Público
Público

Catalunya Miquel Esquius, nuevo jefe de los Mossos d'Esquadra

Relevará así a Ferran López, que se mantuvo al frente de la policía catalana durante la etapa en la que se aplicó el artículo 155.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo jefe de los Mossos d'Esquadra, Miquel Esquius, durante la rueda de prensa de su presentación. / EFE-Marta Pérez

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha anunciado este martes que el comisario Miquel Esquius será el nuevo jefe de los Mossosd'Esquadra y ocupará el cargo vacante desde que el pasado 14 de junio aceptó la renuncia del comisario Ferran López, que se mantuvo al frente de la policía catalana en la etapa del 155.

Esquius, que ejercía actualmente como comisario jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial, relevará así a Ferran López, que asumió la jefatura de los Mossos d'Esquadra después de la destitución al frente de la policía catalana, en octubre pasado, del mayor Josep Lluís Trapero, imputado por sedición por la Audiencia Nacional.

Buch, que ha comparecido ante los periodistas acompañado por el propio comisario Esquius y por el director político de los Mossos d'Esquadra, Joan Andreu Martínez, ha indicado que han optado el hasta ahora número dos para comandar el cuerpo por motivos de "idoneidad y profesionalidad".

"Dilatada experiencia"

"Tiene una dilatada experiencia, conocimiento, ha trabajado en varios campos, tiene un arraigo en distintos territorios, puede ayudar muchísimo al frente de los Mossos para tirar adelante los retos que nos planteamos", ha remarcado el conseller sobre el nuevo jefe de la policía autonómica.

Esquius, que se graduó en la segunda promoción de Mossos d'Esquadra y la primera de tráfico, lleva 33 años en el cuerpo, donde ha ejercido varias responsabilidades y cuenta, según el conseller, con una "dilatada y transversal" experiencia que le dan un gran conocimiento del cuerpo policial.

"Ha demostrado su profesionalidad a lo largo de los 33 años en los que ha estado en el cuerpo", ha resaltado el conseller, que también ha agradecido a López la labor que llevó a cabo durante la etapa del 155, en la que "dio la cara por el cuerpo".

Un periodo de reflexión

Tras aceptar el pasado 14 de junio la renuncia al cargo que le presentó López, en su primera reunión el 4 de junio, el conseller encargó a Martínez que abriera una etapa de reflexión para diseñar la nueva cúpula policial, mientras Esquius quedaba al frente operativo de los Mossos junto al comisario jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central, Joan Carles Molinero.

Buch ha destacado que tras este periodo de reflexión han optado por un perfil como el de Esquius para intentar "mejorar y hacer más profesional" el cuerpo de la policía catalana y para que ayude a convertirla en una policía "más moderna y que garantice la seguridad de los catalanes".

"Tendrá que adaptarse a las nuevas realidades y retos"

El conseller también ha resaltado que situando al frente a Esquius los Mossos d'Esquadra estarán comandados por un policía "extraordinariamente profesional" que tendrá que "adaptarse a las nuevas realidades y retos" que plantea la actual sociedad catalana.

Buch no ha dado importancia al hecho de que Esquius fuera el número dos de los Mossos d'Esquadra durante la etapa del 155, ya que, según ha indicado, en este periodo fue todo el cuerpo el que "por desgracia" fue víctima "del ataque más directo del Estado español contra el autogobierno catalán y los servicios de la Generalitat".

Esquius se siente "heredero" de sus antecesores

Por su parte, Esquius ha afirmado, en su primera intervención tras ser nombrado al frente del cuerpo, que asume el cargo por "responsabilidad corporativa" y sintiéndose "heredero" de sus antecesores al frente de la policía catalana, Joan Unió, Josep Milán, Josep Lluís Trapero y Ferran López.

"Han sido personas que todos ellos me han enseñado a comandar y tienen mi reconocimiento profesional", ha apuntado el nuevo jefe de los Mossos respecto a sus antecesores.

Esquius ha agradecido la confianza que la cúpula de Interior ha depositado en él y ha asegurado que aceptaba el cargo por sentido de "responsabilidad", ya que entiende que no podía ser de otra manera. "Espero estar al nivel y responder a las expectativas", ha indicado.

Ante la pregunta de qué reto se plantea al frente de los Mossos, Esquius ha indicado que obviamente "trabajar por la seguridad y el bienestar de este país", contando con la labor de todos los agentes del cuerpo y en coordinación con las demás fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.