Publicado: 07.02.2014 12:59 |Actualizado: 07.02.2014 12:59

No habrá vídeo de la declaración de la infanta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha confirmado que la declaración de la Infanta Cristina sea grabada únicamente en audio, tras desestimar los recursos interpuestos contra esta decisión por parte del sindicato Manos Limpias, y del exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, que solicitaban que también fuera registrada en vídeo. El magistrado niega que con ello se dé un "trato privilegiado" hacia la hija del Rey.

"No es de recibo que lo que cada parte ha tenido la posibilidad de obtener del Juzgado en el pasado y a buen seguro que lo tendrá en el futuro se torne en escandaloso privilegio sólo porque le haya sido concedido a la única parte que lo interesó y ésta tenga cierta relevancia social y posicionamiento institucional que para la cuestión que se ha resuelto no vienen al caso", afirma el juez.

Castro explica en su auto que no existe ninguna norma que autorice lo decidido, pero señala que "tampoco la hay que lo desautorice", y añade que la ley no establece de manera obligatoria que las declaraciones de testigos o imputados en instrucción sean necesariamente grabadas en formato audiovisual.

El juez recuerda en su auto que las declaraciones del caso Nóos empezaron a grabarse en vídeo a partir de 2012 a petición de la defensa de Torres porque representaba una mayor fidelidad para documentarlas, "una muy superior agilidad y espontaneidad en su práctica". Hubo tres imputados, Iñaki Urdangarin y Marco Antonio y Miguel Tejeiro, que pidieron que no se grabaran sus declaraciones en los juzgados en febrero de 2012 "en atención a la tutela del derecho a su imagen" y Castro accedió a ello.

El juez ha confirmado su decisión del pasado 28 de enero por la que aceptó la petición de la defensa de la infanta de que solo sea grabada en audio y acordó que no se entregará copia de ella a ninguna de las partes personadas, aunque sí su transcripción escrita cuando se haya llevado a cabo.

Por otra parte, el juez ha rechazado la petición de la Fiscalía y de Manos Limpias de que se agruparan en la acción penal las dos entidades autorizadas para ejercer la acusación popular, Manos Limpias y el Frente Cívico Somos Mayoría. El fiscal pidió esa agrupación para evitar una "previsible grave demora" en la causa. El magistrado ha denegado que Manos Limpias ejerza la representación y dirección técnica de la acusación popular en esta causa por considerar que ambas entidades están "abiertamente enfrentadas" por diferencias irreconciliables. El juez accedió el pasado 30 de enero a que la asociación Frente Cívico Somos Mayoría (FCSM), que promueve el exlíder de IU Julio Anguita, se personara como acusación popular.

Vista de la sala F del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, donde prestará declaración la infanta ante el juez Castro. REUTERS

Los Juzgados de Palma de Mallorca han habilitado una de sus salas de vistas, en la segunda planta del edificio de la Vía Alemana, para la declaración de este sábado de la infanta ante el juez  Castro. La duquesa de Palma se someterá a las preguntas que le realizará el magistrado y el resto de partes sentada en una butaca antigua, tapizada de terciopelo rojo, frente a un estrado sobre el que destaca una fotografía de su padre el Rey. A lo largo de la mañana se ha permitido a los medios gráficos tomar imágenes de la sala, que es la misma en la que el duque de Palma declaró por primera vez en 2012.

La habitación, de unos 50 metros, cuenta con unos estrados antiguos donde se situarán las diferentes partes que intervengan en el interrogatorio. Cristina de Borbón tendrá frente a ella al juez Castro, que estará acompañado por la juez de apoyo de su juzgado María Pascual y por la secretaria del mismo, Lourdes Peña.

En el estrado situado a la derecha de la hija del rey, que cuenta con cuatro butacas también tapizadas de rojo, se situarán el fiscal Pedro Horrach; las letradas de la Abogacía del Estado y de la Comunidad de Balerares, Dolores Ripoi y Antonia Perelló, respectivamente; y en una cuarta silla sobrante podrán turnarse los letrados de la acusación popular, ejercida por Manos Limpias y recientemente también por el Frente Cívico Somos mayoría. Frente a este estrado, a la izquierda de la infanta, se reservarán dos de los tres asientos para la defensa de la Infanta y el último se lo irán turnando los letrados que participen en ese momento del interrogatorio.

Detrás de la hija del Rey se sentarán el resto de abogados, puesto que las representaciones letradas son un total de 41 aunque no todas tienen previsto acudir al trámite procesal que se celebrará mañana. Existen ocho filas de bancos para poder alojarles.

Además, y a petición de la defensa, la Infanta podrá contar con una sala para descansar durante los recesos, que es anexa a la del interrogatorio y que habitualmente utiliza el secretariado del Juzgado de Instrucción número 7.