Público
Público

Muere José Manuel Maza Zoido amenaza a los que tuitean contra Maza y el PP oculta su reprobación en el Congreso

El Gobierno ha advertido de que "no habrá impunidad" para algunos tuits que considera "insultantes" sobre el fallecimiento del fiscal general del Estado. Al mismo tiempo, el PP y EFE, la agencia de noticias pública de España, han silenciado que Maza fue reprobado por "incumplimiento grave y reiterado de sus funciones” al beneficiar a imputados del Partido Popular.

Publicidad
Media: 2.85
Votos: 13

El ministro del Interior Juan Ignacio Zoido realiza declaraciones a los medios durante el acto de entrega de los premios "ayuda 11M", de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo 11M. EFE/Fernando Alvarado

La repentina muerte del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha desencadenado una aluvión de mensajes en las redes sociales. Muchos de ellos contienen las condolencias por el fallecimiento, pero otros, como suele ser habitual en estos casos, recogen los aspectos más negativos de su vida como servidor público.

Ante este panorama, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha advertido de que no habrá impunidad para los insultos en las redes sociales, en alusión a los que desde algún perfil se habrían vertido contra el fiscal general del Estado fallecido.

Zoido ha escrito en su cuenta personal de Twitter lo siguiente: "Mofarse de la muerte de una persona es algo mezquino, cruel e intolerable. No hay impunidad para los insultos y el odio en las redes sociales". Y adjuntaba algunos mensajes de Bernat Castro, exasesor del diputado por ERC Gabriel Rufián.

También la Guardia Civil ha alertado sobre el contenido de algunos tuits críticos, aunque ha dejado claro que mofarse de la muerte de alguien puede que no sea necesariamente un delito.

Muy comentados han sido los mensajes de Cristian Fernández, miembro de la Comisión de Garantías de Podemos en Catalunya, quien incluyó una imagen de dos copas de champán brindando junto con una noticia de la muerte de Maza. Después lo borró y poco después, envió este otro tuit: "Muerte un represor y no podemos hacer sátira. Volvemos a tiempos oscuros", si bien su perfil ya no es visible para los usuarios de la red.

Tuit borrado de Cristian Fernández.

Mientras tanto, la agencia EFE ha destacado el tuit de la organización juvenil catalana independentista Arran, vinculada a la CUP, que publicó un mensaje con el lema "Fins mai, Maza" ("Hasta nunca, Maza") junto a una foto cabeza abajo del fiscal general fallecido. El presidente del PP en Catalunya y candidato a la Presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol, ha anunciado que consultará si este tuit es "denunciable". Albiol ha escrito en su perfil de Twitter:

"Las juventudes de la CUP haciendo honor a su miseria humana. Y pensar que estos han mandado en la Generalitat durante estos años". "Se tiene que tener mucho veneno en el alma y fanatismo separatista para escribir de manera tan mezquina sobre la muerte de una persona. Sea o no el Fiscal General del Estado", ha señalado García Albiol.

¿Ejemplar jurista o primer fiscal reprobado?

Diferentes miembros del Gobierno, de la judicatura, la abogacía y la Fiscalía han publicado mensajes de condolencias en los que ensalzan la gran labor de Maza al frente de la Fiscalía, su lucha contra la corrupción y su "independencia". El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también ha destacado su "sereno rigor doctrinal" y su "profesional entrega en defensa del Estado de Derecho".

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General el Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha ensalzado la "firmeza de criterio" y el sentido "patriótico y constitucional" del fallecido fiscal general el Estado.

Sin embargo, pese a su fallecimiento, cabe destacar que Maza ha sido el primer fiscal general reprobado por el Congreso de los Diputados. Todos los partidos, salvo el PP, votaron a favor de su reprobación y pidieron su destitución por “incumplimiento grave y reiterado de sus funciones”.

Un hecho de la máxima relevancia –pues es la primera vez que ocurre desde la recuperación de la democracia tras la dictadura– que la agencia pública de noticias de España, EFE, ha tratado de silenciar al no incluirlo en el primer perfil completo del fallecido que sirvió el sábado y en el que se subrayaba su carácter de "jurista de reconocido prestigio".

Maza siempre defendió a Moix,  a quien nombre exfiscal jefe anticorrupción y que tuvo que dimitir

No fue hasta más de una hora después de publicar el perfil ─titulado "Maza, el fiscal superior que enfrentó la crisis independentista catalana"─ cuando la agencia envió una "actualización" en la que añadía en el penúltimo párrafo que "también ha sido el primer fiscal general reprobado por el Congreso de los Diputados y lo fue por su actuación en la investigación del caso Lezo".

Frente a quienes destacan su "gran labor" contra la corrupción, hay que señalar que Maza nombró a Manuel Moix (también reprobado después por el Congreso) como jefe de la Fiscalía Anticorrupción, y defendió su labor hasta el final pese a que tuvo que dimitir solo tres meses después cuando se descubrió que era propietario, junto a sus hermanos, de una empresa radicada en Panamá, lo que generó un aluvión de críticas de la oposición política.

Pero Moix también estuvo detrás de numerosas irregularidades en la investigación del caso Lezo, en el que están implicados ex altos cargos del PP de Madrid, empezando por el expresidente de la Comunidad Ignacio González.

La última polémica de Maza fue a cuenta de las querellas de la Fiscalía contra el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell. Una querella que la Fiscalía facilitó a los medios de comunicación con un epígrafe en metadatos que rezaba: "Más dura será la caída".

El cerco de Maza a la libertad de expresión

Por otra parte, la Fiscalía de Maza ha pasado a ser conocida incluso a nivel internacional por la cantidad de denuncias contra tuiteros por mensajes como los que ahora va a perseguir Zoido sobre su muerte. Entre 2016 y 2017 han sido juzgadas en España más de 50 personas por delitos de incitación al odio o enaltecimiento al terrorismo.

Destacan las condenas a prisión de Cassandra o del cantante César StrawBerry, y el debate sobre la escasa libertad de expresión en España ha sido una constante en los últimos dos años, tanto a nivel mediático como entre los propios juristas.