Público
Público

Catalunya Más de 300.000 personas piden en Barcelona la libertad de los presos independentistas

"Cada vez somos más los que pedimos una solución política y no represiva", afirman los organizadores de la manifestación unitaria y multitudinaria que ha tenido lugar este domingo en la capital catalana, convocada por entidades soberanistas, sindicatos y asociaciones culturales, profesionales y vecinales.

Publicidad
Media: 4.42
Votos: 12

Aspecto de la manifestación en Barcelona. | (ALBERT GEA | REUTERS)

Miles de personas —315.000 personas, según la Guardia Urbana— participaron este domingo en Barcelona en una manifestación convocada por la plataforma Espai Democràcia i Convivència, para reclamar la libertad de los presos independentistas encarcelados y que se busquen "espacios para el diálogo y la negociación política" en la crisis catalana.

La cabecera de la manifestación se situó en la Plaza Espanya de la capital catalana, que desde antes de las 12.30 horas, hora oficial de inicio de la misma, se encontraba completamente llena, así como algunas calles adyacentes, como la calle Tarragona.

La marcha arrancó muy lentamente hacia las 12.45 horas con la intención de recorrer la Avenida Paral·lel hasta llegar al parque de las Tres Chimeneas, un trayecto de unos dos kilómetros donde a esa hora ya se encontraban apostadas miles de personas más, que dificultaban el avance de la cabecera.

Convocada bajo el lema Por los derechos y las libertades, por la democracia y la cohesión, os queremos en casa, la manifestación coincide con los seis meses del encarcelamiento de los líderes independentistas Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, y Jordi Sànchez, expresidente de la Assemblea Nacional Catalana y actual diputado de JxCat.

La plataforma Espai Democràcia i Convivència está integrada por diversas entidades, asociaciones y sindicatos, entre ellos CCOO y UGT, que consideran que "los problemas políticos deben tener una respuesta política y no represiva" y piden a las instituciones catalanas, españolas y europeas que busquen espacios para el diálogo y la negociación política".

A la convocatoria se sumaron los partidos independentistas y los comunes.

Los manifestantes portaban numerosas banderas estelades, pancartas con el lema Libertad presos políticos y lazos y camisetas amarillas.