Público
Público

Moción de censura Feijóo, sobre la posible sucesión de Rajoy: "Nunca seré un Judas"

El presidente de la Xunta insta a "pedir disculpas" a los españoles tras la sentencia de la Gürtel pero reafirma su apoyo al presidente del Gobierno pese a que todas las quinielas le sitúan como su sucesor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Feijóo y Rajoy, hace unos días en un acto en Vigo. EFE/Salvador Sas

El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, entiende que conductas como las que "acredita" la sentencia de la Gürtel deben "avergonzar a cualquier político", por lo que ve necesario "pedir disculpas" a los españoles. Pero también defiende al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, a quien este lunes ha reafirmado su "apoyo" antes de subrayar que él "nunca" será "un Judas".

En un escenario en el que figura en todas las quinielas de la sucesión, con la presión de la moción de censura registrada por el PSOE y después de que El Confidencial publicase una información en la que se afirma que el presidente gallego habría contactado con otros barones del PP para tratar de agilizar la renovación en su partido, Feijóo ha remarcado su "compromiso" con Galicia.

Así, tras lamentar que en España haya políticos que aspiran a ser "importantes" más que a ser "útiles", preguntado acerca de si él se considera "útil" para liderar la renovación en el PP, ha replicado que él es útil para Galicia como "así lo consideraron los gallegos hace menos de dos años". "Este es mi compromiso y utilidad", ha sentenciado, tras participar en un acto con las universidades en Santiago.

Ha subrayado que él "apoyará" a Rajoy porque entiende que, con Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Cs) y Pablo Iglesias (Podemos) como "alternativas", su jefe de filas y actual líder del PP es "el político que puede dar más certezas y estabilidad al Gobierno de España. A su juicio, "eso es ser un político útil y los políticos tienen que ser útiles".

En todo caso, tras la condena de la Gürtel, Feijóo se ha situado en el bando de quienes consideran que el PP tiene que "insistir y persistir en pedir disculpas a los españoles por lo que se hizo en aquel año 2003 y siguientes en determinados ayuntamientos de Madrid", así como "insistir en que los ciudadanos no merecen esos comportamientos abusivos de determinados políticos madrileños de la época".

Ha admitido que lo mejor para el PP hubiera sido "no tener ni conocer" a "compañeros de viaje" como los que han sido condenados, entre los que figura Pablo Crespo, quien fuera secretario de Organización del PP gallego. "Yo tuve la suerte de no conocerlos, pero asumo la responsabilidad de ser del PP desde el año 2000", ha esgrimido, antes de incidir en que "lo que ocurrió en 2003" es una "responsabilidad" que está presente para todos los dirigentes del partido.