Publicado: 04.11.2015 23:23 |Actualizado: 05.11.2015 07:05

"En Podemos no hay cisma ni crisis: somos la segunda fuerza de Euskadi"

El responsable vasco de este partido, Roberto Uriarte, revela a Público que en las últimas horas se ha alcanzado un acuerdo con la dirección estatal para resolver sus diferencias. “Pablo Iglesias nos ha expresado su apoyo”, sostiene.

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5
Comentarios:
El secretario general de Podemos en Euskadi, Roberto Uriarte. Foto: EFE

El secretario general de Podemos en Euskadi, Roberto Uriarte. Foto: EFE

BILBAO.- Pocos días después de que una encuesta del Gobierno Vasco le situase por encima del PSE y con la misma estimación de escaños que EH Bildu, Podemos ha quedado en la mira de los medios de comunicación vascos por un motivo muy diferente a su creciente respaldo de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre. En las últimas horas, todas las crónicas hablan de una fuerza política fracturada, con dos almas irreconciliables dentro. Según Roberto Uriarte, responsable de este partido en el País Vasco, se trata de una teoría “magnificada” e “interesada”, fomentada por determinados partidos políticos y sus correspondientes medios de comunicación.

Este profesor universitario reconoce que existen algunas diferencias internas en torno a la elaboración de las listas al Congreso y al Senado para el 20-D. Así quedó comprobado en el comunicado dado a conocer al filo de la medianoche del martes por el Consejo Ciudadano de Podemos en Euskadi, luego de que en horas de la mañana se suspendiese una rueda de prensa en la que se iba a tratar este mismo asunto. En su nota nocturna, la formación morada se refería a las” dificultades” existentes en la “política de pactos y en la elaboración de candidaturas”.



“Teníamos un compromiso verbal de que los candidatos de la lista de Pablo Iglesias no iban a optar a las plazas vascas sin consenso de la organización en Euskadi, un compromiso que no se está respetando, ya que los precandidatos actúan de facto como candidatos definitivos sin esperar al cierre del proceso de negociación de pactos y elaboración consensuada de las listas definitivas”, precisó la dirección de Podemos en el País Vasco. Además, lamentó que “ninguno de los principales líderes estatales ha visitado aún Euskadi”, con excepción de Juan Carlos Monedero, quien sí ha participado en varios actos realizados en este territorio.

Mientras la mayoría de los medios de comunicación empleaban términos como “cisma” o “ruptura” para referirse a Podemos, Público habló directamente con Uriarte.

¿Qué está pasando en Podemos Euskadi?

Dentro de Podemos hay dos sensibilidades. Si bien todos coincidimos en el concepto de plurinacionalidad, en el día a día ocurre que, muchas veces, se sigue con rutinas que no son acordes con ese principio. Son rutinas de tipo jerárquico, no consensuado, que generan algunas divergencias. En cualquier caso, no hay un elemento importante de disenso, sino una suma de pequeños elementos que en un momento determinado ha provocado cierto desasosiego entre las bases. Por otra parte, también hay una solicitud de la dirección vasca de buscar consensos y llegar a acuerdos con la dirección estatal.

"Nosotros estamos firmemente alineados con el proyecto de Pablo Iglesias, pero creemos que algunas rutinas que se están dando no son buenas para la organización"

¿Esas “dos sensibilidades” de la que usted habla están enfrentadas en Euskadi?

Bueno, sí es verdad que hay un sector crítico, pero las dificultades que tenemos en este momento son algunos desacuerdos entre la dirección vasca y la dirección estatal. Nosotros estamos firmemente alineados con el proyecto de Pablo Iglesias, pero creemos que algunas rutinas que se están dando no son buenas para la organización. La forma en que se hicieron las primarias, con una circunscripción única a nivel de todo el Estado, de manera que los representantes vascos podían ser elegidos con votos de Alicante o Canarias, no era una forma adecuada, y eso está generando una serie de dificultades. De todas formas, la dirección estatal nos ha pedido disculpas por lo que ha sucedido hasta ahora, nos ha enviado una propuesta de consenso y nos ha dicho que Euskadi no había sido suficientemente atendida.

¿Cuándo ha ocurrido eso?

Entre ayer (martes) y hoy (miércoles). También nos han dicho que nos vamos a reunir y que, a partir de ahora, todas las propuestas que afecten a Euskadi se van a consensuar. Además, los líderes van a venir a Euskadi y se van a involucrar en nuestra problemática.

¿Ha hablado últimamente con Pablo Iglesias?

Suelo hablar habitualmente con él. La última vez fue hace unas dos semanas, en un consejo estatal. Tenemos muy buena sintonía.

¿Iglesias está al corriente de la situación interna en Euskadi?


Sí, está al corriente de todo. De hecho, nos ha expresado su apoyo, nos ha dicho que en cuanto pueda vendrá a Euskadi e intentará reforzar la relación entre la dirección estatal y la dirección vasca.

"Cada vez que había un pequeño disenso, parecía que Podemos iba a desaparecer. El caso es que ya han pasado ocho meses, y hemos pasado de ser la quinta fuerza a ser la segunda"

Determinados medios de comunicación han planteado la situación interna de Podemos en Euskadi como si fuera una guerra. ¿Esto es así?

Si revisamos la hemeroteca, prácticamente desde que se constituyó Podemos en Euskadi han hablado muchas veces de cisma, de crisis… Cada vez que había un pequeño disenso, parecía que Podemos iba a desaparecer. El caso es que ya han pasado ocho meses, y hemos pasado de ser la quinta fuerza a ser la segunda. Perdóneme la broma, pero si seguimos con una crisis tan fuerte, probablemente seremos la primera fuerza a corto plazo. Todo esto denota que Podemos es un partido muy transparente, en el que cualquier tipo de desacuerdo, en lugar de camuflarse, se discute y se intentan alcanzar soluciones.

¿Cree que hay una campaña contra Podemos en Euskadi?

Lo que está claro es que cualquier mínimo desacuerdo, en vez de entenderse como una sana pluralidad, se intenta magnificar y presentarlo con palabras muy espectaculares.

¿Quiénes se benefician de esas “magnificaciones”?

Los partidos viejos. No en vano, los medios de comunicación vinculados con esos partidos viejos son los que ponen más fuerza en todo esto. Lo mismo ocurre con aquellos medios que dependen de grandes grupos empresariales y que, de alguna forma, no les conviene un partido como el nuestro, que pretende ser una alternativa a nivel estatal, pero también a nivel de Euskadi. Al fin y al cabo, estamos construyendo una alternativa a medio plazo frente al proyecto hegemónico del PNV.

Por cierto, un periódico estatal lo describía hoy mismo a usted como un hombre “cada vez más solo”.

¿Sí? Pues creo que en realidad es todo lo contrario. Si me permite la comparación, verá que es la misma imagen que algunos medios intentan vender sobre Pablo Iglesias, pero la ciudadanía ya no se lo cree.