Publicado: 29.07.2016 15:59 |Actualizado: 29.07.2016 17:10

Monedero acusa a la Complutense
de intentar hacerle "daño político"
y anuncia acciones legales

El cofundador de Podemos considera que la resolución del expediente disciplinario y el modo en el que se ha hecho público muestran la intención de la UCM de perjudicarle.

Publicidad
Media: 4.46
Votos: 13
Comentarios:
El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, en El Escorial. / EFE

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, en El Escorial. / EFE

MADRID.- El cofundador y exdirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero, considera que la resolución del expediente disciplinario dictado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el modo en el que se ha hecho público, antes de que él tuviera conocimiento de su contenido, revela por parte de este centro universitario y de su rector, Carlos Andradas, una "clara intención política con la voluntad de hacer daño político" y por ello va a emprender las acciones legales que sean necesarias.

"Detrás de esta sanción - suspensión de seis meses de empleo y sueldo y obligación de  pagar un 10% de los ingresos que percibió en 2013 por sus trabajos de asesoría a países latinoamericanos- hay un comportamiento que no puedo aceptar. No solamente por la vulneración de los mínimos derechos al haberse filtrado a la prensa la sanción antes incluso que al interesado, sino por la voluntad política arbitraria que ha acompañado a todo el proceso", ha asegurado el politólogo, que en estos momentos se encuentra en Colombia para impartir una charla universitaria.



Acciones legales contra Andradas

Monedero explica a Público que no comparte el contenido de la resolución tomada por el rector Carlos Andradas y anuncia que presentará un recurso tanto en la universidad como en los lugares correspondientes posteriores "si así hiciera falta". El profesor cree que todo esto acabará en nada: "Tengo confianza en los jueces y hasta el día de hoy todos los ataques recibidos han terminado archivados en los tribunales".

De hecho, además de recurrir la resolución, Monedero ha reafirmado que también tiene intención de denunciar al actual rector de la Complutense, Carlos Andradas, por revelación de secretos, después de que se haya dado a conocer el contenido de la sanción, antes de que él haya tenido constancia del misma. "La sanción es una decisión personal del rector que sólo él y yo debiéramos conocer, y la UCM ha decidido que se enteren antes los medios que la persona interesada", lamenta. 

Manos Limpias, detrás de la denuncia

Monedero denuncia que la sanción fue filtrada a la prensa antes incluso de que él tuviera conocimiento de su contenido

El politólogo considera significativo que la fuente de su sanción venga de una denuncia realizada por Manos Limpias, gente que "está en la cárcel por extorsionadores". En su opinión, "se está rompiendo el estado de derecho y deja a los ciudadanos sujetos a la arbitrariedad de gentes que han demostrado su falta de respeto a la ley", rechaza.

Del mismo modo, recuerda que el anterior rector de la Complutense, José Carrillo, expresó públicamente las presiones recibidas desde la Comunidad Autónoma de Madrid para sancionarle. "Tanto Ignacio González como Lucía Figar tuvieron que dimitir por su vinculación a la red Púnica y otros presuntos casos de corrupción", recuerda.

Monedero destaca que todas las querellas que ha recibido en estos tiempos, más de una docena, siempre han tenido que ver con cosas que había hecho "antes de estos dos últimos años". Sin embargo, "los problemas con mis actividades solo se han vuelto problemáticas después de la puesta en marcha de Podemos. De manera que alguna relación debe de haber. Y no puede ser que formar parte de Podemos se convierta en una fuente de problemas exclusivos", reflexiona. 

Procedimiento habitual: 200 profesores con empresas privadas

Su equipo legal recuerda que es "lícito y conforme a la función social de la universidad pública hacer trabajos de asesoría". La única responsabilidad recae en el hecho de "no haber pedido permiso para ello en plazo", subrayan.  "Este tipo de proceder es habitual, prácticamente de oficio, en la universidad como demuestran los 200 profesores que lo han hecho y tienen empresas privadas que el rector y la universidad conocen y a quienes no se les aplicado sanción alguna pese a estar o haber estado dedicándose a jornada completa a la docencia", continúan. 

El anterior rector de la Complutense, José Carrillo, alertó de que había recibido "presiones" desde la Comunidad Autónoma de Madrid para sancionarle

"El rector, al igual que toda la comunidad universitaria, sabe de esas actividades privadas. Son comunes en la universidad. A menudo llevan a que esos profesores no den clases ni investiguen. No es mi caso. No he faltado a mis clases y tengo dos sexenios de investigación", defiende el exdirigente del partido morado, que dejó su cargo en la dirección precisamente tras la polémica generada por sus trabajos de asesoría a los países latinoamericanos.

Trato injusto

"El tratamiento que he recibido no es el que se aplica a los demás en la misma situación. Y ese trato desigual no es de recibo", añade el profesor.  "Seis meses de empleo y sueldo, aumentando en dos meses la petición de la inspección, es inédito en la Complutense y de ser normal debiera aplicarse a unos cientos de profesores. Sería bueno que se regulase con mayor claridad pero el tratamiento debe ser igual para todos los profesores. Aún más cuando el destino de ese dinero fue íntegramente a un proyecto intelectual como La Tuerka y no a gastos particulares", afirma.