Público
Público

Monago cancela una prueba de la 'ESO de los mil euros' por filtración

La prueba prevista para el 15 de marzo se realizará mañana martes. Desde el lunes pasado, las preguntas circulaban entre padres y alumnos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La decisión del Gobierno extremeño de José Antonio Monago de pagar 1.000 euros a los jóvenes desempleados que se matriculasen en el plan formativo impulsado por la Junta y obtuviesen el graduado escolar -conocido como ESO de los mil euros- ha tenido su segundo tropiezo. Tras confirmar la Consejería de Educación que el 40% de los alumnos matriculados inicialmente en este plan lo abandonaron antes de los exámenes para pasar la Enseñanza Secundaria Obigatoria (ESO), la última prueba del examen tuvo que ser cancelada al comprobar el Ejecutivo extremeño que las preguntas ya iban de mano en mano de padres y alumnos desde, al menos, cuatro días antes, cuando empezó la serie de exámenes.

Las preguntas de Ámbito Social (ciencias sociales), que se iban a realizar el pasado viernes a un millar de alumnos de toda la región, aparecieron colgadas en la red social Facebook un día antes de que tuviera lugar el examen. Fue el diputado socialista autonómico Antonio Gómez Yuste quien subió a su muro las fotos del examen, para demostrar que el contenido circulaba entre los alumnos antes de la prueba convocada para las 9:30h del día 15. Si superaban todos los exámenes de la semana pasada, los alumnos recibirían 500 euros de compensación y el 50% restante se les pagaría tras superar la siguiente tanda de evaluaciones, incluida una prueba extraordinaria para quienes no pasasen el primer intento.

La consejera de Educación extremeña anunció la semana pasada que la prueba de ciencias sociales se trasladaba al día 19, al tiempo que garantizó la apertura de una investigación, actuación que hoy mismo ha sido ratificada por el presidente Monago tras un reunión mantenida con el alcalde de Badajoz. Trinidad Nogales informó de que todos los exámenes se han distribuido a través de un circuito interno al que sólo tienen acceso los coordinadores de referencias de cada una de las zonas, que son las personas encargadas de fotocopiar las pruebas. Sin embargo, el PP ha matizado que en la Junta de Extremadura trabajan 59.000 personas, por lo que 'todo es posible'.

Por su parte, Monago ha criticado al PSOE 'porque la oposición no puede reírse de los alumnos', ya que según el presidente de la Junta, lo que debería haber hecho el diputado socialista que supo que se había filtrado el examen era haberlo puesto en conocimiento de la autoridad académica para que ésta hubiera podido cambiar el examen en lugar de difundirlo en Facebook. De este modo, aseguró, se podría haber cambiado el examen sin necesidad de suspenderlo y no haber perjudicado a los alumnos que se habían preparado para esa prueba. Para el jefe del Ejecutivo de Extremadura, se pone de manifiesto que el PSOE autonómico no está en la actitud de 'arrimar el hombro', sino en la 'del derribo'.