Publicado: 07.02.2014 10:10 |Actualizado: 07.02.2014 10:10

"No hay manera de recuperar el poder si no es organizando a los ciudadanos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Cómo conseguir una mayoría social de cambio?

¿Es posible una mayoría social de cambio? Esa era la principal pregunta que estaba encima de la mesa en el debate a seis que se celebró este jueves en el Ateneo de Madrid y que fue organizado por Espacio Público, el foro de debate del diario Público. Y la principal conclusión que se extrajo de la discusión que se prolongó durante cerca de dos horas entre los portavoces de PSOE, IU, Equo, Podemos el Partido X y el Procés Constituent, es que esa voluntad existe por parte de todos ellos pero que en ningún caso será posible lograrla sin la connivencia de los ciudadanos. 

"No hay manera de recuperar el poder si no es organizando a los ciudadanos", resumía durante una de sus intervenciones el secretario ejecutivo de Convergencia Política y Social de IU, Enrique Santiago. Y en esa misma línea se manifestaban sus compañeros de debate en un acto que desbordó la capacidad del Ateneo. El anfiteatro estaba repleto y muchos asistentes se quedaron sentados por los pasillos. Antonio Miguel Carmona, miembro del Comité Federal del PSOE, hablaba así de que el principal reto al que se enfrentan los partidos políticos y las instituciones es "cómo se puede hacer para devolver la política a la gente". En este punto se enmarcan los movimientos sociales, que a juicio de Juantxo López de Uralde, coportavoz de Equo, "tienen que ser sujetos políticos". 

Por eso el principal desafío, el que compartieron todos los intervinientes durante el acto en el que se guardó un minuto de silencio en memoria de Carlos París, que fue moderado por el director de Público, Carlos Enrique Bayo, y se pudo seguir en Público.Tv, lo resumía la activista y representante del Procés Constituent de Catalunya, Esther Vivas: "El reto es convertir la mayoría social, que es la que está sufriendo la crisis, en mayoría política". Esta idea también fue compartida por Sergio Salgado, el representante del Partido X en la mesa, que cuestionó el propio objeto del debate al considerar que "ya hay una mayoría social de cambio" que se expresa en distintas movilizaciones.

Ante este panorama, ¿puede haber estructuras de unidad que empujen en ese camino de cambio, y que permitan expulsar a la derecha y a las políticas de la troika del poder? En este punto sí hubo más discusión. "O nos unimos ahora o nos comen", enfatizaba la secretaria general de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas, Beatriz Talegón, cuya intervención desmarcándose de las posturas oficiales de su partido, el PSOE, despertó la mayor reacción por parte del público en forma de aplausos, principalmente, pero también con abucheos cuando aseguró que sin su formación "este país no tiene nada que hacer".

La unión, en su opinión, debe ser entre la izquierda. "La izquierda es plural pero es de izquierdas. No me valen las mayorías populares o populistas", consideró. Se trataba de una clara alusión a uno de quienes le ha precedido en el uso de la palabra, la cabeza visible de la iniciativa política Podemos, Pablo Iglesias. Durante su discurso, el también presentador de La Tuerka —programa que ha sido la extensión del debate del Ateneo— aseguró que "el debate fundamental no es la unidad de la izquierda, sino la unidad popular" en torno a una serie de principios. 

Aspecto que presentaba ayer el salón de actos del Ateneo de Madrid. M.D.

"Debe haber un pacto ciudadano transversal y de mínimos. Una mayoría social de cambio no puede venir sólo de grupos de izquierda", añadía en la misma línea Salgado, del Partido X. "Los movimientos sociales son el fermento de la unidad popular y de la unidad de la izquierda", añadía por su parte Enrique Santiago de IU. Uralde, que también ha apostado por la unidad de la izquierda, agregaba que "se debe aceptar que la izquierda es plural y que debe haber un respeto entre las distintas formas de expresión". Como ejemplo, él y otros intervinientes mencionaban las mareas ciudadanas. 

Y es que ese, el de las mareas, podría ser a juicio de los participantes un buen punto de partida para darle la vuelta a la situación que pintaba el representante de IU: "Existe lucha de clases y la vamos perdiendo. Las ganan las transnacionales", consideraba.

Hubo, además, dos grandes acuerdos en la mesa del Ateneo de Madrid que fue una prolongación de la ponencia del sociólogo José Luis de Zárraga en Espacio Público. El más palpable fue el de la necesidad de reformar la ley electoral. "Hay que hacer un gran pacto de la izquierda para cambiar la ley electoral", sostenía Talegón provocando el aplauso de sus compañeros de debate y del público que abarrotaba la sala.

Pero el principal punto de encuentro fue, sin duda, la necesidad de responder al retroceso que han supuesto las políticas de la derecha con un blindaje constitucional de los derechos humanos. "¿Estamos de acuerdo con un modelo constitucional que obligue a cumplir los derechos sociales?", se preguntaba Enrique Santiago. A su lado, Carmona, Iglesias, Uralde, Talegón y Salgado, asentían.