Publicado: 20.03.2014 14:53 |Actualizado: 20.03.2014 14:53

Morenés da por muertos a los militares desaparecidos en Fuerteventura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha destacado este jueves que los cuatro militares desaparecidos anoche entre Gran Canaria y Fuerteventura tenían una amplia experiencia en rescates y ha considerado "tristísimo" que "hayan perdido la vida" entrenándonse para salvar a otros. "Es una paradoja tristísima que militares que han dedicado su vida a rescatar personas en la mar la hayan perdido entrenándose para ello", ha señalado Morenés, en la Base de Gando (Gran Canaria), donde tenía su base el helicóptero accidentado, un Súper Puma HD-21 del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) del Ejército.

Los cuatro militares desaparecidos, y probablemente muertos, según la información que maneja el ministro, son el capitán Daniel Pena, de Vitoria; la teniente Carmen Ortega, de Granada, primera militar española que fallece en un accidente; el teniente Sebastián Ruiz, de Cádiz, y el sargento mecánico Carlos Caramanzana, de Valladolid. Les acompañaba a bordo el sargento Johnander Ojeda, de Canarias, el único de los cinco que ha sido localizado y rescatado.

Si se confirma su muerte, Carmen Ortega sería la primera militar mujer fallecida en acto de servicio en accidente aéreo en la historia del Ejército español, han indicado fuentes de Defensa.

El ministro ha explicado a los periodistas que la aeronave siniestrada realizaba una misión rutinaria de entrenamiento consistente en efectuar prácticas de evacuación nocturna de personal mediante su izado en grúa desde el buque Meteoro de la Armada. Estas maniobras se desarrollaban a 37 millas (68 kilómetros) náuticas al este de Gran Canaria. "Por causas desconocidas", según ha relatado hoy al ministro el único rescatado en este accidente, Johnander Ojeda, se perdieron comunicaciones entre el buque y el helicóptero y comenzaron las labores de búsqueda de los cuatro desaparecidos.

Esa búsqueda continúa y en ella participan el propio SAR, y Salvamento Marítimo, con dos embarcaciones, a las que se suman otras dos de la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera, más otros dos helicópteros de Sasemar. Hasta el momento, sólo se han encontrado diversos restos del helicóptero siniestrado, según ha confirmado Morenés.

Tras reunirse con algunos de los familiares de los desaparecidos, que continúan trasladándose a la Base Aérea de Gando, el ministro ha informado de que la aeronave accidentada pasó su última revisión el 14 de marzo y contaba con certificado para volar hasta el 4 de diciembre de este año. El Súper Puma accidentado había superado su revisión general con 7.839 horas de vuelo acumuladas, de las 60.000 que podía hacer.

Morenés ha destacado que los militares del Ejército del Aire que conformaban la tripulación de este helicóptero eran de "alta experiencia, estaban muy bien entrenados y habían desarrollado con anterioridad este tipo de prácticas sin problema alguno", incluso en Afganistán, por lo que ha subrayado que estaban acostumbrados a misiones de riesgo.

Los cuatro desaparecidos tenían más de 1.000 horas de vuelo, ha añadido el ministro, quien ha considerado una "fortuna" de que haya un rescatado en este accidente, lo que contribuirá a las pesquisas que desarrollará la Comisión de Investigación de Accidentes Aéreos del Ejército del Aire para tratar de esclarecer sus causas.

El ministro ha contado que el sargento mecánico que ha sobrevivido a este siniestro, el único canario de la tripulación, está "muy afectado" por lo sucedido, ya que "ha pasado un rato muy malo", según le ha relatado él mismo.

Pedro Morenés ha afirmado que Johnander Ojeda es un soldado íntegro y una persona de gran valía, y ha recordado que, tal y como establece la ley, a sus compañeros no se les puede dar por fallecidos hasta que pasen tres meses. El ministro ha destacado que el SAR ha rescatado en Canarias a 3.000 personas.