Público
Público

Más de mil personas arropan en Bruselas a tres exconsellers en una concentración

Puigdemont y los consellers cesados  están "confiados" ante próxima declaración ante el juez que debe decidir si ejecuta la euroorden de entrega a España.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los conselles cesados del Govern Meritxell Serret, Clara Ponsati y Antoni Comin, en la concentración convocada por ANC en Bruselas. REUTERS/Eric Vidal

Alrededor de mil quiniestas personas se han concentrado deste domingo en Bruselas convocadas por la ANC para rechazar las medidas impuestas al exgobierno catalán, un acto en el que han participado tres de los exconsejeros que se encuentran en Bélgica: Toni Comín, Clara Ponsatí y Meritxell Serret.

En la concentración han ondeado esteladas y banderas de la región de Flandes, y han acudido independentistas que residen en Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Francia.

Comín, Ponsatí y Serret, que no han querido hacer declaraciones a la prensa, se han dirigido a los presentes para agradecerles su fuerza y animarlos a votar para restablecer "el legítimo Gobierno de Catalunya". 

El president cesado Carles Puigdemont y los cuatro exconsejeros que se encuentran en Bruselas están "confiados" ante su comparecencia del próximo viernes ante el juez de primera instancia que debe decidir si ejecuta la euroorden de entrega a España. "Confiados, sí, porque la Justicia belga es independiente", explicaron fuentes cercanas a los antiguos miembros del Gobierno catalán en Bélgica.

Manifestantes concentrados en Bruselas en apoyo de Carles Puigdemont y los tres consellers cesados, convocado por ANC. REUTERS/Eric Vidal

Tanto Puigdemont como los exconsejeros reparten su tiempo en Bruselas entre las "reuniones con sus abogados" y "las acciones políticas para explicar lo que ocurre en Catalunya a políticos y organizaciones de fuera de España". Según estas fuentes, "es ahora cuando el mundo está siendo consciente de lo que pasa y hay políticos de otros países que se interesan por contactar" con los exmiembros del Gobierno catalán, que están aprovechando su libertad condicional en Bélgica para "internacionalizar" la causa independentista.

A puerta cerrada

La cita ante la Cámara del Consejo (juez de primera instancia en Bélgica) es el 17 de noviembre es a las 13.00 horas GMT y a puerta cerrada.

Puigdemont y los exconsejeros autonómicos Antoni Comín (Salud), Clara Ponsatí (Enseñanza), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura) se encuentran en libertad con medidas cautelares, tal y como decidió hace una semana el juez de instrucción y había solicitado previamente la Fiscalía de Bruselas. Los cinco políticos son reclamados por la Justicia española por los delitos de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos y desacato a la autoridad, entre otros cargos, en relación con el proceso soberanista.

Si el juez de primera instancia (tendrá un plazo máximo de 24 horas para emitir sentencia) decide la entrega de Puigdemont y los exconsellers a España y estos lo rechazan, todavía podrían volver a recurrir la decisión ante una instancia superior, el Tribunal de Apelaciones, así como ante la Corte de Casación.

Todo ese proceso debería durar alrededor de 60 días, aunque podrían sumarse algunos más por motivos excepcionales, señalaron fuentes de la Fiscalía.