Publicado: 13.08.2015 21:44 |Actualizado: 18.08.2015 10:58

El ministro Fernández Díaz intentará convencer a propios y extraños de que no prevaricó con Rato

El titular de Interior comparece en el Congreso esta mañana para informar sobre su reunión con el exvicepresidente el 29 de julio en su despacho oficial. Rajoy también intervendrá en un acto público en Galicia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
fernandez diaz

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en su escaño del Congreso de los Diputados. EFE

MADRID.- El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se enfrenta a uno de los momentos más delicados de la legislatura tras conocerse que mantuvo una reunión en su despacho oficial con el exvicepresidente Rodrigo Rato, imputado por varios delitos fiscales. El encuentro, desvelado por El Mundo la semana pasada y que tuvo lugar el 29 de julio, compromete incluso al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya que la primera pregunta que han planteado los grupos de la oposición es si el jefe del Ejecutivo estaba al tanto de la reunión.

Ha sido Rajoy precisamente quien, en una breve comparecencia en el Balneario de Mondariz (Pontevedra) esta semana, adelantó que la comparecencia de su ministro del Interior para explicar su encuentro con Rato no traería "nada de particular", aunque el presidente del Gobierno se negó a dar su opinión sobre el asunto remitiendo una y otra vez a la comparecencia de hoy de Fernández Díaz. Rajoy estará en un acto público esta mañana en A Coruña, dos horas y media después de que comience la Comisión de Interior en el Congreso. Los conservadores no dudan de que el presidente apoyará a su ministro, que es, además, su amigo.



Según ABC, la reunión Fernández Díaz-Rato se habría producido por las amenazas que recibe la familia del exvicepresidente

La información sobre la reunión de Fernández Díaz y Rato -que según el diario ABC, se habría producido por las amenazas que recibe la familia del exdirector general del FMI- ha llegado al PP en el peor momento: a cuatro meses de las elecciones generales en las que Rajoy corre el riego serio de pasar de una mayoría absoluta inédita a otra insuficiente para formar Gobierno. De hecho, el ministro del Interior ha recibido demasiadas críticas de sus propias filas por atender personalmente a Rato; además, de varios destacados barones, dos de ellos presidentes autonómicos: Cristina Cifuentes (Comunidad de Madrid) y Alberto Núñez Feijóo (Galicia), que han pedido explicaciones y han sugerido el poco acierto de Fernández Díaz accediendo a esa reunión. También los presidentes del PP valenciano y extremeño, Isabel Bonig y José Antonio Monago, se han mostrado críticos públicamente con el encuentro.

Denuncia "desproporcionada"

Cifuentes, Feijóo, Bonig o Monago, sin embargo, no son los únicos que han reprochado al ministro su reunión con Rato. Internamente, varios cargos de segunda línea política y parlamentarios conservadores achacan en conversación con Público nada más que a la "buena intención" de Fernández Díaz para con su antiguo amigo Rato la reunión, aunque admiten que, de cara a la opinión pública, el perjuicio viene por la imagen que se proyecta de "privilegio para un presunto delincuente" por llamarse Rato y por haber sido del PP; el partido, además, se esforzó mucho en insistir que el exministro de José María Aznar ya no pertenece al partido.

El PSOE ha optado por la vía judicial y ha presentado una denuncia contra el ministro del Interior ante la Fiscalía General del Estado por prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos y revelación de secretos. Es cierto que la reunión podía suponer todos ellos, aunque en el PP rechazan de plano esta posibilidad y tildan de "desproporcionada" la denuncia. El portavoz parlamentario, Rafael Hernando, ha ido más allá asegurando que el PSOE trata de construir un caso "donde no lo hay" y ha tachado de "disparate" la denuncia.

Etiquetas