Publicado: 09.01.2014 23:04 |Actualizado: 09.01.2014 23:04

Los militantes de IU en Rivas le retiran la confianza a su propio alcalde por el lío de la EMV

Censuran en una votación la gestión de José Masa. El alcalde se defiende argumentando que la dirección de IU-CM ya ha dicho que la consulta no es válida. El conflicto puede acabar con una moción de censura o con

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Asamblea de Izquierda Unida en Rivas Vaciamadrid ha decidido retirarle la confianza a José Masa, su alcalde en esta localidad madrileña que ha sido buque insignia de la Federación que dirige Cayo Lara en las últimas décadas. Los militantes, convocados a principios de enero por el Consejo Político Local (CPL), mostraron su desaprobación a la gestión del regidor con respecto al desajuste de 20,9 millones de euros detectado por la Cámara de Cuentas en la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) y dieron el visto bueno a su coordinador, Pedro del Cura, para que, en el caso de haberse producido una merma real en el patrimonio público del Consistorio, inicie acciones legales para reclamar responsabilidades.

Esos eran los temas sobre los que debían pronunciarse esta noche en una votación que ha terminado con 166 votos a favor de las dos propuestas, uno nulo y otro en contra. Los asistentes a la asamblea han sido 168 de un total de 268 militantes y afiliados. 55 de ellos - incluidos cinco miembros del CPL - anunciaron que no participarían y mostraron su desacuerdo con la consulta y su apoyo al alcalde en un comunicado. Tras las últimas elecciones, Masa consiguió el voto de 157 de ellos para convertirse en alcalde de Rivas.

La decisión, que en la práctica es una petición abierta de dimisión al alcalde, abre una nueva herida en la ya de por sí inestable situación de IU en la Comunidad de Madrid y puede dar lugar a escenarios en Rivas tan insospechados como que la dirección regional, que apoya a Masa, decida intervenir de facto la Asamblea local y poner una gestora, o que la propia IU Rivas presente una moción de censura contra su regidor. "Esto se podría haber solucionado hace seis meses, cuando la Asamblea de IU pidió que se tomaran cartas en el asunto de la EMV", dijo a Público Del Cura, recientemente cesado por Masa como portavoz del Grupo Municipal y concejal de Educación, Infancia y Juventud.

El coordinador de IU en Rivas aclaró que la votación no debe tomarse como un referéndum ni tiene "validez estatutaria", sino que es una señal "política y social, ya que la Asamblea que nombró alcalde a José Masa le está retirando su apoyo". Del Cura se afanaba en resaltar este aspecto porque la dirección regional que lidera Eddy Sánchez le había enviado el día anterior una comunicación a él y a otros responsables de IU en Rivas advirtiéndoles de que si no retiraban del orden del día las votaciones, no le darían "validez alguna a ningún resultado".

La nota, firmada por el responsable del Área Interna, Carlos Gutiérrez, y el de Organización, Carlos Paíno, explicaba que una Asamblea local no puede convocar ninguna consulta de este tipo sin el visto bueno de la Presidencia regional y que el hecho de que la votación se haya llevado a cabo en urnas le daba el estatus de referéndum. Para Del Cura, sin embargo, no es más que un procedimiento normal: "Cuando alguien pide que se vote en urna lo hace para tener privacidad".

El coordinador ripense aseguró también haber aclarado a Eddy Sánchez que el voto "no era ningún referéndum" y por eso le extrañaría que la dirección regional activara "las competencias que como dirección tenemos", tal y como avisaban Gutiérrez y Paíno en su comunicación. Esas competencias, entre otras, pueden pasar por sustituir a los dirigentes locales por una comisión gestora hasta la resolución del conflicto, lo que provocaría el enésimo terremoto en el seno de IU.

Masa confirmó ayer a Público en una conversación telefónica previa a la votación que no acataría el resultado "porque ese referéndum no ha sido reconocido por la dirección regional y por lo tanto no tiene ningún tipo de validez".

El regidor local, que calificó la celebración de la consulta como "una temeridad porque va a traer un desgaste enorme para la organización, pone a la dirección local en una situación de bastante dificultad y conllevará sin duda una respuesta" desde la dirección de IU-CM, mantiene la postura que ya expusiera a este diario antes de las navidades, es decir: "Yo voy a seguir haciendo mi trabajo y voy a seguir ejerciendo mi papel como alcalde en un tiempo que no es fácil", pese a que tenga en contra a la mayoría de militantes de Rivas.

Y esto es precisamente lo que tanto Del Cura como varios militantes de IU en Rivas consultados por este diario censuran: "Uno conoce a su propia Asamblea y Masa ha sido coordinador durante muchos años. O estás con la organización que te ha puesto como alcalde, o estás en otro proyecto político diferente".

El alcalde acusó a Del Cura de estar "instrumentalizando" los problemas de la EMV y defendió su destitución. En el último Pleno del Ayuntamiento Masa eliminó del orden del día una pregunta de su propio grupo político sobre la EMV. Según él, el coordinador de Rivas no respetó "lo que se pactó en el Pleno Municipal, que no era otra cosa que no tomar ningún tipo de decisión precipitada" con respecto a la EMV "hasta que la comisión de investigación" que se puso en marcha a mediados de diciembre "detectara si ha habido algún tipo de irregularidad" como deja entrever el informe de la Cámara de Cuentas.

Sobre la posibilidad de una moción de censura, Del Cura prefirió ser cauto, pero no descartó este aspecto si no existe una resolución a nivel regional o federal antes. Masa es de la opinión de que "no se van a atrever a hacerlo, no creo que lleguemos a ese punto".

Pero si se llegara, el panorama puede volverse aún más rocambolesco. En el Pleno que le costó el puesto a Del Cura, los concejales de PP y PSOE se pusieron del lado de Masa. 

Masa opinó asimismo que lo de IU en Rivas no es más que un foco del conflicto que vive la Federación en la Comunidad de Madrid, "una lucha de poder de algunos que tiene que ver con los resultados electorales que las encuestas dan a IU en Madrid". Ese argumento se puede aplicar también a la inversa. La dirección regional que encabeza Eddy Sánchez no está precisamente en una posición dominante después de que las comisiones de Garantías regional y federal hayan aceptado los diferentes recursos que los miembros del sector crítico (conocido como el 49%) han ido presentando a lo largo del último año.

Esos órganos, que hacen de tribunales internos de IU, han llegado a ratificar cosas como la impugnación de la Ejecutiva regional, que pese a lo ajustado de la Asamblea de 2012, no cuenta con un sólo componente del 49%. Para Del Cura, la cerrazón de la dirección regional en este asunto se debe, sin embargo, a un intento por seguir manteniendo los equilibrios dentro de esa débil mayoría que sostiene a Eddy Sánchez.

"Están intentando venderlo como que esto es sólo un grupo de jóvenes cachorros que quiere llegar a determinados puestos pero lo que estamos haciendo es tratar de proteger la alcaldía de Rivas. Cuando hablamos de dinero público y cuando sabemos que la derecha viene a por nosotros como lo está haciendo, entonces el alcalde tiene que responder. Por eso siempre estamos hablando de patrimonio, no de quitar a uno para poner a otro", sentenció.