Publicado: 29.04.2014 12:56 |Actualizado: 29.04.2014 12:56

Navarro culpa a Rajoy y a Mas de alentar el puñetazo que recibió

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con evidentes rasgos de preocupación, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha viajado este martes a Madrid dos días después de ser víctima de la agresión de una mujer durante una celebración de carácter personal que tuvo lugar el domingo en su localidad natal de Terrassa (Barcelona). Y allí, el líder de los socialistas catalanes ha puesto nombres y apellidos a los responsables del clima de crispación que según él ha propiciado ese puñetazo que encajó antes de ayer: los del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el president de la Generalitat catalana, Artur Mas. 

En declaraciones a los medios a las puertas del Congreso de los Diputados —donde ha mantenido un encuentro con los parlamentarios del PSC— Navarro ha asegurado que "no puede ser que Mas y Rajoy coincidan en un acto en Barcelona y que sean incapaces de saludarse". Se refería al Foro de Marcas que se celebró en la capital catalana el pasado jueves, y al que ambos mandatarios asistieron si bien no al mismo tiempo. A juicio del líder de los socialistas catalanes el "ejemplo" de ellos dos, "cuando llega a la ciudadanía, se transforma en más confrontación". 

Por eso Navarro ha vuelto a hacer un llamamiento "a la calma y al diálogo" y una vez más ha considerado que la agresión que recibió el domingo es "un síntoma" o "una anécdota" de la "situación de tensión, de crispación y de confrontación" que se vive en Catalunya. En ese sentido ha vuelto a reivindicar la propuesta conjunta que mantienen socialistas catalanes y españoles respecto a la reforma federal de la Constitución.

Preguntado respecto a la posibilidad de que el puñetazo del domingo no tuviera nada que ver con el debate soberanista sino que fuese fruto de una vieja rencilla local relacionada con su etapa como alcalde de Terrassa, Navarro ha considerado "indignante" que "la persona que recibe la agresión sea justamente la persona que sea sospechosa". "Cuando en un país democrático se convierte en sospechoso al agredido, se condena la agresión pero se añade un 'pero', es que las cosas no van bien", ha remachado.

El líder del PSC ha recordado que ya ha presentado una denuncia ante los Mossos d'Esquadra y ha recordado que ha recibido el apoyo de numerosas personalidades políticas tanto de Catalunya como del resto del Estado. Así, ha asegurado que nada más producirse la agresión se pusieron en contacto con él desde la conselleria de Interior de la Generalitat, que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, también le trasladó su respaldo esa misma tarde y que al día siguiente, el propio Mas le escribió un mensaje para solidarizarse con él. En todo caso, ha considerado que "los partidos que han efectuado una condena con matices no son de recibo". 

Respecto a la posible escisión del PSC, una posibilidad con la que trabajan ya desde los sectores críticos del partido —que tal y como adelantaba Público se han dado un mes de plazo para decidir si se quedan o si se van— Navarro ha dicho que entiende que dentro de su formación "haya sectores que se hayan convertido en independentistas", pero ha querido destacar que el de los socialistas catalanes es un partido "socialista, catalanista y de izquierdas". "Estoy convencido de que todas aquellas personas que comparten los valores del PSC van a continuar trabajando en el PSC", ha zanjado.