Publicado: 23.05.2015 13:42 |Actualizado: 23.05.2015 15:04

Más de 1,5 millones
de nuevos votantes decidirán las elecciones

La población más joven, que este 24-M podría aumentar su participación hasta cinco puntos respecto a 2011, tiene a Podemos como su formación favorita

Publicidad
Media: 4.13
Votos: 8
Comentarios:
Un operario municipal apila urnas para su posterior traslado a los distintos colegios electorales en Barcelona. - EFE

Un operario municipal apila urnas para su posterior traslado a los distintos colegios electorales en Barcelona. - EFE

MADRID.- Más de 1,5 millones de nuevos votantes están llamados a decidir las elecciones municipales y autonómicas de este domingo. Es el grupo de jóvenes que podrá acudir a las urnas por primera vez en unos comicios locales y que con su supuesto apoyo a nuevas fuerzas como Podemos o Ciudadanos sumado a la gran cantidad de indecisos romperán la hegemonía histórica del bipartidismo representado en PP y PSOE.

Ya ocurrió en las pasadas elecciones europeas, cuando la formación de Pablo Iglesias consolidó su posición en el panorama político español tras conseguir cinco eurodiputados. En 2014, las seis formaciones que tenían representación en el Parlamento Europeo en 2009 pasaron a ser diez, con PP y PSOE como los grandes perjudicados.

Varios sondeos ya hablan para el 24-M el fin del bipartidismo, con Podemos en cabeza en el cuádruple "empate técnico" entre el partido morado, Ciudadanos y conservadores y socialistas. Las últimas encuestas de Metroscopia revelan además para este domingo una subida de hasta cinco puntos del voto joven respecto a las elecciones de 2011, algo que, a priori, irá en contra de los hasta ahora partidos mayoritarios.



Los datos evidencian que la población entre 18 y 34 años ha adoptado a Podemos como su formación preferida. A cierta distancia, a casi cuatro puntos, está el PSOE, seguido muy de cerca de Ciudadanos. El PP queda relegado en cuarto lugar entre esta franja de edad.

Tradicionalmente, los dos partidos mayoritarios han absorbido juntos el 65% de los votos en unas elecciones locales y en cuatro ocasiones, más del 70%. Hasta la fecha, PP y PSOE se han repartido las victorias en las municipales desde 1979 (entonces y en 1983 no se presentaba el PP, sino la Coalición Democrática y AP-PDP-PL, respectivamente). Las mayorías fueron claras de los socialistas hasta 1995, cuando ganó el PP por cinco puntos (35% frente al 30%).

De 1999 a 2007, las urnas arrojaron empates entre ambos partidos, con distancias sólo de décimas entre uno y otro, hasta que en 2011 el PP arrasó y superó en 10 puntos al PSOE, que obtuvo a su vez el peor resultado en democracia: 37% frente al 27% de los votos, respectivamente. El PSOE nunca había bajado del 34% salvo en 1995 y 1978.

Y así hasta este domingo. Con relación a las elecciones municipales de 2011, 1.559.659 personas se citan por primera vez con las urnas en unos comicios locales. De ellos, 1.356.292 son nuevos electores con respecto a las generales de 2011 y 386.230 desde las europeas del pasado año, que son los que por primera vez podrán votar en unas elecciones.

De ese millón y medio largo de jóvenes, 201.661 residen en la Comunidad de Madrid; otros 170.135 viven en la provincia de Barcelona; 84.307 en Valencia y otros 78.885 en Sevilla.