Publicado: 10.03.2014 15:47 |Actualizado: 10.03.2014 15:47

Muere a los 97 años Sebastià Piera, militante histórico del PSUC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El militante histórico del PSUC Sebastià Piera falleció este sábado a los 97 años en Ajaccio, en la isla de Còrcega, lugar al que fue deportado desde Francia tras ser detenido y torturado por la dictadura franquista en 1947. Nacido en Santa Maria de Meià (Lleida) en 1917, Piera, hijo del maestro de escuela Antoni Piera y Cecília Llobera, se exilió a Francia al terminar la Guerra Civil y estuvo retenido en los campos de concentración de Argelès-sur-Mer y Sant Cebrià de Roselló.

Piera —viudo de la militante también del PSUC Trinitat Revoltó, con quien estuvo casado 62 años— ha tenido tres hijos, cinco nietos y un bisnieto.

Se alistó en 1941 en el Ejército Rojo para combatir a Hitler desde el frente soviético durante la II Guerra Mundial, y, para combatir el franquismo, volvió seis años después a Catalunya, donde fue detenido junto con Joaquim Puig Pidemunt y sometido a un mes de interrogatorios y torturas —que le llegaron a desfigurar la cara— para obtener información sobre la lucha clandestina. Después ingresó en la cárcel Modelo a la espera de ser juzgado en un consejo de guerra colectivo, en el que fue condenado a tres años de cárcel, y consiguió salir en julio de 1948, pero poco después le volvieron a detener para interrogarlo.

Sin embargo, después de que la policía le citara para otro día, Piera pudo despistarlos y huir a Andorra, donde se encontró con su hermana y su mujer, y obtuvieron documentación para trabajar y vivir en Francia, donde empezaron así su segundo exilio. Desde Francia, pese a todo, fueron deportados a Córcega, donde él subsistió con diversos trabajos y su mujer estuvo un taller de confección, una situación que acabó en 1965 cuando pudieron salir de la isla para ver sus parientes y amigos residentes en Francia.

En 1975, tras la muerte de Franco, ambos pidieron el pasaporte español y volvieron a Catalunya para visitar a sus familiares y amigos, aunque Córcega ha sido donde Piera ha vivido hasta ahora.

Miembro de la comisión de honor del PSUC, fue galardonado con la Creu de Sant Jordi de la Generalitat en 2004 e ICV le rindió un homenaje en 2010, coincidiendo con el 74 aniversario del PSUC. El historiador Ricard Vinyes publicó en 1984 la historia de su vida, El soldat de Pandora. Biografia d'un comunista del segle XX, que editó Proa.