con las políticas de Ignacio González, y creo que Luis [Alegre] también.

Pero también lo ha sido con la formación.

Más que crítico soy propositivo.

Una cosa no quita la otra.

Más que criticar otro modelo diría que he propuesto uno que me parecía mejor, y cuando el primero ha salido elegido lo he aceptado, como han hecho entre el 90% y el 100% de las gentes de Podemos. Cuando dicen que soy crítico respondo que sí, pero con las políticas del actual Gobierno de la Comunidad de Madrid, no con Podemos; entre otras cosas porque les tenemos que dejar pasar la prueba de la práctica.

"Yo soy de izquierdas, pero estoy de acuerdo con el posicionamiento que existe en Podemos de que no nos interesa hablar tanto de izquierda y derecha"


¿Hay una concentración de poder en un sector concreto de Podemos?

Creo que hay una concentración de cargos que me parece absurda con la cantidad de gente válida que hay dentro de Podemos. Absurda y poco sana. Si Luis sale elegido secretario general no sé si tendrá ocho títulos nobiliarios dentro de la formación.

¿En qué se diferencia su proyecto del que defiende Luis Alegre?

No lo sé, te lo dije en su momento. Tendremos que ver cuál es su propuesta, pero no creo que vaya a haber muchísimas diferencias. La única que conozco a día de hoy es que nosotros lo hemos hecho todo público, transparente, con luz y taquígrafos. Ellos mismos podían ver nuestros documentos político y organizativo, podían plantear enmiendas y participar en la redacción de estos documentos. Yo no conozco el texto que preparan, no sé quiénes lo han redactado o cómo lo han hecho, ni siquiera si se van a presentar con la marca Claro Que Podemos, aunque todo indica que sí lo harán. En cualquier caso nos movemos en un marco similar, una forma de hacer las cosas más o menos común, aunque quizás nosotros pongamos más énfasis en cosas en las que ellos no lo hacen.

¿Cuáles son?

La participación desde la base es fundamental para nosotros, como lo son la de la sociedad civil organizada y la de los movimientos sociales, dentro de la propia estructura de Podemos, pero sin tener que integrarse en ella; creo que es una cuestión de respeto hacia ellos y un elemento diferenciador. En el caso del segundo estoy aventurando, pero nosotros hacemos mucho énfasis en ir avanzando propuestas programáticas para Madrid. Queremos salir con un Consejo que al día siguiente ya esté trabajando para echar a Ignacio González con unas propuestas claras, y a lo largo de estas tres semanas de campaña vamos a avanzar en eso.

Varias de las personas de su lista no han dudado en alejarse del centrismo discursivo de Podemos en varias ocasiones. ¿Es una lista más a la izquierda de lo habitual en el partido?

Creo que no, porque todos participan en Podemos. Yo soy de izquierdas, pero estoy de acuerdo con el posicionamiento que existe en Podemos de que no nos interesa hablar tanto de izquierda y derecha porque nos marca en un espacio político que no responde a las mayorías sociales que están sufriendo la crisis. No entiendo que estemos haciendo un viaje al centro, ni que las mayorías sociales estén en el centro: es que hay propuestas políticas que se convierten en el centro del debate político. Queremos que la reestructuración de la deuda esté en el centro del debate político porque esta va a ser la única forma de salir de la crisis, y lo ha dicho el propio Joseph Stiglitz, un Nobel de Economía que no es exactamente de izquierdas. También lo dice Thomas Piketty... este señor no es un peligro público, y dice que nuestras propuestas no sólo son posibles, sino también fundamentales para salir de la crisis.

¿En qué difiere a día de hoy Podemos de la organización que le hubiera gustado construir?

Participé en la construcción de un modelo organizativo alternativo en el que lo dejé claro, y creo que todo esto tiene que pasar a la práctica. La mayoría de la gente no está de acuerdo con las listas plancha, se ha visto en Plaza Podemos o en el hecho de que muchas listas de Claro Que Podemos no hayan sido completas, como ha ocurrido en Murcia, en Málaga, en Sevilla... Ellos mismos no tienen una postura unívoca sobre eso. Estoy en contra de las listas completas con un modelo de votación de lista plancha porque elimina la pluralidad dentro del Consejo Ciudadano. En Barcelona, el conjunto de las listas que no eran de Claro que Podemos logró un 49% de los votos, pero no tenían un solo asiento en el Consejo, y me parece un poco esquizofrénico. Creo que eso habrá que revisarlo en la próxima asamblea, porque es vital respetar la pluralidad.

¿Se ven con posibilidades de ganar? De ser así, ¿se postularía para las primarias que designarán al candidato de Podemos para las elecciones en la Comunidad de Madrid?

Creo que tenemos todas las posibilidades de ganar y la gente lo ve, porque aquí se puede seguir el debate de forma pública.. Yo no quiero ganar a Luis Alegre, sino a Ignacio González, y cuando sea secretario general lo primero que voy a pensar es cómo integrar a Luis Alegre y a su equipo para echar a Ignacio González. Aún no he tomado ninguna decisión sobre las elecciones autonómicas.

"Hay estudios que prueban que en 150 años no se ha modificado el nivel de renta y su distribución geográfica en la ciudad de Madrid"

A los mandos de la Comunidad y de la capital han estado Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz Gallardón o Ignacio González con sus proyectos faraónicos o privatizaciones sanitarias... ¿Por dónde empezar en Madrid?

