Publicado: 07.05.2014 07:00 |Actualizado: 07.05.2014 07:00

"Ni de coña volvería a llamar puta a Cifuentes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras dos años de espera y una condena de una indemnización de 1.000 euros a la delegada del Gobierno en Madrid, el usuario de Twitter @ximicomix lo tiene claro: "ni de coña volvería a llamar puta a Cifuentes".

El joven insultó a Cifuentes a través de la red social en mayo de 2012, a raíz de la represión policial que se dio en el aniversario del 15-M de ese año. Eso le costó una denuncia por parte de la delegada del Gobierno, que pedía cuatro años de cárcel para él.

Ahora, ha sido condenado por injurias e incitación a injurias a pagar una indemnización de 1.000 euros a Cifuentes, una multa de dos euros al día durante cinco meses y publicar la sentencia en sus perfiles de Twitter y Facebook para, seguidamente, cerrar las cuentas.

"Más que un juicio, ha sido un acuerdo de ambas partes", afirma. Se ha disculpado y rectificado en persona, y considera que "ha sido extraño y un poco absurdo, dos años de esperar y de temer por esta tontería, como si no hubiera asuntos más importantes, pero la mujer estaba en su derecho".

Tweets de @ximicomix una vez dictada la sentencia. TWITTER

El chico asegura que tuvo muchos problemas a raíz de su insulto a Cifuentes. Además de la propia denuncia y la posibilidad de cárcel, cuenta que "le imputaban inducción a amenazas con las que no tiene nada que ver". "Existen formas más inteligentes y efectivas de luchar contra lo que creemos injusto", afirma.

Remarca que rectificó y que pidió disculpas en su blog. "Uno de los colectivos que más se ha cebado conmigo, y con toda la razón del mundo, es el feminista, y eso es algo que me duele muchísimo".

Cifuentes declaró el pasado 30 de abril que emprendería acciones legales contra los insultos y amenazas que, aunque no tienen nada que ver con @ximicomix, sigue recibiendo por Twitter. "Yo voy a poner en marcha todos los mecanismos legales que tengo a mi alcance. Tengo que pensar si será una denuncia o una querella, pero, en todo caso, sí voy a iniciar acciones legales", según recogía Europa Press.

"Yo soy usuaria de redes sociales, desde hace mucho tiempo, creo además que son un instrumento para comunicarte con los ciudadanos, pero desde el minuto que me nombraron delegada del Gobierno yo no he dejado de recibir amenazas muy graves", recalcó.

Esto ocurre poco después de que la Guardia Civil detuviera a veinte personas el pasado 28 de abril por "enaltecimiento del terrorismo" en Twitter y Facebook.