Publicado: 17.11.2013 11:34 |Actualizado: 17.11.2013 11:34

Navarro recuerda a los críticos la "obligación moral" de respetar a la mayoría

El Consell Nacional del PSC, convocado para definir la postura del partido sobre la consulta soberanista, arranca con más de una hora de retraso ante la división con los críticos, que quieren votar una resolución diferente a

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PSC, Pere Navarro, ha recordado hoy al sector crítico del partido la "obligación moral y democrática" de respetar las decisiones tomadas por amplia mayoría por los militantes, y ha rechazado el "ruido permanente" porque resta credibilidad a un proyecto que debe ser "firme".

Navarro ha abierto con estas palabras el Consell Nacional extraordinario del PSC, convocado para definir la postura del partido sobre la consulta soberanista, que ha arrancado con más de una hora de retraso ante la división con los críticos, que quieren votar una resolución propia diferente a la propuesta de la dirección.

Por el contrario, varias fuentes próximas a la dirección han indicado que se sienten muy cómodos con el texto que propone a votación el primer secretario del partido, Pere Navarro, después de que el partido haya marcado distancias con el acuerdo que CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP alcanzaron el pasado lunes sobre cómo llevar el debate soberanista en el Congreso.

La polémica empezó tras la Conferencia Política del PSOE del pasado fin de semana, ya que los críticos consideran que la dirección del PSC se ha alejado del derecho a decidir para abrazar las tesis del partido de Alfredo Pérez Rubalcaba. Además, la dirección del PSC rechaza pedir al Congreso un aval a la consulta a través del artículo 150.2 de la Constitución —la vía que defienden CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP—, mientras los críticos piensan que los socialistas no deben descolgarse de esta opción.

Navarro dice que cualquier avance sobre la consulta tiene que llegar de un "acuerdo previo" entre los gobiernos catalán y español, mientras que los críticos piensan que, ante la negativa de Madrid de negociar la consulta, sumarse a la vía del 150.2 es una buena alternativa. No es la primera vez que Navarro lleva el debate soberanista al Consell Nacional, donde siempre ha ganado las votaciones sin dificultades, demostrando que los críticos tienen peso en la Ejecutiva y resonancia en los medios pero no demasiados apoyos internos.

Los críticos, por contra, critican que Navarro someta las decisiones a este órgano del partido, ya que considera que de nada sirve el aval de los "cuadros del partido" si la decisiones suponen, a su juicio, alejarse del sentimiento mayoritario de la sociedad.