Lo primero que vamos a hacer es hablar con la sociedad civil y los movimientos sociales que han resistido a las diferentes políticas neoliberales aquí aplicadas, para saber cuál debería ser el programa de urgencia para los 100 primeros días de gobierno. Esto será una propuesta para elaborar el programa con el que concurriremos para echar a la mafia del PP y a Ignacio González. Tenemos una propuesta sobre rescate ciudadano y a lo largo de la campaña seremos mucho más concretos, y habrá que conversar sobre realidades como las privatizaciones encubiertas, o de otras que han sido más claras. En cualquier caso hay competencias nacionales y otras autonómicas, y creo que vamos a ganar en Madrid y en el Estado, por lo que paulatinamente podremos ir desarrollando esas políticas. Tenemos que blindar lo que entendemos como algo más que servicios públicos, lo que podamos considerar derechos comunes, como el agua. La comunidad autónoma también tiene capacidad para evitar que los madrileños sufran la pobreza energética, tenemos que evitarla. Hay que favorecer más el desarrollo de un tejido productivo diferente al que hemos tenido hasta hoy apostando por una economía verde, que genere más puestos de trabajo y que sea más rentable a nivel económico. Tenemos que acabar con la brutal diferenciación salarial que existe en la Comunidad de Madrid, la mayor del Estado. Un 52% de la población de la capital cobra menos de 900 euros, es una barbaridad y hay que buscar salidas. Alguna vez me han dicho que en Podemos queremos nacionalizar y socializar, pero lo que queremos socializar es la posibilidad de que todos seamos felices, y no es una cuestión menor. Para eso tienes que asegurar una serie de cuestiones materiales esenciales.

¿Qué pasa con el aire? Los registros de polución de enero en la capital han disparado todas las alarmas.

Aquí entran dos cuestiones, la del sistema productivo y la del sistema de transportes. Madrid no tiene tres millones de habitantes, porque hay mucha más gente que utiliza Madrid de la que vive dentro, mucho más del doble. En la planificación de Madrid se ha favorecido el transporte privado en detrimento del transporte colectivo, y la M-30 es un ejemplo. Hay que abordar una transformación pensada en colectivo, integralmente. Hay que fomentar el transporte colectivo, es fundamental. Mira como se ha degradado el metro de Madrid, porque los consejeros no usan el metro.

¿Y qué propone para redistribuir la riqueza?

Hay estudios que prueban que en 150 años no se ha modificado el nivel de renta y su distribución geográfica en la ciudad. Apenas se habla de ello pero es muy importante, y esto se amplía también a la Comunidad: no es lo mismo vivir en Móstoles, en Pozuelo o en Las Rozas, hay muchas diferencias. Fíjate en que el mayor aumento de nivel de renta en el este de Madrid ha tenido lugar en Rivas, una de las seis ciudades con mayor renta per cápita en la Comunidad de Madrid, y eso demuestra que la política pública que desarrolles también influye...

¿Son positivas las políticas públicas que ha desarrollado Izquierda Unida desde el Ayuntamiento de Rivas?

Ha habido elementos positivos y negativos.

"No sé si este año tendré que ir a Bruselas como eurodiputado. Hablaré primero con Pablo Iglesias para ver dónde cree que soy más útil"

¿Hay más elementos positivos o negativos? Evidentemente, por como habla del PP se ve que encuentra más elementos negativos que positivos en su forma de gestionar.

Habría que analizar el conjunto de las políticas que se han desarrollado allí en los últimos 15 años, es muchísimo. Por ejemplo, creo que la política de vivienda pública de Rivas ha sido muy interesante, porque es el municipio español que más vivienda pública ha construido en tasas totales, que no porcentuales. Pero también ha privatizado la empresa pública de vivienda y ahora está en quiebra, lo que me parece mal, por lo que le doy una de cal y otra de arena en ese sentido. Creo que en Rivas hay cosas muy mejorables, pero eso no quita que se hayan hecho otras tantas muy buenas .

Volviendo a Podemos, usted era el número siete en la lista del partido para las elecciones europeas. ¿Ocupará un escaño en Bruselas este año?

No lo sé, no depende de mí.

En el momento en que Pablo Iglesias, Teresa Rodríguez o Pablo Echenique vuelvan, en principio le tocará ocupar su puesto. ¿Le han comentado algo desde la dirección del partido?

Nadie me ha dicho nada.

Si le ofrecen entrar en el Europarlamento y debe escoger: ¿Madrid o Bruselas?

Tendré que hablar primero con Pablo Iglesias para ver dónde cree que soy más útil. Todavía no lo he pensado, tendré que valorarlo con la gente de mi organización.

Madrid es una de las plazas clave para Podemos, y como subrayó Iglesias este sábado Andalucía es otra. ¿Cómo afectaría el adelanto electoral al calendario de Podemos?

Primero habrá que ver si ese cambio se produce finalmente o no, porque Susana Díaz lleva mucho tiempo amenazando con el adelanto electoral. De todos modos, Teresa Rodríguez lleva tres meses diciendo que estamos preparados para armar la mejor lista y el mejor proyecto para cambiar Andalucía cuando llegue el momento. Estaremos preparados.