Publicado: 26.10.2016 19:24 |Actualizado: 26.10.2016 19:24

Municipios por la independencia crean una entidad por si el Estado decidiera intervenir la autonomía

Una asamblea de cargos electos se encargaría de garantizar la culminación del proceso soberanista y la convocatoria de un referéndum

Publicidad
Media: 2
Votos: 3
Comentarios:
La ejecutiva de la Associació de Municipis per la Independència ha aprobado este miércoles iniciar el proceso para la creación e impulso de la Asamblea de Electos de Cataluña (AECAT). / AMI

La ejecutiva de la Associació de Municipis per la Independència ha aprobado este miércoles iniciar el proceso para la creación e impulso de la Asamblea de Electos de Cataluña (AECAT). / AMI

BARCELONA-. La Associació de Municipis per la Independència (AMI), que agrupa a cerca 800 gobiernos municipales y entidades locales de Catalunya, ha decidido poner en pie una asamblea de cargos electos con la finalidad de contar con un organismo que pueda sustituir a las instituciones catalanas que eventualmente pudieran quedar anuladas en el caso de que, durante la recta final del proceso hacia la independencia, el Estado decidiera intervenir la autonomía.

Este organismo, la AECAT, estaría formado por concejales, diputados al Parlament y al Congreso de los Diputados, senadores y eurodiputados.



Por el momento, la AMI se ha limitado a realizar un llamamiento a 9.283 cargos electos catalanes a facilitar la creación de una base de datos, abierta a todo aquel que voluntariamente quiera quedar registrado, sea cual sea su ideología. A los inscritos se les hará llegar un carné acreditativo de pertenencia a la AECAT.

Las funciones precisas de este organismo no se han dado a conocer por razones de prudencia, pero los promotores sí han asegurado que se trata de garantizar que culmine el proceso hacia la independencia y que se pueda convocar y organizar un referéndum de autodeterminación.

“Los hechos serán los que condicionen las tareas y acciones que se han de llevar a cabo”, ha afirmado la presidenta de la AMI, Neus LLoveras. Por ahora se limitan a explicar que “si el proceso democrático se encuentra en duda o queda interrumpido o bloqueado, los cargos electos tienen la obligación de garantizarlo y estarán en disposición y preparados para actuar”.

La AMI ha presentado su iniciativa al Govern de la Generalitat y a los partidos representados en la ejecutiva de la propia asociación, como PDECAT, ERC y CUP.