Publicado: 10.03.2015 22:50 |Actualizado: 10.03.2015 23:30

Morenés reconoce haber firmado 32 contratos con su antigua empresa desde que es ministro

El Ministerio de Defensa no detalla si los contratos han sido adjudicados por concurso público o 'a dedo' ni tampoco el importe de los mismos. Sólo tres de ellos supusieron un coste para las arcas públicas de más de siete millones de euros.

Publicidad
Media: 4.51
Votos: 35
Comentarios:
El ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la sesión de control al Gobierno esta tarde en el pleno del Senado. EFE

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante una sesión de control al Gobierno en el Senado. EFE

MADRID.- El Ministerio de Defensa ha reconocido que desde que su titular, Pedro Morenés, tomó posesión de su cargo ha firmado un total de 32 contratos con empresas de las que él mismo fue consejero hasta 2009 y representante hasta bien entrado el 2011. Así se desprende de la respuesta del Gobierno a la pregunta parlamentaria presentada por Jon Iñarritu, diputado de Amaiur en el Congreso de los Diputados, a la que ha tenido acceso Público

El Gobierno, sin embargo, no aporta ninguna información más sobre la cuantía de estas adjudicaciones a Instalaza SA y filiales del mismo grupo, en las que el ministro trabajó desde 2004 a 2011. Tampoco detalla si estos contratos se adjudicaron a dedo o, por el contrario, se realizó un concurso público para su adjudicación.

La información facilitada por el Gobierno, de hecho, no podía ser más vaga. La pregunta parlamentaria de Amaiur reclamaba conocer los contratos realizados por Defensa con Instalaza y otras empresas del grupo. La respuesta del Gobierno detalla que en este periodo de 14 años el Estado español ha firmado 140 contratos con estas compañías armamentísticas, refleja el año de la firma y el órgano de contratación. Nada más. 

En 14 años España ha firmado 140 contratos con las antiguas empresas de Morenés

De esta manera, desde que Pedro Morenés asumió la cartera de Defensa en diciembre de 2011, el Ministerio ha suscrito 32 contratos con Instalaza y sus filiales. Siete de ellos fueron firmados en 2012, trece en 2013, y doce en 2014. Público ha intentado sin éxito que el Ministerio de Defensa explicara el importe de estos contratos y si el ministro había participado en las negociaciones. 

"Este Gobierno sigue sin diferenciar lo público y lo privado. Hay puertas giratorias y negocios giratorios", señala a este medio el diputado de Amaiur Jon Iñarritu, que afirma que tener a Morenés como ministro de Defensa es como "poner al zorro de guardián del gallinero".



Dos contratos por 3 millones de euros 

Según publicó el diario Infolibre, dos de los 32 contratos suscritos por Morenés con sus antiguas empresas fueron suscritos por el Ejército de Tierra en el mes de agosto de 2014 a dedo por valor de más de tres millones de euros. Concretamente, el Ministerio compró "municiones contracarro Acotán-AT" el 1 de agosto por 1.001.032 euros y 32 direcciones de tiro Vosel el 7 de agosto por 2.060.136 euros. En total, los dos contratos suman más de tres millones de euros. 

Cuatro millones en un lanzagranadas ligero 

Previamente, el 5 de diciembre de 2013, el Ministerio de Defensa había formalizado un contrato valorado en 3.999.961,13 euros para comprar a Instalaza S.A. un lanzagranadas ligero, concretamente, "Material Sistema Alcotan".  

El Gobierno gastó cuatro millones de euros en un lanzagranadas ligero de una antigua empresa de Morenés

Este desembolso público fue cuestionado por UPyD que preguntó al Gobierno si consideraba que adjudicar un contrato de casi cuatro millones de euros a una empresa en la que el actual ministro había sido consejero "mejoraba la confianza de los ciudadanos en las instituciones". Asimismo, la diputada Irene Lozano añadía la cuestión de si el ministro había participado en la adjudicación de este contrato.

El Gobierno respondió a UPyD que el motivo por el cual se había comprado este lanzagranadas ligero a Instalaza respondía al "diseño exclusivo de la empresa", amparado "por los correspondientes títulos y derechos de Propiedad Industrial e Intelectual. Además, el Gobierno señaló que el Ministro de Defensa no había intervenido en ninguna de las fases del procedimiento de contratación por lo que "no concurría en ninguna circunstancia que implique el deber de abstención y de inhibición".

Puerta giratoria 

La vinculación del ministro de Defensa con la industria armamentística ha estado en el centro de la polémica desde que Morenés asumió la cartera. En su primera participación en una Comisión de Defensa, en enero de 2012, la oposición ya planteó si era conveniente que un hombre fuertemente vinculado a empresas del sector armamentístico ocupara la cartera de Defensa. 

Instalaza denunció al Ejecutivo de Zapatero reclamando 40 millones de euros por la prohibición de las bombas racimo

El ministro señaló entonces que su relación con Instalaza se produjo entre 2005 y 2007. Sin embargo, el Boletín Oficial del Registro Mercantil reflejaba que Morenés fue representante de Instalaza S.A. hasta el 20 de septiembre de 2011, apenas dos meses antes de asumir la cartera. 

Denuncia a Zapatero

La empresa Instalaza S.A. denunció al Ejecutivo de Zapatero en 2010 reclamando 40 millones de euros "por daños y perjuicios" por la prohibición del uso, almacenamiento y fabricación de las bombas racimo en España a raíz de la firma del Tratado de Dubín. La Audiencia Nacional, no obstante, dio la razón al Gobierno y rechazó indemnizar a Instalaza. Curiosamente, esta sentencia se produjo cuando Morenés ya era ministro.