Publicado: 02.06.2014 13:27 |Actualizado: 02.06.2014 13:27

Los militantes del PSOE votarán a su próximo líder el 13 de julio, y Rubalcaba retrasa el congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Será el 13 de julio. La dirección del PSOE ha asumido como propia la exigencia planteada la semana pasada por diferentes miembros del partido y, sobre todo, por el secretario general del Grupo Socialista y aspirante a la Secretaría General, Eduardo Madina, y celebrará una consulta ese día para que los militantes se pronuncien acerca de su candidato preferido para suceder a Alfredo Pérez Rubalcaba.

Miembros de la Ejecutiva han confirmado a Público que esa consulta tendrá lugar finalmente 13 días antes del congreso, que es el que tiene la única potestad para nombrar al secretario general y que será a la vieja usanza, es decir, con la votación de los delegados. El máximo órgano de dirección del partido, que ha aprobado la normativa del proceso (ver PDF) ha decidido finalmente retrasar una semana el cónclave, y pasarlo del fin de semana del 19 y 20 de julio al del 26 y 27 de ese mes, por la necesidad de ampliar el plazo para la elección de los delegados. Se celebrará en Madrid y al mismo acudirán unos 1.017 representantes. 

La dirección abrirá el próximo 13 de junio un plazo de 14 días para que quienes quieran concurrir al proceso presenten sus avales. Así, el 27 de junio se conocerán los nombres de los que optan al proceso, que serán proclamados oficialmente como candidatos el 2 de julio. Tendrán, así, dos semanas de campaña, hasta el 13 de julio en el que tendrá lugar la votación. Podrán presentarse todos aquellos militantes tanto del PSOE como de su organización juvenil, Juventudes Socialistas (JSE) y el PSC, cuya suma alcanza a unas 200.000 personas.

Según han explicado fuentes de la dirección de los socialistas, todos aquellos que quieran optar a la Secretaría General tendrán que presentar, como mínimo, un 5% de los avales de los afiliados, lo que representa unas 10.000 firmas. Finalmente no se ha establecido un tope, por lo que uno de los aspirantes podría mostrar su clara supremacía ya en la recogida de avales. En todo caso, aunque los otros candidatos dieran un paso atrás ante la movilización conseguida por alguno de sus rivales, habrá votación. "Se votará aunque sólo haya un candidato", han insistido desde la Ejecutiva.

Por el momento son dos los únicos miembros del partido que han dado un paso adelante y han anunciado su intención de pugnar por la Secretaría General. Estos son Madina, que fue quien pidió que el congreso se abriera a toda la militancia, y el portavoz de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias. Ayer se descolgó del proceso la exministra de Defensa, Carme Chacón, que se negó a participar en la "ceremonia de la confusión" que según ella ha puesto en marcha Rubalcaba desde que anunció que se marchaba. El diputado madrileño Pedro Sánchez, ha dicho por su parte que optará una vez conocido el reglamento. Así, la principal incógnita sigue siendo la de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Una vez proclamado el nuevo líder en esa consulta que no será vinculante, se celebrará el congreso el 26 de julio. El quinto punto del orden del día del mismo será la "presentación y ratificación del dictamen de la comisión organizadora" de ese referéndum interno, que dará el nombre del secretario general y será votado en el cónclave. Esa es la fórmula jurídica escogida por el equipo de Rubalcaba para dar validez a la consulta, dado que los actuales estatutos -que sólo pueden modificarse en un cónclave- no contemplan esa elección directa del nuevo líder.