Publicado: 04.11.2016 09:07 |Actualizado: 04.11.2016 20:52

Montse Venturós, alcaldesa de Berga, detenida por desobediencia

La edil está ahora en comisaría, pendiente de pasar a disposición judicial tras negarse a declarar por haber colgado una estelada en la puerta del ayuntamiento que dirige. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
La alcaldesa de Berga, Montse Venturós, junto a Eloi Escútia, regidor de Educación y Medio Ambiente / @CUP BERGA

La alcaldesa de Berga, Montse Venturós, junto a Eloi Escútia, regidor de Educación y Medio Ambiente / @CUP BERGA

MADRID.— A las 7 de la mañana, dos Mossos d'Esquadra vestidos de paisano se han personado en casa de la alcaldesa de Berga, Montse Venturós, y la han trasladado a los juzgados de la localidad catalana por orden del Juzgado de Instrucción 1. Se le acusa de desobediencia tras su negativa reiterada a declarar como investigada por un presunto delito electoral, puesto que no hizo caso a los requerimientos de la Junta Electoral Central de retirar la bandera independentista del balcón del Ayuntamiento.

No es la primera vez que Venturós se ha negado a comparecer ante la justicia desde que los más de 16.000 habitantes del municipio barcelonés de Berga le dieron la alcaldía a la representante de la CUP en las pasadas elecciones autonómicas y municipales. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juzgado tiene abiertas dos causas contra ella por delito electoral.

Venturós está siendo investigada por negarse a retirar la bandera del consistorio como se le requirió durante las elecciones catalanas y las autonómicas

El juez la ha citado en dos ocasiones por cada causa con incomparecencia de la investigada, y en las citaciones se le informaba de las consecuencias que podía acarrear no presentarse en el juzgado. Tras la última incomparecencia el 17 de octubre, el juez pidió un informe al Ministerio Fiscal, que solicitó la detención y el juez la ha acordado para poder tomarle declaración en los procedimientos abiertos.

Venturós está siendo investigada por negarse a retirar la bandera del consistorio como se le requirió durante las elecciones catalanas y las autonómicas. No acudió al juzgado tras ser citada por primera vez el 5 de abril ni en el segundo requerimiento, el 17 de octubre, tras lo que afirmó que declararía "ante el pueblo" porque es a quien se debe: "Reitero mi voluntad de no esquivar el desafío del Estado. La independencia la conquistaremos demostrando que la legitimidad de las urnas quiere ser silenciada por una legalidad que ya solo acepta una minoría", dijo en un comunicado en ese momento.

El Ayuntamiento de Berga argumentó que su decisión de hacer caso omiso de los requerimientos de la Junta Electoral Central de retirar la estelada responde también "a la voluntad popular ya que se trata de un acuerdo aprobado en el pleno del 6 de septiembre de 2012".

Muestras de apoyo en redes

Partidos políticos como Demòcrates de Catalunya han censurado la detención porque aseguran que la alcaldesa "solo estaba cumpliendo la voluntad democrática de su pueblo". Su portavoz, Toni Castellà, ha sido claro: "Venturós ha actuado con sentido democrático y no se ha dejado intimidar por la maquinaria judicial del Estado español, que está absolutamente politizada". Ha aprovechado para recordar que "el único compromiso de obediencia que tienen es con el pueblo de Catalunya y sus instituciones", como ha hecho la alcaldesa de Berga.



La noticia ha saltado en redes sociales, donde se han sucedido los mensajes de solidaridad. Entre ellos, el de la presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, quien lanzaba "todo su apoyo" para la edil. "Ni la judicialización de la política", tuiteaba Forcadell "ni los tribunales impedirán que los y las catalanas decidamos nuestro futuro". 

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha querido unirse a las muestras de cariño a Venturós: "Contra la judicialización de la política, en defensa de la libertad de expresión y la soberanía municipal: todo el apoyo a la alcaldesa", ha dicho en Twitter.

Lo ha calificado como un "ataque muy grave contra la libertad de expresión y la soberanía municipal" durante un encuentro de alcaldes en Madrid. "Cualquier bandera es un símbolo pacífico e incuestionable en términos políticos" ha insistido, y ha recordado que la decisión de colocar la estelada "no era una alcaldada ni una decisión personal".

Benet Salellas, diputado de la CUP, ha criticado las formas de los Mossos por aquello de "llamar a la puerta de madrugada" y buscar un momento en el que esté sola: "Es una forma de actuar impropia de una policía democrática", ha criticado. "Este país está en un proceso de desconexión irreversible", ha añadido, "habría que empezar a plantear que Interior no dé cumplimiento a aquellas órdenes injustas que tengan que ver con el proceso de independencia".

También la diputada de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, ha tuiteado: "Nos quieren sumisas y disciplinadas. Nos quieren detenidas. Pero seremos libres. Montse Venturós somos todas".

La Crida per Sabadell, un movimiento asambleario de esa localidad, ha anunciado en Twitter que han descolgado la bandera española de su ayuntamiento en un guiño hacia el municipio de Berga.

La CUP y Alerta Solidaria, Organització Antirepressiva de l'Esquerra Independentista, han convocado a las 9 de la mañana una concentración de protesta frente al juzgado que ha aglutinado más de 200 personas