Publicado: 24.11.2014 12:05 |Actualizado: 24.11.2014 12:05

Moratinos admite que tuvo una reunión con ‘el pequeño Nicolás’ para hablar de Guinea Ecuatorial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, más conocido como ‘el pequeño Nicolás' ha roto su silencio y durante el pasado fin de semana ha otorgado entrevistas a distintos medios en las que ha dado detalles sobre sus relaciones con diferentes personalidades de la élite política.

En esas entrevistas, el joven ha asegurado que mantuvo una reunión con el exministro de exteriores socialista Miguel Ángel Moratinos. El exjefe de la diplomacia española ha confirmado en declaraciones a The Diplomat que las afirmaciones de Francisco Nicolás son ciertas.

Su primer encuentro se produjo en la coronación de Felipe VI, a la que ‘el pequeño Nicolás' asegura que acudió invitado por la Casa Real. Moratinos relata que Francisco Nicolás "le asaltó" y le invitó a comer para debatir una propuesta.

La cita tuvo lugar en el madrileño barrio de Arguelles. Durante su reunión, el joven le dijo a Moratinos que "había que hacer algo con Guinea Ecuatorial". El exministro de Zapatero trabaja desde hace años como comisionista de empresas españolas con intereses en la antigua colonia española.

Moratinos mantuvo un breve encuentro con 'el pequeño Nicolás' en su domicilio  Francisco Nicolás le propuso impulsar un Consejo España-Guinea Ecuatorial que tomase como modelo el Consejo España-Estados Unidos, algo que consideraba "de sentido común". Moratinos acogió esta proposición como una "idea original que podría tener recorrido" y que podía potenciar el buen entendimiento entre países y ayudar a las empresas.

Para ganarse la confianza de Moratinos, el joven le mostró fotos con una gran cantidad de políticos. Le aseguró que estaba desencantado con el PP y que tenía buenas relaciones dentro del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). El exministro asegura que "era un hombre hábil que conocía el mundillo".

Después de su encuentro para comer, ‘el pequeño Nicolás' llamó con insistencia a Moratinos para concretar una nueva reunión. El exministro le recibió durante cinco minutos en su casa. El joven siguió insistiendo y, según Moratinos, le "bombardeó" a llamadas y mensajes, por lo que decidió pedirle que "le dejara de molestar". Unas semanas después el joven sería arrestado por la Policía.