Publicado: 09.10.2015 16:53 |Actualizado: 09.10.2015 17:15

El ministro Catalá vuelve a la carga contra el juez Pedraz: colgar autos en Twitter no es el cauce oficial

Anuncia que "se recurrirá" el auto de archivo de la querella contra el concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata, cuando la Fiscalía ya ha avanzado que no presentará recurso alguno. Previamente, el ministro advirtió al magistrado de posibles sanciones disciplinarias por colgar su auto en las redes sociales cuando ya era público.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El edil de Ahora Madrid Guillermo Zapata (d), a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar ante el juez Santiago Pedraz. EFE/Fernando Alvarado

El edil de Ahora Madrid Guillermo Zapata (d), a su llegada a la Audiencia Nacional. EFE/Fernando Alvarado

GUADALAJARA.- El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se está enredando a medida que pasan las horas a causa del archivo de la querella interpuesta contra el concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata por difundir en Twitter mensajes que podrían constituir un delito de humillación a las víctimas del terrorismo y del Holocausto.

El juez Santiago Pedraz archivó la causa, una vez interrogado el concejal y tras constatar que, cuando difundió dichos mensajes, en 2011, no tenía intención de causar daño ni de humillar a las víctimas, que es un requisito que exige el tipo penal para procesarlo.

Pero el ministro no está de acuerdo, de tal manera que esta tarde ha anunciado que "se recurrirá" el auto de archivo del juez central de instrucción 1, Santiago Pedraz, al tiempo arremetía por segunda vez contra dicho magistrado.

Se da la circunstancia de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ya ha avanzado que no recurrirá el archivo dictado por el juez al considerar que los mensajes pudieron constituir un menosprecio a las víctimas, pero no existió ese ánimo de dañar a las víctimas que exige el Código Penal.

Por si fuera poco, Rafael Catalá ha atacado al juez Pedraz por colgar en Twitter -el medio de comunicaciónm utilizado por Zapata para sus mensajes- el auto de archivo.

En la mañana de este viernes ha advertido de posibles sanciones disciplinarias y, cuando el juez ha demostrado que el auto era público en el momento en el que lo colgaba en las redes sociales, Catalá ha vuelto a la carga contra él: colgar un auto en Twitter, que no es el cauce oficial y, por tanto, si alguien se siente lesionado podrá reclamar.

"No sé cómo se ha producido eso, pero si alguien se siente lesionado y considera que no ha sido notificado oportunamente, podrá reclamar sobre el particular, pero lo que ha habido es un auto y los autos son susceptibles de impugnación por las partes", ha dicho.

Según ha dicho el ministro, durante su presencia en Guadalajara, tanto en Audiencia Nacional como en el Tribunal Supremo y en el Tribunal Superior de Justicia hay oficinas de prensa que son la vía para este tipo de comunicaciones. "Ese es el cauce", ha insistido.

Las oficinas de prensa a las que alude el ministro dependen y están controladas por el Consejo General del Poder Judicial que preside Carlos Lesmes.

Este órgano constitucional es el encargado de la defensa de la independencia judicial frente a posibles presiones de otros poderes del Estado -como el Ejecutivo que representa Catalá- así como de poderes económicos y mediáticos. También es el órgano encargado de la disciplina de los jueces. Los miembros del CGPJ son ahora nombrados directamente por los grupos parlamentarios tras la última reforma del PP.

El ministro anuncia que se recurrirá el auto


Con relación al auto dictado por el juez, el ministro de Justicia ha aclarado esta tarde que se ha limitado a señalar que como hacen siempre con las decisiones judiciales, "los respetamos y acatamos" pero que "es susceptible de impugnación en vía de recurso, y por tanto, eso es lo que se va a llevar a cabo".

En cambio, el ministerio público personado en este caso avanzó este jueves que no recurrirá el auto de archivo. La Fiscalía de la Audiencia Nacional considera que Zapata pudo manifestar un "menosprecio", pero no tuvo la intención de ofender. Además, resalta que se ha cumplido el trámite procesal que exigía: el interrogatorio del concejal.

Las críticas del ministro de Justicia al magistrado de la Audiencia Nacional comenzaron este viernes por la mañana. Rafael Catalá cuestionó que Pedraz colgara el auto en Twitter y aseguró que le produce "cierta sorpresa" cuando "se antepone la libertad de expresión a la protección a las víctimas" del terrorismo o de delitos, y ha recordado que el 'caso Zapata' es recurrible tanto por la Fiscalía como por la parte denunciante.

Los mensajes enjuiciados de Guillermo Zapata habían sido difundidos por Twitter, el mismo medio que utilizó el juez Pedraz para difundir el auto de archivo de la querella cuando éste ya era de conocimiento de las partes, y del público a través de los medios de comunicación.

Tras las primeras críticas de Catalá, Pedraz difundió otro mensaje por Twitter donde aclaraba que el auto ya era público cuando lo colgó en la red social.

Así, a las 13.30 horas de este jueves fueron citadas las partes para entregarles el auto de archivo dictado por Santiago Pedraz.  La resolución fue recogida por el abogado de Zapata y se trasladó en mano a la fiscal del caso, Blanca Rodríguez.

Según el registro del sistema electrónico Lexnet, el auto fue notificado a la acusación popular, que ejercía la asociación Dignidad y Justicia (DyJ) a las 13.33 horas. El registro también muestra que los abogados querellantes accedieron al auto de archivo a las 13.47 horas. A las 13:50 horas se entregó al Gabinete de Prensa de la Audiencia Nacional para su difusión.

Santiago Pedraz difundió por Twitter su auto a las 14:05 horas. Para esa hora, todas las partes habían accedido a la resolución y ya se había hecho pública por parte de los medios de comunicación.

En España el principio de publicidad rige en todas las actuaciones de un proceso judicial. Y toda limitación de este principio de publicidad ha de realizarse de forma expresa conforme a las exigencias del Tribunal Constitucional.