Publicado: 13.04.2015 19:28 |Actualizado: 13.04.2015 23:30

Monago deja al fiscal el "trabajo sucio" y retira las denuncias contra activistas y Policía

Los procedimientos judiciales abiertos pueden continuar si el fiscal aprecia indicios de delito. El presidente, además, interpone nuevas demandas contra las mujeres que permanecen acampadas frente a su chalé y otros activistas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:
MONAGO

MONAGO

El presidente de Extremadura sigue buscando la fórmula para ahogar económica y judicialmente -con el mínimo coste político posible- a los activistas del Campamento Dignidad y a las dos mujeres desahuciadas que permanecen acampadas desde hace casi tres meses en la puerta del chalé del presidente.   

José Antonio Monago retiró el pasado viernes las denuncias que había interpuesto contra activistas del Campamento Dignidad y contra las dos mujeres desahuciadas por "un delito continuado de coacciones", así como la planteada contra el Cuerpo Nacional de Policía por, supuestamente, "filtrar información de su agenda" a las activistas.

Así lo han confirmado a Público fuentes judiciales cercanas al caso que aseguran, no obstante, que la retirada de la denuncia no significa el fin del proceso judicial ya que éste puede continuar en el caso de que el fiscal observe indicios de delito. Una hipótesis que fuentes judiciales consideran como "la más probable".  



De hecho, si el viernes Monago retiró estas denuncias mediante un escrito presentado en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Badajoz, esa misma noche, la Policía Nacional entregaba a una de las mujeres desahuciadas que acampa frente a su chalé, Isabel María Pintado, y a otros tres activistas del Campamento Dignidad, una citación judicial para el próximo 19 de mayo "por una presunta falta de desobediencia a la autoridad".

La denuncia contra los cuatro activistas fue interpuesta por el propio José Antonio Monago ante el juzgado de instrucción nº 1 de Olivenza. Es decir, el mismo día que retiraba unas denuncias, se iniciaba el procedimiento judicial contra los activistas por otra denuncia del presidente. C

Fuentes jurídicas denuncian "una estrategia para "utilizar a los fiscales como abogados de la defensa de Monago"

"Este comportamiento de Monago indica que se trata de una especie de estrategia mediante la cual él denuncia y después la retira la denuncia para que el fiscal haga el trabajo sucio y continúe los procedimientos judiciales abiertos", señalan a Público fuentes judiciales cercanas a los procesos abiertos contra los activistas, que denuncia una estrategia del presidente para "utilizar a los fiscales como sus abogados de defensa"

Desde la presidencia de Extremadura, haciendo gala de su habitual opacidad, no han querido ni confirmar ni desmentir esta información, así como también rechazaron semanas atrás valorar la denuncia que presentó el presidente contra el Cuerpo Nacional de Policía por presunto espionaje.

Antecedentes

Los precedentes que apoyan esta hipótesis, y que que barajan las fuentes jurídicas consultadas por este, medio es que, en anteriores ocasiones, el fiscal de un caso judicial abierto por una denuncia de Monago ya ha actuado en favor del presidente extremeño frente a los activistas y, en contra, del criterio del propio juez que instruía el caso. 

El SUP exige disculpas públicas a Monago por su denuncia contra el Cuerpo Nacional de Policía

Así, en el caso de las denuncias retiradas dirigidas contra las mujeres desahuciadas, fue el fiscal quien pidió a la juez que dictara una orden de alejamiento de más de mil metros respecto a la casa de Monago y de cualquier acto público del presidente contra las mujeres desahuciadas y fue este mismo fiscal el que tipificó el supuesto delito cometido por las activistas como "delito continuado de coacciones". 

Sin embargo, en ese caso, la juez del juzgado de instrucción nº4 rechazó en su fallo las medidas preventivas pedidas por el fiscal y por Monago porque su aplicación "dañaría gravemente su derecho a la libre circulación, a la libertad de expresión y al derecho de reivindicación y queja". 

El Sup exige disculpas públicas

Tras conocer la noticia de la retirada de la denuncia, el Sindicato Unificado de Policía de Extremadura -que aún no ha recibido la confirmación oficial de la retirada- ha exigido una disculpa pública tanto del presidente Monago como de su delegado del Gobierno, que, el pasado jueves, aseguró que en el Cuerpo Nacional de Policía, como en cualquier otro colectivo, puede haber ovejas negras por lo que no tenía por qué dudar de los motivos que habían llevado a Monago a denunciar.

"La retirada de la denuncia es el reconocimiento de que este hombre [por Monago] ha perdido la cabeza. Las denuncias contra nosotros y contra el Campamento Dignidad son absurdas", sentencia en declaraciones a Público el portavoz del SUP Extremadura, Pedro Donoso.