Público
Público

Dos mujeres que no siempre reman juntas

Dirigentes del PP creen que hay una lucha soterrada de poder entre la ‘número dos' del partido y la portavoz en el Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:


Las dos muujeres de confianza de Rajoy. MARTA JARA

Hace una semana, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró en una entrevista en El País que los críticos de su partido eran 'unos cobardes anónimos' que se dedicaban a 'remar en contra'. Pocos días después, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, defendía en ABC que entre los suyos había 'mucha gente' que remaba 'con muchas ganas'.

En su momento, las palabras de De Cospedal cayeron como un jarro de agua fría en el partido. Y no sólo entre los que se dieron por aludidos. Para varios dirigentes fue un ejemplo 'de su falta de mano izquierda'. 'Su papel es enfriar los ánimos, no calentarlos', señalaba un diputado.

Pero las afirmaciones de Sáenz de Santamaría, aunque fueran más conciliadoras, tampoco pasaron desapercibidas. No llegaban en buen momento, después del malestar que se había generado en el Grupo Parlamentario por el 'toque de atención' que su portavoz les había dado por el tema del absentismo. A más de uno le sonó a que ahora hacía 'demasiado por arreglarlo'.

En cualquier caso, el cruce de declaraciones entre las dos mujeres de confianza de Mariano Rajoy en el partido, es para algunos dirigentes del PP la prueba de que entre ambas existen ciertas diferencias y que les cuesta ponerse de acuerdo porque, a su juicio, lo que tenían que hacer era 'desterrar para siempre todo aquello que sirva para atizar la crisis interna que vive el partido desde el 9-M'.

Desde el XVI Congreso del PP, celebrado el pasado mes de julio, se viene hablando de su supuesta rivalidad. Pero, por aquel entonces, los rumores no iban más allá de malintencionadas apreciaciones sobre su valía. Poco después había quien resaltaba sus supuestos 'piques' en su afán por saber quién contaba con más confianza por parte de Rajoy.

Cuando arrancó el curso político se reactivó la comidilla. La propició una imagen: la de la secretaria general en la bancada del Grupo Popular, en medio de la portavoz y de Rajoy. De Cospedal, como senadora, tenía derecho a estar sentada allí pero hubo quien hizo otra lectura. Algunos interpretaron que trataba de desplazar a Sáenz de Santamaría y que le quería dejar claro el lugar que le correspondía a cada una.

Porque aunque De Cospedal es la número dos del partido, hay quien piensa que esa plaza la ocupa realmente la portavoz porque lleva más años trabajando junto a Rajoy y porque sobre ella recae una responsabilidad mayor.

Cuentan que una de las cosas que el presidente del PP no quiere es que en esta legislatura se repita la brecha que hubo entre el partido y el Grupo en la época de Ángel Acebes y Eduardo Zaplana. Por eso, desde el inicio, decidió que en esta etapa la iniciativa de la oposición descansara fundamentalmente sobre la labor parlamentaria, mientras el partido se centraba en la reorganización territorial y en las citas electorales. Pero el día a día ha roto algún que otro esquema y desde la sede nacional también reclaman su espacio y protagonismo. Y por eso, según algunos miembros del PP, la lucha entre ambas está en ver 'quién tiene mayor proyección mediática'.

Ellas niegan cualquier enfrentamiento. Fuentes cercanas a la portavoz están 'hartas' de esta 'gran mentira'. En el entorno de la secretaria general no quieren concederle un minuto a algo 'completamente falso' cuando hay tanto 'por lo que trabajar'. Sus respectivos colaboradores creen que sólo se dice que hay una lucha soterrada de poder sólo se hace con el ánimo de dañar su imagen y la del PP porque su relación es más que “correcta”. Si hay celos o no, el tiempo lo dirá.