Público
Público

Referéndum 1-O Moncloa culpa a la Generalitat de las cargas policiales: "Son los únicos responsables de la situación actual"

Sáenz de Santamaría alaba el trabajo "proporcional" de la Policía Nacional y la Guardia Civil y asegura que el objeto de sus acciones no han sido las personas, sino el material electoral.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa en la que ha pedido a la Generalitat y a los partidos que la componen que cese ya en su "irresponsabilidad" y pare la "farsa" de referéndum. EFE/Angel Díaz

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha culpado a la Generalitat de ser los únicos responsables de la situación actual en Catalunya y ha asegurado que "no ha habido referéndum ni apariencia de tal" y ha pedido a los partidos del Govern que cesen ya en su "irresponsabilidad" y paren esta "farsa".

Una farsa que "nunca fue legal" y que hoy se ha demostrado que es "claramente irrealizable", ha subrayado en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa la vicepresidenta del Gobieno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Para el Gobierno, según ha explicado, "continuar con esta farsa no tiene ningún sentido y no lleva a ningún lugar". "Deberían ponerle fin de inmediato. Está en su mano continuar con esta situación, que a nada bueno conduce", ha añadido.

"Tiempo habrá para que cada uno analice su actuación"

"No ha habido referéndum ni apariencia de tal", ha insistido la vicepresidenta, en cuya opinión "nunca ha tenido sentido discurrir por esta senda de irracionalidad y no tiene sentido continuar".

Además, ha considerado que esta mañana, con el anuncio de un sistema de votación con censo universal, la Generalitat "ha liquidado cualquier vestigio de apariencia de referéndum".

Al pedirle su opinión sobre la actuación de los Mossos y si el Gobierno ve justificado que la Fiscalía actúe contra ellos, ha señalado que "tiempo habrá para que cada uno analice su actuación".

Pero ha dejado claro que "los únicos responsables de la situación actual" son el presidente catalán, Carles Puigdemont; el vicepresidente, Oriol Junqueras; la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y todos aquellos que han promovido el referéndum ilegal.

Según su criterio, se han comportado con una "absoluta irresponsabilidad" y han pretendido que la ley quedara invalidada en Catalunya y, con ello, la propia democracia.

"Al señor Puigdemont sencillamente la democracia le viene enorme, nunca la ha entendido", ha subrayado la también ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, que le ha acusado de imponer sus "ambiciones personales y políticas" como "la única ley de Catalunya".

Sobre Puigdemont: "Hace mucho tiempo que nos libramos de una dictadura y que hubiera un señor que dijera que su palabra es ley"

Para ella, el origen de la situación es "una enloquecida carrera de la Generalitat y de su Gobierno para pasar por encima de los derechos de todos". "Hace mucho tiempo -ha añadido- que nos libramos de una dictadura y que hubiera un señor que dijera que su palabra es ley".

Sáenz de Santamaría ha hecho un llamamiento expreso a Puigdemont y a sus socios para que asuman que el referéndum es "claramente irrealizable". La vicepresidenta ha reprochado que, "pese a la ilegalidad constatada", los independentistas decidieron movilizar a sus partidarios usando incluso "a niños y personas mayores sin ningún límite".

Pero hoy considera que los ciudadanos han visto cómo son restaurados sus derechos, garantizada su convivencia y protegida su libertad. Ha defendido asimismo el trabajo de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que han actuado "con profesionalidad, de modo proporcional y proporcionado", ya que el objeto de sus acciones no han sido las personas, sino el material electoral y proteger los derechos de todos.

"Han cumplido con su obligación democrática", ha agregado, convencida de que las fuerzas y cuerpos de seguridad estaban para cumplir las instrucciones judiciales.

Ante las palabras del líder del PSC, Miquel Iceta, en las que ha pedido a Mariano Rajoy y Carles Puigdemont que renuncien a sus responsabilidades y convoquen elecciones anticipadas en España y Catalunya, respectivamente, si no son capaces de encontrar una solución, la vicepresidenta ha advertido de que no es el momento de hacer "cálculos electorales" en un día "muy complejo".

"No sé cómo haría las cosas el señor Iceta, pero sé que en España la legalidad tiene que cumplirse y los cálculos electorales olvidarse", ha recalcado.