Público
Público

Movilizaciones en Euskadi por las condiciones en que murió 'Thierry'

El colectivo de apoyo a los presos de ETA Herrira convoca dos marchas en Basauri y Galdakao y critica que la política penitenciaria del Gobierno genera "dolor en miles de personas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El colectivo de apoyo a los presos de ETA Herrira ha convocado dos movilizaciones para denunciar la muerte a consecuencia de un derrame cerebral del preso de ETA Xabier López Peña, Thierry, que sufría una dolencia cardiovascular, y para exigir que casos como el del exdirigente de la banda armada, fallecido en un hospital parisino en el que estaba ingresado, 'no vuelvan a repetirse'.

La primera de las movilizaciones será a las 20.00 horas de este domingo en Benta Plaza de Basauri y, la segunda, el lunes a la misma hora en Zamakoa Plaza de Galdakao, de donde el fallecido era natural.

En un comunicado, Herrira ha mostrado sus condolencias a la familia y a todo el entorno social y afectivo de Xabier López Peña. Asimismo, ha denunciado 'el trato y la falta de información padecida por sus allegados en el hospital parisino en el que estaba ingresado'.

Por otro lado, el colectivo ha manifestado que la muerte de Xabier López Peña 'vuelve a poner en evidencia las fatales consecuencias de una política penitenciaria que vulnera derechos elementales y que introduce a los 600 presos' de la banda terrorista en una 'terrible y constante ruleta rusa'.

Según ha apuntado, la política penitenciaria genera un 'inmenso sufrimiento y dolor en miles de personas'. 'Precisamente, cuando la sociedad vasca ansía dejar atrás las violaciones de derechos y que no vuelva a existir ninguna muerte más a consecuencia de un conflicto que se ha alargado durante demasiado tiempo, la política penitenciaria sigue matando', ha criticado.

En este sentido, ha criticado 'la dispersión, el aislamiento, unas condiciones de vida deplorables, el alargamiento de las condenas, las agresiones, el maltrato, la asistencia sanitaria deficiente, y el mantener a presos gravemente enfermos en prisión'. A su juicio, éstos son 'unos macabros ingredientes que, por desgracia, conforman un cóctel mortal', ha manifestado.

Según ha recordado, actualmente son 15 los presos de ETA que sufren graves enfermedades. 'Hablamos de diagnósticos como cáncer, esclerosis múltiple o esquizofrenia. La liberación de estas personas supone la única garantía para que reciban un tratamiento sanitario adecuado y casos como los de Anjel Figueroa y López Peña no se vuelvan a repetir', ha explicado.