Público
Público

Moliner, forzado a aclarar lo obvio; que no apoya escraches con violencia

El presidente del Supremo difunde una nota de prensa para aportar esta matización a sus declaraciones del miércoles, en las que calificó estos actos como "ejemplo de la libertad de manifestación" precisamente por no

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Tribunal Supremo, Gonzalo Moliner, emitió este jueves una nota de prensa para subrayar que no justifica el empleo de la intimidación o la violencia en los denominados 'escraches', que el miércoles calificó como 'ejemplo de la libertad de manifestación' porque precisamente se están realizando sin violencia.

La nota de Moliner, que es también presidente del Consejo General del Poder Judicial, señala textualmente: 'Saliendo al paso de las opiniones recogidas en la prensa oral y escrita acerca de su posición sobre los llamados “escraches”, quiere dejar bien claro que, con independencia de las palabras que haya podido utilizar en sus sucesivas entrevistas o de las conclusiones que se hayan sacado de las mismas, en ningún caso ha estado en su ánimo justificar la violencia o la intimidación que pueda acompañar a los indicados actos de manifestación'.

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, dio el miércoles un serio revolcón al discurso del PP y del Gobierno sobre los escraches, al afirmar que las protestas que han llevado a cabo algunos ciudadanos junto a viviendas de políticos y cargos públicos, no están siendo violentas y, por lo tanto, constituyen un ejemplo de la libertad de manifestación.

'Los escraches, en tanto en cuanto no sean violentos, y como no lo son, son un ejemplo de la libertad de manifestación', declaró en una entrevista en la cadena SER. Sin embargo, 'en tanto en cuanto ofendan o atenten contra la intimidad de las personas u otros derechos fundamentales, me parecen rechazables', añadió.

Posteriormente, Moliner, durante la inauguración de las jornadas de puertas abiertas del Supremo, dijo el mismo miércoles que los escraches pacíficos son, en principio, un reflejo del derecho a la libertad de expresión y manifestación y ha añadido que no se pueden 'condenar de manera general'puesto que dependen de las circunstancias en que se desarrolle cada uno.

Moliner fue preguntado sobre el recorrido que pueden tener las denuncias interpuestas por dirigentes del Partido Popular que han sufrido el acoso en su domicilio por parte de activistas antidesahucios.

'La manifestación es un principio de derecho constitucional, pero si no se realizan de acuerdo a las normas legales pueden ser sancionadas administrativamente o penalmente. Pero eso depede de cada una y, por lo tanto, no se puede decir en definitiva que es lo que va a ocurrir con cada manifestación', ha respondido.

De esta forma, el presidente del Supremo ha insistido que si el acto no es violento es 'en principio' una muestra de la libertad de expresión y manifestación, aunque 'depende de cómo se desarrolle'.'No se puede opinar de manera general sobre los mismos condenándolos o aceptándolos. Depende de las circunstancias', ha agregado.