Público
Público

Manifestación jueces y fiscales "No es admisible que los corruptos tengan más medios para eludir la justicia que los que tenemos en los juzgados"

Cientos de jueces y fiscales se concentran en el Ministerio de Justicia para exigir la dimisión del ministro, Rafael Catalá, y conseguir una mayor independencia judicial y una mejora en sus condiciones laborales.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5

Manifestación de jueces y fiscales/EFE

Cientos de jueces y fiscales se han agolpado frente a la puerta del Ministerio de Justicia para exigir la dimisión del ministro de Justicia, Rafael Catalá, con el fin de conseguir una mayor independencia judicial y una mejora en sus condiciones laborales, después de la polémica por las últimas declaraciones de Catalá respecto al juez del voto particular de la sentencia de La Manada.

Los jueces y fiscales de España han continuado hoy con la hoja de ruta trazada por las asociaciones de ambas carreras, después de realizar varios paros parciales para reclamar una mejora del sistema de digitalización y conseguir "una justicia del siglo XXI" porque "no es admisible que los corruptos tengan más medios para eludir la justicia que los que tenemos en los juzgados, masificados de papel sin instrumentos virtuales que nos permitan hacer nuestro trabajo", considera Joaquín Bosch.

A gritos de "Catalá dimisión" y "más independencia judicial" los cientos de manifestantes protestaban para conseguir "una justicia de calidad". Desde el ministerio fiscal exigen más autonomía: "Queremos más independencia presupuestaria y de organización", afirma Emilio Fernández, portavoz y presidente de Unión Progresista de Fiscales, quién considera que "la justicia no busca la independencia de los jueces y fiscales".

Apuntan que los 12 miembros del Consejo del Poder Judicial al final deben su cargo a los partidos políticos: "Somos un poder gobernado a través de un consejo general del Poder Judicial nombrado por los partidos políticos”, asiente Carrillo.

"Somos un poder gobernado a través de un consejo general del Poder Judicial nombrado por los partidos políticos"

Ambos colectivos han reclamado la falta de medios para realizar su trabajo. Además, quieren que se amplie el número de plazas de oposiciones: "La raquítica convocatoria de oposiciones de 100 plazas no cubre ni las bajas”, sostiene Fernández. También exigen la modificación del sistema de guardia: "El sistema de guardia es anticuado, llegan a pagar 50 céntimos la hora".

“Es producto de décadas de desidia del poder político hacia la justicia", dice Bosch. Coinciden en que se trata de una situación intolerable, "una justicia totalmente ignorada desde hace tiempo" considera Fernández. Según Bosch, España se encuentra a la cola de Europa de jueces por habitantes y también en inversión de justicia. “A los políticos no les ha interesado que el servicio funcione de manera eficaz”.

Cartel en la manifestación de jueces y fiscales/EFE

Sentencia de 'La Manada'

Los manifestantes coinciden en que el cese de Catalá debe ser "inmediato" porque "puede criticar la resolución desde un punto jurídico, pero nunca para descalificar a los magistrados firmantes de una resolución", afirma Fernández. Los jueces consideran que Catalá "tiene bastantes cuestiones que debería atender y se ha extralimitado a invadir competencias".

Otros jueces, como Andrés Carrillo, se atreven a tachar las palabras del ministro como "delictivas". También han reprochado al ministro de Justicia no haber aplicado las reformas necesarias para que esta conducta fuese considerado violación: “No es aceptable que no haya practicado las reformas necesarias para que esta conducta fuera calificada como violación. Pero que encima no asuma su responsabilidad y la desvíe, insinuando que un juez tiene una perturbación mental, es muy reprochable”, lamenta Bosch.

Han reclamado una mejora de sus condiciones laborales: “Los jueces no podemos seguir con esta carga de trabajo, no tenemos ni mañana ni tardes ni noche”. Aun así, Carillo afirma que "nosotros estamos aquí por todos los ciudadanos" porque lo que "nos preocupa es que haya una justicia independiente y de calidad y que un juez pueda resolver su caso con tiempo". Por todas estas razones los jueces y fiscales se han concentrado a las puertas del ministerio: "Seguimos protestando y el 22 de mayo vamos a ir a la huelga".