Publicado: 15.04.2014 07:00 |Actualizado: 15.04.2014 07:00

Movimientos sociales acusan al juez Silva de apropiarse de la marca 15-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Hay una serie de actores que quieren capitalizar al 15-M, pero está claro que no funciona así", asegura a Público Diego S., de Democracia Real Ya (DRY): "Un colectivo más del 15-M, con el mismo espíritu", tal como lo define.

Un espíritu, marca o esencia del que, según los activistas, intenta apropiarse el juez Elpidio Silva, presidente y fundador del Movimiento RED y cabeza de lista para las elecciones europeas de la misma formación, que ya ha sido tachado de "personalista" en anteriores ocasiones. O de "juez estrella", socorrido término empleado por el Partido Popular para designar a magistrados que no son especialmente de su agrado.

"El 15-M es horizontal y apartidista, contrario a líderes, y eso es lo que pretendía ser Silva, un mesías que no casa con el espíritu 15-M", asegura el portavoz de DRY, después de reconocer que en ciertos sectores del movimiento ciudadano hay malestar con el magistrado por sus intentos de vincularse al 15-M para "ganar votos".

"La credibilidad viene por otras cosas, y el 15-M sigue siendo apartidista", asegura Alleres.

En concreto, y dejando a un lado la inclusión de ideas y propuestas surgidas de estos movimientos ciudadanos y presentadas como propias, Diego S. y Ana Alleres, de Spanish Revolution, critican el intento del juez de vincularse públicamente con el 15-M, además de la existencia de perfiles en redes sociales que recurren al nombre del 15-M y que se dedican a difundir contenidos relacionados con el partido de Silva (@red15mundial, con.85 seguidores y @red15m, con 55 seguidores, entre otros).

"Cualquiera puede hacer un twitter que se llame 15-M mundial" asegura Alleres. "Cada uno al final puede hacerse con las palabras como quiera, la credibilidad viene por otras cosas, y el 15-M sigue siendo apartidista. Hay muchos espacios en los que puedes decir lo que te dé la gana, se pueden llamar 15-M mundial y tener 85 seguidores en Twitter, pero eso no significa que sigan el espíritu del 15-M", afirma. "En Facebook hay otro grupo con 540.000 miembros en el que la gente spamea de todo, y hay gente que se dedica a lanzar cosas sobre Elpidio", sostiene.

 "Hay malestar tanto con el juez Silva como con cualquiera que intente apropiarse del movimiento ciudadano""Hay malestar tanto con el juez Silva como con cualquiera que intente apropiarse del movimiento ciudadano", añade el portavoz de DRY. "Hay quien quiere hacer pensar que del movimiento sale un apoyo, cuando en realidad no es así, afirma. "Como el 15 M tiene un amplio respaldo de la sociedad quiere ganar votos, es un burdo intento de capitalizar el reconocimiento del 15-M", defiende.

"En cualquier caso, recuerda Alleres, el 15-M tiene más que ver con un espíritu, no tiene un copyright", y no sólo Elpidio ha tomado ese espíritu: hay muchas plataformas que lo están tomando".

De hecho, preguntado por otros partidos o plataformas que puedan estar actuando de manera similar, Diego S. recuerda el caso de la plataforma Recortes 0: "La plataforma Recortes 0, creo que con toda la buena intención, dijo que DRY la estaba apoyando y en realidad quien la apoyaba era la Asociación DRY, no son lo mismo. Parece que pretenden llegar y besar el santo. Parece que tener un grupo del 15-M detrás de ti ya es algo, y no", asegura.

Público intentó pedir su versión de los hechos al juez Silva hasta en tres llamadas telefónicas, y en una de ellas incluso formuló preguntas, pero el magistrado rechazó contestar alegando haber recibido otra llamada, pidiendo ser contactado más tarde por segunda vez consecutiva. 

Alleres: "La credibilidad se consigue de otra forma, no diciendo soy del 15-M ni haciéndose fotos con Ada Colau" Cuestionado por otros ejemplos de las actuaciones que reprocha al juez Silva, Diego S. recuerda los acontecimientos del pasado 8 de abril :" El otro día por ejemplo, la foto que se hizo con Ada Colau dando a entender que le daba su apoyo,y la propia Colau hizo su desmentido. Hay gente que se quiere apropiar del trabajo colectivo".

Ese mismo día, la portavoz de la PAH exigió su retirada, pero las palabras de Colau no impidieron que media docena de cuentas del partido de Silva movieran la instantánea al día siguiente, por lo que algunos usuarios interpretaron que la portavoz de la PAH mostraba su apoyo a la formación del juez.

El día 10, Colau se volvió a ver obligada a negar su apoyo al Movimiento Red: "No me mezcles con ninguna candidatura electoral @elpidiojsilva", rezaba su segundo tweet.

"La credibilidad se consigue de otra forma, no diciendo soy del 15-M ni haciéndose fotos con Ada Colau", critica Alleres. "Buscaba su credibilidad para ganar votos, lo mismo que hace el PSOE con los de la ceja. Hay personalidades públicas que tienen credibilidad y los partidos se aprovechan de ello, pero la credibilidad se gana de otra forma", esgrime.

"El 15-M es muy variado, es apartidista . Sobre las elecciones siempre ha dicho que cada uno vote a conciencia", asegura el portavoz de DRY. En su opinión, hay varias plataformas y partidos políticos que, como hace Elpidio José Silva, han esgrimido algunos de los argumentos, iniciativas y reivindicaciones del 15-M. "Eso no está mal, es un éxito del 15 M que los partidos están metiendo ciertos temas en la agenda. La cosa cambia cuando dices que hay grupos o colectivos apoyándote y no es así", sostiene.

"Está jugando sus bazas, que sea torpe no es culpa nuestra", afirma Alleres. "Estos populismos no caben", añade Diego S. "Como él lo están haciendo muchos", afirma Alleres. "Recoger mogollón de las cosas que salen en la calle y atribuirse la idea, decir que serán los que lo llevarán adelante, criticar la corrupción... lo está haciendo hasta el PP. Es la única forma que les queda para hacerse creíbles, reapropiarse del lenguaje", defiende.

Preguntado directamente por el malestar dentro de otros círculos del 15-M por la actitud de Silva-del que algunos grupos asociados al movimiento aseguran no tener constancia-  el portavoz de DRY recuerda que "hablar del 15-M es complicado", debido al gran número de grupos a los que hace mención esta denominación.

"En determinados círculos como la plataforma DRY nos lo tomamos a chiste, no hay un malestar brutal. A este tipo de personas se les da de lado, estos populismos no caben", asegura.

Alleres se muestra aún más rotunda: "No hay más malestar que con otros espacios, está jugando sus bazas, que sea torpe no es culpa nuestra", responde.

"Silva quiso que el Partido X le apoyara porque sí para ser cabeza de lista, sin haber sido votado, asegura Diego S.. Desde la formación, recuerdan que retiraron el apoyo a Silva hace meses:"Él se acercó a mucha gente, nosotros los primeros. Nosotros explicamos en un comunicado que seguíamos con la causa de Blesa, pero no podemos apoyarlo a él ni a su partido. Nos pareció una idea política personalista que rozaba el caudillismo. No nos interesaba", asegura un miembro del equipo de comunicación.

"Por nuestra parte no hay malestar, no está copiando partidos. Tampoco estamos atentos a estas cosas, hay mucho trabajo y no tenemos tiempo para estas historias", afirma.