Publicado: 25.11.2013 07:00 |Actualizado: 25.11.2013 07:00

"La municipalización de los servicios públicos es una garantía de calidad y de empleo digno"

Del Olmo lamenta "el acomodamiento de la izquierda" y "la falta de ambición y de movilización" para gobernar Madrid, la ciudad que ahora está en manos de la derecha de Ana Botella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Asegura que la presentación de su candidatura "no es la respuesta" al balance de la gestión de Jaime Lissavetzky al frente del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid. Pero lo cierto es que Enrique del Olmo, sociólogo y aspirante a las primarias del PSOE para la Alcaldía de la capital, plantea un plan de oposición radical para hacer frente a la hegemonía de la derecha encarnada por la actual alcaldesa, Ana Botella. Él, que se ha propuesto ser el regidor que encauce las reivindicaciones de los movimientos sociales, presenta oficialmente su plataforma y su candidatura, Gana Madrid, esta misma tarde en un acto que tendrá lugar a las 19.00 horas en el Círculo de Bellas Artes. 

¿Qué puede aportar una persona como usted a una ciudad como Madrid?

Un cambio profundo a la forma de concebir la ciudad y la apuesta por desarrollar las enormes potencialidades que tiene Madrid. Hay que situar en primer lugar a las personas, a la respuesta no sólo a sus necesidades sino a su mismo protagonismo. Las nuevas formas de gobierno de lo local pasan por la participación y la aportación impresionante que puede hacer la inteligencia colectiva que existe y que no sólo es olvidada sino despreciada, al considerarse la ciudad sólo como una mercancia y una fuente de negocio de unos pocos

Habla de desarrollar el potencial de la ciudad, de superar la tristeza que según usted padece Madrid. Dígame con qué medidas concretas podrían conseguirse ambos objetivos.

En primer lugar convocando a la ciudadanía para hacer una ciudad entre todos y todas, en segundo lugar convirtiendo en transparente lo que hoy es opaco y oculto en la gestión de la ciudad, en tercer lugar apostando por el entorno urbano como lugar de convivencia, y en cuarto lugar impulsando la cultura y la innovación, toda la capacidad que anida y que está sepultada bajo una losa de incompetencia y de intereses privados.

Critica también la obsesión externalizadora de la actual administración. ¿Se compromete a municipalizar aquellos servicios externalizados?

La obsesión por la privatización, dejemonos de eufemismos como la externalización, parte de considerar al municipio como una fuente de negocio y además de unas pocas empresas casi oligopólicas. Para mí los servicios deben tener en primer lugar a los ciudadanos y la municipalización es en muchos caso no sólo garantia de calidad sino también de empleo digno y de economía para los recursos públicos.

El conflicto de los limpiadores, ¿se hubiera solucionado municipalizando el servicio?

En primer lugar hay que saludar el triunfo de los trabajadores de la limpieza y de la jardinería. Es un ejemplo para tantos otros que van a ser agredidos en los próximos meses. En este conflicto todo ha sido mal hecho, no sólo por incompetencia sino por objetivos politicos y económicos. En los últimos años el servicio se había ido deteriorando y ya antes de la huelga era malo (la suciedad había sido denunciada desde mucho antes de la huelga), los pliegos de contratación eran escandalosos, sin protección del empleo, sin control de calidad y con bajadas temerarias de precios (una práctica muy habitual en las actuales formas de contratación bajo las directrices de Montoro). Además, se dice que la limpieza no es responsabilidad municipal, se busca criminalizar a los trabajadores y enfrentarlos a la población y por último se utiliza para intentar quebrar el derecho constitucional a la huelga. Nada de esto hubiese sucedido en un servicio bajo el control municipal.

Madrid es una ciudad de derechas según los resultados electorales de los últimos veinte años. ¿Cómo hacer que cambie?

Eso no está tan claro y hay momentos electorales donde la izquierda ha sido mayoría (2004). Pero la clave no está en la calificación sociopolitica de la ciudad, sino en el acomodamiento de la izquierda y en la falta de ambición y de movilización alrededor de ganar la ciudad. Los madrileños han echado de menos una apuesta decidida y sostenida en el tiempo para vencer a la derecha. El PP no dudó en mover a Gallardon de lugar para evitar la derrota y en breve veremos cómo se produce esta discusión en la derecha ante el deterioro enorme de la opción Botella.

¿Por qué será mejor su candidatura que la que presentó Jaime Lissavetzky, actual portavoz del PSOE en el ayuntamiento y su probable contrincante en las primarias?

No es cuestión de mejor o de peor. Mi candidatura avanza unas líneas que pienso que responden mejor a las condiciones actuales para ganar Madrid, con un alto grado de movilización social y una importante desafección hacia la política "clásica". En ese sentido el proyecto Gana Madrid parte de esas premisas y propone tres grandes rubros: Plantea, por un lado, la alianza de la izquierda y los movimientos sociales para lograr una mayoría progresista en el Gobierno de la ciudad, generando la posibilidad y la ilusión de que esto sea así. Además exige primarias abiertas a la ciudadanía como expresión de la voluntad del PSOE de abrir a su toma de decisiones a los madrileños, sin barreras (avales excluyentes) ni padrones restrictivos (sólo el padrón electoral y convocatoria a dos vueltas). Por último quiere un Madrid donde las personas son el centro de la acción del ayuntamiento y un ayuntamiento motor y facilitador de la innovación económica y la creación cultural

¿Qué se ha hecho mal por parte del equipo de Lissavetzky para que quiera sustituirle?

Yo pienso que los compañeros del grupo municipal y tambien los vocales vecinos de todos los distritos han realizado un trabajo importante para que la ciudad de Madrid sepa el desastre de la gestión del equipo Gallardon-Botella. Eso es un valor con el que contamos, así como en avanzar propuestas que hubiesen mejorado la situación de los madrileños. Mi presentación no es la respuesta a un balance del equipo actual.

¿Ha hablado usted con él? ¿Qué le ha contado sobre las inteniones que tiene usted?

Todavía no he hablado, pero desde luego que mi intención es compartir mis planes y mi visión.

¿Tiene el apoyo del líder de su partido en la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, para su candidatura?

Tomás me ha dado su opinión franca sobre mi decisión política, desde el más absoluto respeto, a la vez que ha manifestado como es publico y notorio su compromiso con las primarias y las garantias de igualdad de condciones en el momento que dichas primarias sean convocadas.

¿Quiénes son sus escuderos? ¿Quién le apoya? ¿Podría darnos algún nombre conocido de quien le respalde?

Son muchos y muy valiosos compañeros y compañeras que de forma decidida me han apoyado y han generado conmigo esta iniciativa colectiva en un gesto de generosidad y compromiso enorme. No es el momento de nombres pero sí puedo decir que hay un importante conocimiento político, profesiónal, de gestión pública y privada y sobre todo de valores que me hacen sentirme enormemente respaldado. Suena raro en nuestra cutura politica última que sin nombres conocidos como bandera se puedan impulsar nuevas iniciativas, pero estoy convencido de que hay un extraordinario capital humano que debe expresarse por sí mismo y no detrás de un nombre.

Susana Díaz habla de la necesidad de renovar el partido, en todo los niveles. ¿Considera usted imprescindible para ello renovar a Rubalcaba?

Es una evidencia la necesidad de renovar el partido tanto en la política como en su estructura y relación con la ciudadanía y en la generación de un liderazgo individual y colectivo creíble para la sociedad.