Público
Público

Montoro anuncia el nuevo plan de pago a proveedores

El ministro de Hacienda ha adelantado que estará ligado al cumplimiento de la directiva de morosidad, que obliga a pagar a proveedores en menos de 30 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado que el Gobierno pondrá en marcha un nuevo plan de pago a proveedores para el año 2013, aunque en esta ocasión estará ligado al cumplimiento de la directiva de morosidad, que obliga a pagar a proveedores en menos de 30 días.

En un foro organizado por el diario La Razón, Montoro ha explicado que aún trabaja para cerrar la cuantía del plan, y ha asegurado que el objetivo será evitar la dilación en el pago de facturas por problemas de financiación, que acaban perjudicando negativamente a la imagen de España.

Para poder llevar a cabo el nuevo plan, el Gobierno tendrá que modificar la legislación vigente pero, según Montoro, se trata de un instrumento 'al alcance de la mano' del Gobierno que hay que utilizar.

Montoro ha recordado que el plan de 2012 tuvo consecuencias macroeconómicas importantes, ya que ayudó a mantener, al menos, 150.000 empleos de forma directa. Además, ha garantizado que el Gobierno, al mismo tiempo, seguirá favoreciendo la liquidez de las comunidades autónomas y entidades locales.

Al primer plan de proveedores, cuya ampliación ya anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se destinaron el año pasado 27.000 millones de euros. Poco después de anunciarlo el presidente, el Consejo de Ministros aprobó una dotación adicional para el plan de 2012 de 2.684 millones para las facturas anteriores al 1 de enero de 2012.

Asimismo, se incluyó como novedad la posibilidad de que pudieran adherirse las entidades locales de País Vasco y Navarra así como las mancomunidades de municipios.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, adelantó el pasado 16 de marzo que hasta esa fecha cerca de 5.000 ayuntamientos habían presentado 1,9 millones de facturas pendientes del pago con proveedores, por importe de 9.584 millones de euros.